Cuando pase el temblor – Después de la Pandemia… la geopolítica se complica

0

*Por Jaime Brito, Vicepresidente de Stratas Advisors.

Como lo mencionábamos a principios de año en capsulas del mercado internacional, este 2021 pinta definitivamente para una gran volatilidad en los precios del petróleo, gracias a diversos temas relacionados con la recuperación de la pandemia, la reacción de los participantes financieros que compran contratos de futuros de crudo (y generan rallies de precios al alza), las sorpresas relacionadas con las nuevas cepas del virus, entre otras cosas.

Pero la geopolítica internacional también agregará bastante volatilidad al mercado petrolero, y si los involucrados no controlan sus mensajes y reacciones, el impacto en el precio del crudo definitivamente podría ser gigantesco, cierto, beneficiando a exportadores de petróleo, pero también encareciendo tremendamente el costo de la gasolina y diésel para países como México.

Vámonos por partes analizando los focos rojos en la geopolítica mundial para este 2021. Para simplificar el análisis vamos a centrarnos en lo que hemos visto de la estrategia de los Estados Unidos en el poco tiempo de la actual administración.

Reuniendo Vengadores- La Estrategia Hacia China

Durante los últimos años de la administración de Trump hubo diferentes altercados de alto nivel entre China y diversos países, como fue el caso de Australia, Japón o la India, por diferentes conflictos que tenían que ver con reclamos territoriales de hace años (la India declarando que China había invadido zonas en la frontera que ambos países han reclamado por años, las diferentes actividades de China en el Pacifico como parte de su estrategia para reclamar territorio que actualmente está en manos de diversos países, etc). Algunos de estos altercados de 2018-2020 tuvieron intervención militar e incluso muertos, como fue el caso del conflicto fronterizo entre la India y China.

Y sin embargo la administración Trump no hizo mucho eco de todos esos conflictos que fue teniendo China con otros países, y en cambio se centró en una estrategia uno-a-uno: se impusieron sanciones comerciales y arancelarias a China, se llevaron a cabo ejercicios militares en la zona para desplegar su poderío, etc, pero nada más. El enfoque en esa administración fue fundamentalmente el de emparejar de alguna forma la balanza comercial con el gran país Asiático.

Es interesante ver que a pocas semanas de iniciada la nueva administración, el presidente Biden organizó una reunión con Australia, la India y Japón (lo que en la jerga internacional se le denomino el grupo de los “Quad”, que viene del Quadrilateral Security Dialogue, una iniciativa del 2007) para coordinar esfuerzos y sentar las bases para -así, abiertamente- unirse contra la influencia de China en la zona.

La reunión de los Quad es muy reciente (apenas a inicios de marzo) así que es muy temprano aun para saber la forma específica como China podría responder a cada una de las relaciones con estos cuatro países. Pero, vale la pena ver la forma en que las delegaciones de los Estados Unidos y China interactuaron en su reunión en Alaska, también a mediados de marzo.

Para los que no han visto el video, permítanme decirles que si ustedes encierran en una habitación al Piojo Herrera con Lavolpe, esta sería una charla más tranquila que la que tuvieron el Secretario de Estado de EEUU y el resto de su comitiva con la delegación China. Se dijeron de todo, a pesar de las cámaras (algo nunca visto en un encuentro diplomático de este nivel).

Y esto es preocupante, porque es evidente que el haber organizado la reunión de los Quad justo una semana antes de esta sesión bilateral no cayó nada bien a los Chinos.

Siendo el país que más crecimiento económico ha tenido en los últimos años y el segundo que más impacto tiene en el mundo petrolero desde el punto de vista de demanda, las perspectivas para los siguientes meses son preocupantes. Al menos, no pintan bien respecto a lo que hemos visto durante las últimas semanas.

Una forma en que por ejemplo podría complicarse todo sería que China abiertamente incremente sus importaciones de crudo Iraní en el corto plazo, independientemente de las negociaciones entre los EEUU e Irán para levantar sanciones comerciales. Y esto, iría escalando temas más complejos que arrastrarían al Medio Oriente en un conflicto mayor.

