Renegociación de gasoductos resultó en un ahorro de más de 4,300 mdd, aclara CFE

0

Ante el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en donde se dio a conocer que la Comisión Federal de Electricidad pagaría más de 6 mil millones de dólares por la renegociación de los gasoductos contratados, Luis Bravo Navarro, Coordinador de Comunicación Corporativa de CFE, aclaró que la ASF verificó el beneficio a largo plazo que tendrá para la CFE la renegociación de las tarifas aplicables a los 25 años originalmente contratados.

Detalló que en su informe 431-DE, la ASF destaca que la renegociación resultó en un ahorro nominal para la CFE, hasta el año 25, de 4,342,490.3 miles de dólares (mdls).

Indicó que la ASF no desmiente sino que confirma los ahorros obtenidos por la CFE al renegociar los contratos originales, e informa sobre el costo adicional que evidentemente conlleva la extensión de los contratos que, precisamente son esos más de 6 mil millones de dólares.

“Si el hallazgo de la ASF era un pago de más de 6 mil millones de dólares por la renegociación, se estaría en presencia de un probable daño patrimonial con responsabilidad de funcionarios públicos. Sin embargo, la fiscalización efectuada por la ASF al proceso de renegociación de contratos de trasporte de gas natural, llevada a cabo en la auditoría de desempeño número 2019-6-90UJB-07-0431-2020, concluyó sin observaciones para la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, explicó.

Señaló que ese costo adicional por 10 años más de servicio, “en términos de valor presente, fue equivalente a 583,008.2 mdls, cifra que representó el 10.9% del pago renegociado en términos de valor presente (descontado con una tasa de 10.0%) por los primeros 25 años de 5,349,330.2 mdls”.

Mencionó que con la extensión del contrato por 10 años adicionales, la CFE hubiera tenido que recontratar estos gasoductos en el año 26, con una tarifa regulada variable en el tiempo y que se proyecta mayor a la obtenida. Con esto, la CFE evitó un pago adicional de más de $2 mil millones de dólares.

En síntesis, como resultado de la extensión en los contratos, la CFE tendrá como beneficios: Ahorros en los primeros 25 años de contrato, con más de 4,300 millones de dólares corrientes y 442,4 millones de dólares en valor presente. Valor equivalente a la inversión de uno de los gasoductos renegociados.

A su vez, ahorros por los 10 años adicionales de contrato con más de 2 mil millones de dólares corrientes y 100 millones de dólares en valor presente.

Asimismo, eliminó las tarifas crecientes y contará con tarifas fijas y niveladas en dichos gasoductos y eliminó los riesgos financieros (mayor endeudamiento) y presupuestales (mayores subsidios) en los pagos a empresas transportistas por tarifas crecientes.

“La nivelación y congelación de tarifas por 25 años y, por otros subsecuentes 10 años, brinda estabilidad en el precio del gas natural, contribuye a cumplir el mandato del presidente de la República de no aumentar las tarifas de energía eléctrica, beneficia a sus centrales de generación eléctrica y a la industria nacional durante 35 años”, comentó.