CRE, CNH y ASEA intercambian ideas en foro organizado por Diálogo Interamericano

0

Para México, la mejor manera de desarrollar el petróleo, gas y las energías renovables ha sido a través del sistema de la Reforma Energética, que incluso se ha convertido en un modelo para el resto de Latinoamérica, ya que las subastas de hidrocarburos han sido exitosas y la creación de los órganos reguladores: CNH, CRE y ASEA, ha nivelado el campo de juego para la competitividad y el aseguramiento de buenas prácticas por parte de las compañías. Así lo expresó, durante la apertura del evento “La nueva política energética de México”, Lisa Viscidi, Directora de Programa, Energía, Cambio Climático e Industrias Extractivas, de Diálogo Interamericano, organizador del foro.

Señaló que no es factible tener energía confiable, limpia y asequible sin tener también capital privado o cercanía con mercados internacionales. “El objetivo de este foro es, precisamente, crear un espacio para el diálogo y el intercambio de ideas acerca de los retos y oportunidades en el sector”, manifestó.

Durante el panel “Entidades reguladoras dentro de la política energética”, la Comisionada de la CNH, Alma América Porres Luna, destacó que, actualmente, hay cerca de 400 asignaciones en posesión de Petróleos Mexicanos y 111 contratos que se tienen que adjudicar y supervisar y que el órgano regulador que ella representa es, justamente, el encargado de ello.

Comentó que la visión de un gobierno en relación a una actividad de exploración y producción, tiene que ser de corto, mediano y largo plazo, pues son actividades que implican todo un proceso que, necesariamente, lleva sus tiempos, mismos que no dependen de un regulador, sino de las actividades mismas del subsuelo.

Detalló que, a Pemex, desde un inicio, se le otorgó el 80% de las reservas de hidrocarburos en México, por lo que es viable exigirle producción a corto plazo, no así en cuanto al 20% que se le dio a nivel exploratorio, pues éste implica un mayor plazo, de hasta dos o tres años, para la obtención de resultados de producción.

“Más o menos un 5% del total, de carácter exploratorio, se dio ya en licitaciones, lo que significa que un 15% exploratorio todavía no está adjudicado, ni a Petróleos Mexicanos ni a ninguna otra entidad, es decir, está detenido en manos del Estado. Hay que poner atención en que el futuro del hidrocarburo en México está parado”, indicó.

Declaró que, si bien con nuevos descubrimientos se puede revertir la caída de la producción, no sólo de Pemex, sino de la nación entera, la realidad es que hay otras actividades que se deben ejecutar para aprovechar esta ventaja, como la regularización de campos maduros o de recuperación mejorada.

Guillermo García Alcocer, Comisionado Presidente de la CRE, subrayó que, si bien la finalidad de ésta última es fungir como árbitro, lo cierto es que la meta principal es brindar certeza a las inversiones sobre proyectos de larga maduración en México, lo cual hoy logran a través de una sola oficina a nivel nacional, que cuenta con todos sus servicios digitalizados.

Sostuvo además que, en materia de electricidad, “un piso parejo” se da en la medida en que se cuente con súper carreteras: “la posibilidad de que el país tenga una generación y tarifas cada vez más atractivas, así como distintos operadores compitiendo, requiere de una labor del Estado como proveedor de líneas de transmisión y distribución”.

Expuso que los reguladores son una fuente de información crítica para la toma de mejores decisiones de Secretarios y del propio Presidente de la República e invitó a los expertos presentes en el evento a levantar la voz en términos de solicitar mayor y mejor transmisión y distribución de energía.

Afirmó que, de concretarse los proyectos que por ahora están detenidos y son cerca de 11, sobre todo en la región de Yucatán, sería posible alcanzar una meta de, aproximadamente, 37% de energías limpias para el 2024, aunque la meta primordial es la de 2050, que consiste en llegar a la mitad de la generación del país a través de este tipo de suministro, lo cual es un objetivo en riesgo, en tanto no se conozca qué instrumentos se planea utilizar para ello en sustitución de las subastas o de las licitaciones de las líneas de transmisión.

Por su parte, Luis Vera Morales, Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad, Energía y Ambiente, indicó que su trabajo está orientado a mantener el Estado de Derecho, para lo cual, la relación entre reguladores es muy importante, con acciones coordinadas para optimizar procesos y el respaldo de tecnologías de información y de datos, funcionando siempre dentro del marco de la ley.

“Hoy tenemos, afortunadamente, un marco legal reglamentario y constitucional muy estricto que no da muchos espacios a las dudas, ya que marca una pauta de actuación mucho más clara”, concluyó García Alcocer.