Desde EEUU Con Poco Amor- La Estrategia Hacia Rusia

Es bien sabido el gran tema de la presunta participación rusa en las elecciones que llevaron a Mr. Trump al poder, así que al llegar una administración Demócrata a la Casa Blanca no se esperaba precisamente una taquiza entre cuates.

Sin embargo fue también interesante ver hace un par de semanas como, en medio de una entrevista de televisión el Presidente Biden hizo declaraciones bastante fuertes respecto a Putin. En esas mismas semanas el Secretario de Estado de EEUU continuaba insistiendo a empresas alemanas de la posibilidad de sanciones si continúan construyendo el ducto Nord Stream 2, el cual llevará más gas ruso a Europa. Así de frontal y directa ha sido la posición de los Estados Unidos respecto al régimen de Rusia en tan solo tres meses.

El rol de los rusos en el mercado petrolero internacional es gigantesco, ya sea como parte del grupo extendido de la OPEC+, o como exportador de petróleo a una gran parte de países Europeos (con sus pozos del lado occidental) o Asiáticos (con su ducto ESPO que llega al Pacifico).

Es difícil comprender aun cual es exactamente la estrategia geopolítica de los Estados Unidos, ya que, por un lado se podría definir que primero que nada buscan recordarle al mundo que son la potencia más importante e influyente, y que hay una nueva administración a la que no le tiembla la mano. Pero, por el otro lado, el mensaje de campaña del ahora Presidente Biden siempre fue de reabrir los puentes y acordarse de la diplomacia (criticando con esto desde luego el estilo fuerte y directo de su predecesor). En la practica los últimos tres meses han mostrado una estrategia hibrida que en realidad tiene de todo.

Por ello es difícil anticipar qué reacciones concretas pueden llevarse a cabo de parte de la Casa Blanca durante el resto del año, pero, vamos a estar monitoreando:

  • El seguimiento de las sanciones a Irán y la posibilidad de que puedan exportar petróleo nuevamente. Este tema es de suma importancia para Arabia Saudita y de ello podría depender su estrategia para las siguientes reuniones de la OPEP+
  • Si los EEUU van a imponer nuevas sanciones comerciales a China y si anuncian alguna sanción comercial a Rusia
  • Si el conflicto en el Mar de China se escala por los reclamos de soberanía que tiene este país sobre aguas que en teoría pertenecen a Indonesia, Vietnam, Japón y otros países

Cada uno de estos temas podría retrasar la recuperación económica mundial y crear puntos de conflicto que encarecerían el precio del crudo. A su vez, un crudo más caro significa gasolina y diésel más caro, lo cual incrementa la inflación y también se traduce en menos gasto discrecional para un gran porcentaje de la población económicamente activa en varios países, incluyendo México. En pocas palabras, las familias tendrían menos dinero para entretenimiento, viajes y otras cosas, al encarecerse los precios de la gasolina o diésel, lo cual en el mediano plano frena la recuperación económica.

Y todos estos temas podrían ser mas evidentes conforme la vacunación avanza en el mundo, y la pandemia poco a poco queda atrás.

Este es sin duda uno de los tableros más complicados de la historia, y eso que ni siquiera hemos hablado de lo que podría ocurrir con Israel-Irán, Corea del Norte-EEUU, entre otras cosas.

Si la empresa carísima que le vende a su equipo de análisis reportes con inteligencia de mercado petrolero y pronóstico de precios no le ha explicado este tipo de temas, ¿qué hace usted con ellos?, mejor suscríbase a nuestros servicios y reciba el mejor análisis con consideración de todas las variables económicas, financieras, comerciales, geopolíticas y técnicas que impactan los precios del petróleo, gas natural, LPG, etanol, gasolina, diésel, turbosina, entre otros.

Estamos a sus órdenes en Stratas Advisors para cualquier servicio que necesite en el sector energético.

¡Nos vemos en la próxima!

Jaime Brito

Vicepresidente, Stratas Advisors.