Recortes de impuestos a Pemex son insuficientes, dice Fitch Ratings

0

Aunque es un paso más en la dirección correcta, la implementación de una reducción de impuestos adicional para Petróleos Mexicanos (Pemex), anunciada el pasado 24 de mayo, de manera aislada es insuficiente para estabilizar la calidad crediticia de la empresa, según opinó Fitch Ratings.

Las medidas fiscales aprobadas representarían una reducción adicional de 1.1 mil millones de dólares, o el equivalente a 3.7% de las transferencias totales de 2018 al Gobierno de México, que cuando se agregan a la cantidad anunciada en 2017, de aproximadamente 400 millones de dólares solo ayudarán moderadamente a la compañía a reducir su carga fiscal.

La medida nueva sólo es aplicable para 2019, ya que Pemex y el gobierno exploran soluciones permanentes para la carga fiscal alta de la empresa. Fitch estima que Pemex necesitaría que sus impuestos se redujeran en no menos de 50 por ciento para que la empresa pudiera retener suficiente flujo de efectivo interno e invertir en su negocio principal o para pagar deuda.

Se espera que el apoyo total del gobierno para Pemex para 2019 ascienda a, aproximadamente, 5.5 mil millones de dólares, que incluyen esta última reducción de impuestos, las exensiones fiscales anunciadas anteriormente, una inyección de capital y la amortización anticipada de los bonos del gobierno otorgados para pagos de pensiones.

Estas estimaciones asumen que Pemex es capaz de aprovechar este año las reducciones de impuestos implementadas en enero sobre 5 por ciento de su producción. Después de compensar estas contribuciones de las inversiones en refinación de 50 mil millones de pesos proyectadas para la refinería nueva en 2019, estas medidas equivalen a, aproximadamente, una reducción de impuestos del 10% o 2,900 millones de dólares, que se comparan desfavorablemente con aproximadamente 27 mil millones de dólares de transferencias al gobierno durante 2018.

Fitch estima que si Pemex estuviera invirtiendo a un nivel suficiente para estabilizar su producción y reponer las reservas, su déficit de flujo de efectivo sería de entre 12 mil y 17 mil millones de dólares.