Nueva refinería de 100 mil barriles sí: Ramses Pech

0
La licitación lanzada por la Secretaría de Energía (Sener) para la construcción de la Refinería Dos Bocas, en Tabasco, se declaró desierta, dado que no se cumplieron los tiempos de 3 años y su monto estaba por encima de los 8 mil millones de dólares planteado en las bases de licitación, por tanto, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía (Sener) estarán a cargo del proyecto.
Al respecto, el Ingeniero Ramses Pech, analista de la industria energética aclaró que Technip no presentó propuesta, a diferencia de Worley Parsons-Jacobs, KBR y  Bechtel-Technito, quienes sí la presentaron pero no fue aprobada.
Explicó que el diseño planteado se posicionó como el penúltimo de más alto costo costo (alrededor de 14 mil millones de dólares), por una alta cantidad de procesos para obtener el porcentaje deseado de combustible: 340 mil barriles, para 50% de gasolina y 40% de diésel.
Sugirió que se lleve a cabo una refinería de 100 mil barriles, que implicaría un costo de, aproximadamente, 4 mil millones de dólares y tiempos no mayores a cinco años. Y reiteró la importancia de construir una nueva, debido a que no se sabe la vida útil adicional de las seis restantes, con base en su mantenimiento o su reconfiguración propuesta, además de que tampoco se conoce si el monto asignado cubrirá lo anterior e incrementará el volumen de combustibles por cada barril de entrada.
Señaló que se debería dar oportunidad a la iniciativa privada para poder realizar la inversión de refinerías entre 20 y 100 mil barriles en zonas estratégicas del país, esto para reducir la distancia entre el centro de almacenamiento y reparto a estaciones de servicio. Así, los privados asumirían el riesgo financiero y crearían una competencia en cuanto a costos de refinación, lo que daría lugar a mejores precios para el público.
Pemex e IMP estarán a cargo de la ingeniería, diseño y dirección de la obra de instalación y deberán realizar licitaciones independientes para cada etapa del proceso, mismas que deberán ser del tipo de asignación directa o invitación restringida a plazos recortados para  no parar el proceso, es decir, “una licitación para una refinería deberán realizar un “N” numero en forma pulverizada”.
En torno a esto, Pech opinó que deberá haber una licitación única, de una empresa que construya la refinería con base en los requerimientos técnicos actuales. “Ahora debemos esperar en qué tiempo la tendrán construida. Recordemos que en Mexico no tenemos, actualmente, empresas que puedan realizar esta construcción, deber ser realizada fuera del país. La licitación cancelada incluía el todo y ahora deberá licitar cada paso del proceso”, comentó.
Sostuvo que ahora la construcción dependerá de la velocidad y tiempos acortados de las licitaciones y de la contratación, esperando que todos cumplan con la solicitud de las bases que surjan.
Refinería de 100 mil barriles sí, momento de evaluar.
Debido a que empresas que fueron invitadas a participar en la licitación indicaron que con las bases técnicas y económicas solicitadas no puede realizarse, ahora es preciso evaluar, con este termómetro de mercado, para parar y determinar si hacerla de 340 o 100 mil. Según lo recomendó el analista.
Indicó que Pemex debería dedicarse a la posibilidad extraer hidrocarburos en superficie en aguas someras y terrestres, realizar alianzas con privados para extraer hidrocarburos en campos no convencionales. Afirmó que podemos mejorar la mezcla mexicana al tener crudo ligero y que el potencial de campos no convencionales puede llegar alrededor de 2 y 3 millones de barriles diarios, en un periodo no mayor a 8 años.
“EUA tiene una producción actual en campos no convencionales de alrededor de 8 millones de barriles diarios y 8 mil pozos no terminados que representan alrededor de 3 millones de barriles adicionales en espera de producción que podrán llegar a 12 millones en 3 años. Mexico debe sar este recurso y resulta urgente sacar nuevas licitaciones por parte de la CNH”, finalizó.