spot_img
viernes, abril 19, 2024
21.8 C
Mexico City
InicioNoticiasAlternativasCumbre California-México 2030: la importancia de la transición hacia una economía binacional...

Cumbre California-México 2030: la importancia de la transición hacia una economía binacional sostenible y resiliente al clima

Con motivo de la reciente celebración del bicentenario de las relaciones diplomáticas entre México y Estados Unidos, el día de ayer, miércoles 19 de abril, dio inicio la Cumbre California-México 2030, un evento organizado con el objetivo de abrir un espacio de diálogo en torno al estado actual de la relación binacional, en particular, en lo que respecta a la agenda climática y las oportunidades de aceleración de la transición energética.

Durante la inauguración, la directora de la Universidad de California Alianza MX, Isabel Studer, tomó la palabra para expresar la importancia de la celebración del evento respecto a la atención de las áreas críticas comunes a ambas naciones, entre las que se encuentra el cambio climático: «una alianza es un compromiso a largo plazo, por lo que su asistencia a este evento no sólo representa su interés en la atención a las problemáticas que nos convocan el día de hoy, sino también su compromiso con el impulso de políticas públicas que brinden soluciones efectivas».

Por su parte, Kim A. Wilcox, rector de la UC Riverside y patrocinador ejecutivo de la Universidad de California Alianza MX, dedicó su participación a comentar algunos de los aspectos centrales de la colaboración binacional: «hoy en día, la relación entre México y Estados Unidos debe ser más dinámica, pues no sólo compartimos elementos históricos, genéticos y demográficos, sino también recursos como el agua y el aire. Al respecto, me llena de orgullo expresar que hoy se encuentran en esta sala algunos de los científicos más importantes que pueden impulsar los cambios y políticas necesarias orientadas a combatir el cambio climático».

Finalmente, para dar por inaugurado el evento, Martha Delgado Peralta, subsecretaria de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), expresó: «este es un foro para compartir el valor del sector energético, las energías renovables y el cambio climático. Para la SRE es una buena oportunidad para presentar todas las acciones que la administración actual ha implementado en la materia y demostrar que no sólo estamos muy comprometidos con cada uno de los pasos a seguir de la Agenda 2030, sino también con el Acuerdo de París y el propio Plan de Desarrollo Nacional».

Una vez concluido el evento de apertura, dieron inicio las actividades correspondientes a las mesas de trabajo e intercambio organizadas como parte del primer día del encuentro, las cuales estuvieron dedicadas a abordar el tema de la Transición Energética y se dividieron en dos ejes principales: La Transición Binacional a Vehículos Cero-Emisiones y La Perspectiva Binacional para la Energía Sostenible.

Como parte del primer eje, se organizaron dos paneles con el objetivo primordial de presentar los resultados de las investigaciones de múltiples expertos en materia de la transición en vehículos ligeros y pesados, que contaron con la participación de Daniel Sperling, director fundador del Instituto de Estudios del Transporte de la UC Davis; Alex Covarrubias, director del Programa de Estudios Transfronterizos de El Colegio de Sonora; y Arun Raju, director asociado de Operaciones del Centro de Investigación y Tecnología Medioambientales de la UC Riverside, entre otros.

Con el objetivo de afianzar los aprendizajes y retroalimentación obtenida de las presentaciones, a continuación de los paneles se organizaron espacios de diálogo dedicados a comentar las políticas públicas relacionadas con los vehículos ligeros y pesados, y, de manera particular, las condiciones de las regulaciones, infraestructura fronteriza y el comercio binacional al respecto. En estos espacios participaron personalidades como Lizette Gracida, directora senior de Asuntos Públicos de Toyota México; Rogelio Arzate, director de Relaciones Gubernamentales de GM México; y Paloma Sánchez, Asistente del Programa de Energía de la Embajada de EE.UU. en la Ciudad de México.

Así bien, en lo que respecta al segundo eje, Daniel Kammen, director fundador del Laboratorio de Energías Renovables y Apropiadas de la UC Berkeley; Karla Cedano Villavicencio, Head of Innovation and Futures Lab del Instituto de Energías Renovables de la UNAM; Alfredo Martínez-Morales, director gerente de la Iniciativa de Investigación del Sur de California para la Energía Solar de la UC Riverside; y Montserrat Ramiro Ximénez, excomisionada de la CRE, presentaron la investigación sobre energía renovable.

Patricia Tatto, presidenta de Mujeres en Energías Renovables México y moderadora del panel, destacó la importancia para ambas naciones de abordar el tema de la generación de energía eléctrica a través de fuentes renovables, y mencionó que «el abordar la conexión de redes eléctricas a través de nuestra frontera requiere estrategias detalladas para administrar el flujo de energía». Al respecto, Kammen apuntó que «electrificar la agenda no sólo es un imperativo climático, sino también es crítico para la justicia social en California y México».

