Hidroeléctricas, de las prioridades en el nuevo Programa Nacional de Electricidad

En Chiapas, Andrés Manuel López Obrador presentó los lineamientos generales para la política de generación de energía eléctrica en lahidroeléctrica del Rio Grijalva. Para generar más energía eléctrica, dijo que lo primero es acabar con la corrupción o la impunidad, para lo cual se hará una auditoría técnica administrativa a la Comisión Federal de Electricidad. Asimismo, bajarán los sueldos a los altos funcionarios públicos de manera que los ahorros se conviertan en presupuesto para invertir en la Comisión Federal de Electricidad.

 

“Vamos a destinar ese recurso a lo que mejor convenga, a lo que sea más eficaz. Todo (…) tiene que aplicarse bien, tenemos por eso que llamar a los técnicos, especialistas y trabajadores inactivos y jubilados que tienen mucha experiencia que nos ayuden, no vamos a poder revertir en el corto plazo este grave problema de la dependencia que se tiene de la compra de la energía eléctrica; no va a ser un asunto de resolver en corto plazo pero tenemos que elaborar un plan para ir hacia la autosuficiencia como lo era antes esta empresa pública ejemplar abastecía de energía eléctrica a todo el país”, explicó durante su discurso.

 

Dijo que las hidroeléctricas de Angostura, Chicoasen, Malpaso, Peñitas y las 60 hidroeléctricas del país pueden producir más energía si se modernizan, aprovechando los avances tecnológicos, “si ya tenemos aquí el embalse, ¿porque no pensar en modernizar estas y las otras hidroeléctricas y producir energía limpia?, porque la energía que se produce en el agua es la más limpia de todas, la que menos contamina y la más barata”.

 

Admitió que sería muy complejo pensar en construir nuevas hidroeléctricas, así que la estrategia será aprovechar y potenciar la infraestructura existente. “Vamos a modernizar estas plantas y que se frene esa ya es una instrucción el desmantelamiento de la Comisión Federal de Electricidad, no se va a cerrar una sola planta más, se acaba la política de estar cerrando las plantas de generación de energía eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad y también si hay competencia y libre mercado que quienes se encargan de la distribución de la energía actúen con rectitud”, concluyó el presidente de México.

 

Por su parte, Manuel Bartlett, director general de la CFE, reconoció que la situación financiera de la CFE es crítica. Presenta limitación financiera, niveles altos de endeudamiento, insuficiencia tarifaria, falta de mantenimiento y modernización. Por ello, reiteró la necesidad de incrementar la capacidad de generación de las centrales de la CFE, así como en la inversión en mantenimiento preventivo y correctivo.

 

“Impulsaremos las energías renovables para mitigar la dependencia del gas importado y trabajaremos de la mano con otras dependencias para aprovechar, en beneficio de la población, todos los recursos naturales para la generación de electricidad”, expresó.

 

Dijo que la CFE también capacitará talento joven y usará los 47 mil kilómetros de fibra óptica ya instalados para que toda la población tenga acceso a internet.