Tomar el pulso a las mediciones de proceso, crucial en la era de la Industria 4.0

La medición en los procesos industriales es vital para cualquier empresa. Su correcta ejecución brinda confianza y ayuda a operar plantas con procesos seguros y controlados que logran la calidad requerida con la eficiencia de producción que toda compañía necesita para destacar en el mercado.

En la vida cotidiana este concepto se puede entender como el énfasis que hace una persona para llevar un estilo de vida saludable, con una dieta baja en grasas y una rutina de ejercicios que practica regularmente. Sin embargo, en la vida real esa misma persona no tiene la seguridad de que en los próximos días no pueda sufrir un infarto fulminante o en años siguientes desarrolle una enfermedad. 

Por esto, para tener un estudio más certero sobre su salud, las personas suelen realizar análisis de química sanguínea para conocer el estado interno de su cuerpo, y con base en el diagnóstico de expertos determinan si su salud es óptima o no para tomar acciones de mejora. 

Bajo este concepto, Endress+Hauser desarrolló HeartBeat Technology, una idea similar a la química sanguínea en el ser humano pero dentro de los instrumentos de proceso, para que estos mismos puedan verificarse y saber si sus voltajes están en los niveles óptimos para trabajar y así evitar en un futuro llegar a un infarto, o en este caso a que se dañe el equipo. 

Astrid González, Gerente de Producto para las líneas de Temperatura y Componentes de Sistema de Endress+Hauser, explicó en entrevista para Global Energy que la tecnología HeartBeat consiste básicamente en saber cómo se encuentra el equipo, es decir, la misión interna.

“HeartBeat es como tener un doctor dentro de cada instrumento, con la ventaja de que nunca se pierden los datos de proceso; realmente lo que estás haciendo es una misión en segundo plano porque lo importante en un proceso es la disponibilidad, y si dejas de producir por estar verificando el instrumento al final es dinero perdido”, detalló. 

Destacó que HeartBeat corre en segundo plano y permite siempre tener el equipo listo para usarse, con un mantenimiento óptimo y preventivo sobre los equipos que realmente lo necesitan, esto bajo sus tres pilares: diagnóstico, verificación y monitoreo.

Para leer la entrevista completa, consulte el siguiente número de Global Energy

Por Juan José García