PEP suspende relación laboral con Miguel Ángel Lozada Aguilar

0

Con el objetivo de permitir el adecuado desahogo de las investigaciones que, actualmente, lleva a cabo la Secretaría de la Función Pública (SFP) con respecto a la suscripción de diversos convenios entre Pemex Exploración y Producción (PEP) y diversas universidades entre 1012 y 2018 que, aparentemente, derivaron en un desvío de recursos, PEP determinó suspender, de manera temporal, su relación laboral con el Ingeniero Miguel Ángel Lozada Aguilar, hasta entonces su Director General Ejecutivo, para el deslinde de responsabilidades.

El 10 de abril, mediante un oficio firmado por el Lic. Franco Octavio Veites Palavicini Pesquera, Subdirector de Relaciones Laborales y Servicios al Personal de Pemex, Lozada Aguilar fue notificado de lo anterior, por ser uno de los funcionarios involucrados en la auditoría forense 13-4-99063-12-0250 de la Auditoría Superior de la Federación, a razón de que, cuando fungía como administrador del Activo Integral Cantarell autorizó un convenio con la Universidad Popular de Chontalpa, Tabasco, misma que, al no contar con capacidad técnica suficiente, subcontrató a terceros (acción prohibida), quienes además incumplieron y hoy dejan pendientes por aclarar 83 millones 300 mil pesos.

“Los convenios son una excepción a la licitación y se estableció así para fortalecer a las universidades e institutos educativos y de investigación. Todas las instituciones participaban en estos convenios que instituyó el gobierno de Vicente Fox y Pemex no fue la excepción”, comentaba al respecto el ingeniero a finales de enero.

Sostenía que firmó el contrato porque eran sus atribuciones y había un supervisor que hacía todas las órdenes y les daba seguimiento, pero no era él. Además de que en Pemex hay miles de contratos y éste solo fue uno.

“El auditor observa que la Universidad subcontrató gente, pero eso fue de la Universidad y nosotros no tenemos nada que ver con su administración. Nosotros cumplimos, Pemex tiene todo el soporte: cada convenio tenía un supervisor de contrato y, en este caso, el trabajo sí se entregó. Sólo fue el tema de las subcontrataciones”, aseguró.