Traslado seguro de hidrocarburos, objetivo de nueva flota de Transportes JSV

0

La seguridad es un tema medular en materia de logística, principalmente, para el traslado de hidrocarburos. Es por ello que Transportes JSV ha incorporado 50 unidades con tecnología orientada a garantizar la seguridad, no sólo de la carga, sino también de sus operadores. Así lo expresó Jorge Santana Villarreal, Director General de la empresa, en exclusiva para Global Energy, durante el evento de entrega, en el que Global Energy estuvo presente.

Dijo que la intención de invertir en innovación constante es ofrecer un mejor servicio, que responda a las exigencias, necesidades e inquietudes de los clientes actuales y potenciales por llegar. Detalló que la nueva flota cuenta con traba-quintas, sensores, cámaras al interior de la cabina, dispositivos para evitar el robo del combustible y otros mecanismos que aportan un valor agregado para seguir siendo solicitados.

“La marca Freightliner, de la mano de Grupo Zapata, nos ha dado las mejores unidades que pueden existir en el mercado mexicano, pues su tecnología es un arma competitiva que incrementa la seguridad de la carga. Por ello estamos muy contentos por haber recibido esta tanda de camiones”, afirmó.

Por su parte, Salma Grimaldo, Jefe de Monitoreo de la firma, precisó en entrevista para Global Energy, que las nuevas unidades poseen una antena satelital que funciona con la operadora Telcel, sin embargo, hay zonas en las que no existe cobertura de dicha compañía, caso en el que entra en operación una antena híbrida, que garantiza que el camión podrá seguir siendo ubicado, aun cuando se pierda la señal original.

Asimismo, indicó que cuentan con un sensor de fatiga que provoca un movimiento en el asiento del operador cuando detecta que éste mantiene sus ojos cerrados por tres o cuatro segundos continuos, con el fin de hacerlo reaccionar. Adicionalmente, se envía una alerta al centro de monitoreo desde el cual le podrán hacer una llamada para verificar que todo esté en orden.

Señaló que incluyen un sensor de proximidad con el que, si la unidad se acerca a menos de veinte metros a otro vehículo, automáticamente, entra en acción un sistema piloto que reduce la velocidad. De igual forma, otros de sus sensores detectan las líneas de carretera y, cuando el camión las rebasa por el giro natural del volante que se produce si el conductor se queda dormido, emiten una alarma para hacer que se reintegre a su carril.

“También tenemos unos seguros en los tractores que impiden que se desenganche el tractor de los tanques. En una situación de intento de robo, esto es muy efectivo, pues para separarlo, se requiere un código que se emite una sola vez, similar al funcionamiento de un token bancario”, explicó.

Para la apertura de cajas de válvula integradas en los tanques, se requiere previa autorización del equipo de monitoreo, que también es el único que puede abrir las compuertas del domo de carga con una señal.

“La integración de este tipo de unidades nace a partir de un cambio en el mercado en donde el cliente busca, cada vez con mayor fuerza, que su carga llegue íntegra. A partir de un análisis de riesgos a lo largo de todo el trayecto, desde su salida hasta la llegada, tanto para la carga como para el activo y nuestros operadores. Con base en ello, se tomaron acciones operativas, al interior, como la apuesta por la tecnología y la capacitación del personal para extraer todos los beneficios de su implementación”, dijo a Global Energy Mónica Saucedo, Gerente de Operaciones.