México reducirá su producción petrolera, de acuerdo a sus posibilidades: Nahle

0

Tal y como se comprometió el presidente Andrés Manuel López Obrador el lunes pasado, la mañana de este miércoles, durante su conferencia de prensa matutina, se dieron detalles del acuerdo alcanzado en la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el grupo de colaboración conocido como OPEP plus o No-OPEP, al cual pertenece México.

“En la reunión de la Opep y de los países que no pertenecen a esta organización de productores de petróleo fue favorable para México y para el mundo, tanto para productores como para consumidores, porque se logró estabilizar y evitar una caída mayor en el precio del petróleo, lo cual hubiera precipitado aún más a crisis económica mundial”, dio el mandatario.

La explicación del acuerdo estuvo a cargo de la secretaria de energía, Rocío Nahle García, quien comentó que, “con el objetivo de mantener los precios del mercado y los niveles de producción, por indicaciones del presidente López Obrador, actuando de manera responsable y dentro de nuestras posibilidades, colaboramos para estabilizar la crisis económica que se vive en el mundo”.

En este sentido, detalló que en dicha reunión se planteó que todos los países productores tenían que hacer un compromiso de recortar su producción petrolera, a pesar de que algunos países dijeron que tienen capacidad de almacenar, sin embargo, el almacenamiento sólo va a alcanzar para mediados de mayo y después de ese mes ya no van a tener capacidad de almacenamiento, por lo tanto, van a tener que cerrar válvulas, ya sean empresas de Estado o privadas.

En 2018, México tenía una demanda de 98.84 millones de barriles (mdb) por día, en 219 se llegó a un pico de demanda de 99.67 mdb y para febrero de 2020 hubo una caída en la demanda de 10 mdb como consecuencia de la pandemia por el Covid-19, en donde la movilidad bajó considerablemente y no hubo demanda de combustibles. Se estima que para abril serán aproximadamente 16 mdb menos de demanda y vendrán dos meses muy complicados porque la mayoría de la gente está en sus casas, por lo tanto, la demanda va a bajar considerablemente y con ello los precios del petróleo entran en condiciones muy bajas a pesar de que su extracción es muy cara, lo que genera una crisis económica

Ante este panorama, Nahle García dijo que el planteamiento fue que en los dos primeros meses los 23 países pertenecientes a esta organización hicieran una reducción del 23% de su capacidad, pero México solicitó que cada país hiciera su reducción de acuerdo a su capacidad extractiva, ya que “no es lo mismo Arabia Saudita, que produce 12 mdb al día, que nosotros que tenemos un millón 253 mil barrile, porque en este caso nos afecta mucho ese porcentaje, tanto técnica como económicamente, por tal motivo propusimos que podemos reducir 100 mil barriles como colaboración al recorte mundial. De esta manera, mientras que el resto de los países tendrán una reducción del 23%, México sólo reducirá el 6%”.

La funcionaria reconoció que la negociación fue larga debido a que se tuvo a que se tuvo que explicar que México ya traía una declinación de producción acelerada desde hace años, ya que en el 2016, cuando el país se adhirió al convenio, se cubrían recortes de entre el 200 y 300 por ciento porque se dejó de producir petróleo, pero en el año y medio de la presente administración se logró reducir la declinación y se empezó la recuperación productiva, situación que fue comprendido por el resto de las naciones.

“En este momento, Estados Unidos es el país que tiene mayor producción de petróleo en el mundo con 13 mdb al día, en este sentido, había puesto sobre la mesa la reducción de un millón y medio de barriles, sin embargo, se comprometió a poner 250 mil barriles extra para compensar lo que México no puede hacer con el objetivo de cuidar el mercado petrolero”, precisó.

Para la segunda etapa del convenio, que abarca de junio a diciembre de 2020, los países reducirán su producción del 23 al 18%, pero en el caso de México, se recuperarán los 100 mil barriles para quedar otra vez en un millón 753 mil barriles, que es la tasa de referencia, lo que, a decir de la secretaria, fue el acuerdo más importante para lo que resta de este año.

“Todo lo anterior se logró gracias al diálogo y explicando las condiciones de México, hacia dónde vamos, cómo venimos y cuál es nuestra política energética.  Todos quisiéramos producir más, pero hoy el mercado no tiene demanda y lo que estamos haciendo es mandar el petróleo a las refinerías para procesar nuestras propias gasolinas, cerrar la llave o almacenar, pero debido a que el sistema de almacenamiento es reducido en todo el mundo, va a estar saturado para el próximo mes de mayo”, expuso.

Ante las versiones de una presunta negociación secreta entre México y Estados Unidos para llegar a este acuerdo, el presidente reveló la carta que la secretaría de energía envió a Mohammed Sanusi Barkindo, secretario general de la OPEP en la que se destaca que:

El presidente Donald Trump y el presidente Andrés Manuel López Obrador convinieron en un apoyo de cuota de producción para quedar en los siguientes términos:

  1. México disminuirá 100 mil barriles diarios los próximos dos meses a partir del 1 de mayo, de una producción registrada de 1 millón 780 mil barriles diarios de nuestra producción de marzo de 2020 bajaremos a 1 millón 681 mil barriles diarios.
  2. Los Estados Unidos de América se comprometen a reducir adicionalmente 250 mil barriles diarios a lo que iban a entregar originalmente. El presidente Trump afirma que esta decisión se toma para compensar a México.

En la carta, también se agradece el apoyo y comprensión de los países integrantes de la organización.