Desarrollan red para convertir metano en gas natural

0

Dominion Energy y Vanguard Renewables anunciaron una asociación estratégica nacional por más de 200 millones de dólares para convertir el metano de las granjas estadounidenses en gas natural limpio y renovable que puede abastecer vehículos, calefaccionar hogares y alimentar negocios. Se están desarrollando múltiples proyectos en Georgia, Nevada, Colorado, Nuevo México y Utah con más iniciativas planificadas en todo el país. En virtud de esta asociación, Dominion Energy será propietaria de los proyectos y comercializará el biometano, y Clean Energy Investment, filial de Vanguard Renewables, diseñará, desarrollará y operará los proyectos.

“A través de nuestra asociación estratégica con Vanguard Renewables y nuestra alianza con Dairy Farmers of America, estamos acelerando rápidamente el desarrollo de estos proyectos de transformación y por primera vez a escala nacional. Estamos reduciendo sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero de las granjas, brindando nuevas fuentes de energía limpia a los consumidores estadounidenses y brindando una nueva fuente de ingresos a largo plazo para las familias agricultoras de todo el país”, dijo Diane Leopold, codirectora de operaciones de Dominion Energy.

“Nuestra alianza de varios años con Dairy Farmers of America demuestra nuestro compromiso de trabajar con la comunidad tambera para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar los beneficios operativos y económicos a largo plazo para los granjeros. Por primera vez, los tambos de todo el país tienen socios con recursos financieros sustanciales y una comprensión profunda de la industria trabajando junto con ellos para tomar medidas ahora y resolver estos desafíos”, dijo Kevin Chase, cofundador y director de inversiones de Vanguard Renewables.

Al capturar el metano de las granjas del país y convertirlo en biometano, la asociación de Dominion Energy y Vanguard Renewables reducirá las emisiones anuales equivalentes de CO2 en más de 450.000 toneladas métricas, lo mismo que sacar casi 100.000 autos de circulación o plantar 7.5 millones de árboles nuevos por año.

Un proyecto waste-to-energy típico consiste en un grupo de granjas que suman de 20.000 a 30.000 vacas lecheras. El metano producido a partir del estiércol se captura a través de un proceso conocido como digestión anaeróbica Farm Powered® y luego se transporta a través de líneas de recolección de baja presión a una instalación de acondicionamiento central. Una vez que el gas ha sido procesado y limpiado de cualquier impureza, se entrega a los consumidores locales a través de la red de distribución subterránea existente.