Además de mantener operaciones y servicios para respaldar el sector energético y las industrias críticas adoptando de manera óptima las medidas sanitarias, Emerson ha innovado a través de servicios, eventos y seminarios virtuales con amplia variedad de temas relacionados con la industria, a fin de apoyar a sus clientes en estos momentos.

 

La situación que se vive en México y en el mundo debido a la pandemia por Covid-19 es ajena a cualquier plan de negocio planteado a principios de año, por lo que representa un gran reto para la adaptación de las empresas a esta nueva realidad, donde la ejecución de medidas de sanidad y distanciamiento social son fundamentales para tratar de preservar la salud del talento humano.

Emerson no ha sido la excepción, ya que, al ser parte de una cadena de suministro de infraestructura crítica a nivel mundial, ha tenido que reaccionar oportunamente para ajustarse a esta situación que no estaba en su panorama.

“En nuestro caso, es crítico mantenernos operativos, además de participar en el sector energético, que claramente es fundamental y no puede detenerse, participamos en básicamente todas las industrias esenciales a través de soluciones de enfriamiento, automatización, control, monitoreo de variables, ciberseguridad, etc.  Incluso detrás de los procesos de manufactura de equipo de protección personal y farmacéutica hay tecnología avanzada de automatización, desde soluciones para el corte y soldadura ultrasónica que utilizan los cubrebocas, hasta medición de variables, software y sistemas avanzados en la industria farmacéutica que permite controlar la producción de lotes de medicamentos y vacunas, al tiempo que se asegura la calidad de los lotes producidos”, explicó en entrevista exclusiva para Energía MX Ana Matute, Gerente Senior de Comunicación y Mercadotecnia para Emerson Automation Solutions Latinoamérica.

Emerson está colaborando con muchos fabricantes de medicamentos en todo el mundo para adaptar las plantas y líneas existentes para comenzar a fabricar medicamentos rápidamente, proporcionando experiencia en el dominio de la automatización y personal de ingeniería y consultoría para poner en marcha las soluciones de automatización que posibiliten llevar estos medicamentos al mercado.

“Por ello para nosotros resulta tan relevante colaborar con nuestros clientes en la adopción de tecnologías de automatización y salvaguardar la seguridad de los empleados y contratistas, lo que ha implicado un esfuerzo conjunto y orquestado con clientes y proveedores para colaborar todos juntos con el objetivo de mantener un bienestar común. En este entorno, la adecuada comunicación ha sido fundamental entre los eslabones de la cadena de suministro en beneficio común”.

Además de acatar exigentes medidas sanitarias durante estos meses de distanciamiento social, la compañía tecnológica ha llevado a cabo una serie de eventos y seminarios virtuales, con amplia variedad de temas relacionados con la industria, a fin de apoyar a sus clientes en la adecuación de sus operaciones, la adopción de la transformación digital y la innovación de tecnologías orientadas a facilitar la operación remota de sus instalaciones.

En ese sentido, Ana Matute manifestó que la iniciativa nació al darse cuenta de que muchos de sus clientes operando a distancia sostenían consultas técnicas con la intención de aprovechar de mejor manera bondades tecnológicas en sus labores remotas.

“Desde mi perspectiva podríamos hablar de tres factores críticos en el éxito de una compañía: el factor humano, la tecnología y los procedimientos, a pesar de que las empresas contamos con ellos requerimos reforzarlos y adecuarlos a la nueva realidad, en la que hay que operar de manera remota buena parte de las actividades habituales por las limitantes para estar en campo. Ante este escenario, lanzamos una iniciativa a través de entrenamientos, consultorías virtuales y herramientas tecnológicas, como la realidad aumentada para apoyar a nuestros clientes a mantener y optimizar sus operaciones”, precisó la especialista de Emerson Automation Solutions.

 

 

La digitalización como herramienta ante los retos

De acuerdo con la experta, la pandemia por Covid-19 trajo consigo la aceleración de la transformación digital, principalmente en aspectos relativos al monitoreo remoto, digitalización de las operaciones y ciberseguridad de los sistemas, además de posibilitar la reducción en las rondas manuales y visuales de los operadores en el campo, tanto para obtención de variables de procesos, como para verificar la salud de activos, sobre todo en un sector como el energético, que si se detuviera conllevaría afectaciones severas para todo el país.

“La automatización se vuelve fundamental en este entorno para facilitar a las compañías la optimización operacional al tiempo que facilita conservar la salud y seguridad de su personal. En el escenario actual, cobra mucha más relevancia tener visibilidad remota de lo que sucede en el campo a través de instrumentación inteligente en comunicación inalámbrica, herramientas predictivas y analíticas que nos permitan limitar la exposición del personal en sitio, y la operación de sistemas y herramientas avanzadas en un entorno de datos seguro”.

La transformación digital que ya estaba en la mente y en las prioridades de muchas compañías se ve acelerada por esta necesidad de maximizar las ventajas que nos permiten

las tecnologías existentes. En este camino es muy relevante contar con aliados que faciliten el camino hacia la transformación digital por medio de hojas de ruta definidas y estructuradas para una adopción exitosa y sostenible.

“Nuestra prioridad es colaborar con la industria. Como empresa socialmente responsable tenemos un compromiso con nuestros clientes, la comunidad, el país y nuestro personal, por lo que contamos con todas las medidas de distanciamiento social y el equipo de protección para ofrecer un entorno saludable, porque entendemos la criticidad que esto significa y lo importante que es para muchas de las compañías con las que trabajamos. Somos una empresa que se adapta sin temor a los nuevos retos, y creemos que piezas clave para salir adelante son la comunicación, la colaboración y la resiliencia”, concluyó.