Posteriormente, ante el cuestionamiento de Patricia Tatto a Montserrat Ramiro Ximénez sobre las alternativas para llevar la investigación en materia de energía eléctrica a los hechos, la excomisionada mencionó que «lo más importante es entender que la transición energética es una respuesta a un problema global y, aunque el tema de la soberanía es importante, no es el centro del combate a los problemas».

Asimismo, respecto a las posibilidades de cohesionar el desarrollo de políticas públicas con la investigación académica,  acotó que «los gobiernos no tienen los incentivos para ponerse de acuerdo de forma real con los incentivos que la academia y la industria ya tienen. La academia debe comunicar de manera más fácil y constante lo que ya se puede hacer hoy para dar solución a los problemas que ya conocemos».

A la presentación le siguieron el diálogo sobre políticas públicas sobre la materia y la energía renovable; participaron especialistas como Israel Hurtado, presidente de la Asociación Mexicana del Hidrógeno; Odón de Buen, director de la Comisión Mexicana de Eficiencia Energética; y Naschielli Ayala, coordinadora de Eficiencia Energética y Energías, entre otros.

Para concluir con el primer día de actividades, se presentó la plenaria El Litio como Recurso Crítico, en la cual participaron como panelistas Pablo Taddei Arriola, director de LitioMX; Ethan Elkind, director del Programa Climático del Centro de Derecho, Energía y Medio Ambiente de la UC Berkeley; Luis Olmedo, director ejecutivo del Comité Cívico del Valle; Patrick Dobson, jefe del Programa de Sistemas Geotérmicos del Lawrence Berkeley Lab; Treyland Bradley, subdirector de Desarrollo Sostenible de la Cadena de Suministro y Transporte de la Oficina de Desarrollo Económico y Empresarial del Gobernador de California; y María Fernanda Ballesteros, directora nacional del Natural Resources Governance Institute.

Para abrir la mesa, Eduardo García, asambleísta por el Distrito 36 del Estado de California, y moderador de la discusión, planteó la pregunta sobre las similitudes, diferencias y el estado actual de los yacimientos de litio en México y Estados Unidos. Al respecto, Pablo Taddei aportó algunos datos sobre la institución que preside: «el objeto de LitioMX es tener injerencia  en la exploración, recuperación, beneficio y control de la cadena de valor del litio en México. Si bien esto corresponde a la parte técnica, sabemos que el objetivo final de todo esto es contribuir al desarrollo y bienestar del pueblo de México».

Respecto a las oportunidades de colaboración y cooperación entre ambas naciones en la industria del litio, María Fernanda Ballesteros puntualizó que la mayoría de los recursos con los que cuenta México son de arcilla, lo que ha creado mucho interés y expectativa: «desde el primer eslabón de la cadena que es la producción hasta el último que es el desarrollo del sector automotriz, se podrían abrir muchas oportunidades en la cadena de valor. El que exista el recurso puede ser el detonador del desarrollo de estas actividades».

Por su parte, Luis Olmedo complementó mencionando que una de las ventajas que tiene México es que puede evitar cometer todos los errores que se han cometido en otros países en materia extractiva: «además, ahora nos hemos adelantado y hemos creado un impuesto que va a redirigir el 30% del recaudo a la restauración de un desagüe muy importante para la industria agrícola del Valle Imperial. Asimismo, el resto del ingreso se distribuirá en infraestructura para alcanzar la equidad económica».

De esta manera, concluyó el primer día de actividades de la Cumbre California-México 2030, la cual, con el propósito de fomentar el intercambio, adaptó a los paneles el modelo de think tanks y sesiones de networking, hecho que propició la interacción entre los expositores y el público presente y, por lo tanto, incrementó el flujo de las aportaciones realizadas por las voces que se dieron cita con el único objetivo de sumar esfuerzos en materia de transición a fuentes de energía renovables.

Negocios Industriales

Relacionados

Nombran a Katya Somohano CEO de Iberdrola México

Con una sólida experiencia en el sector energético, tanto en el ámbito público como en el privado, Somohano llega con el compromiso de liderar...

Generación Solar Distribuida podría alcanzar 11,300 MW en 2030

Actualmente la energía solar se visualiza como un elemento clave para impulsar la transición energética a nivel global. Asimismo, el desarrollo tecnológico abre paso...

Puebla y Energy Alliance fortalecen vínculos con China

El Gobierno de Puebla, en colaboración con la empresa Energy Alliance, han logrado avances significativos durante su participación en propuestas comerciales en China, en...