Instalará Iberdrola cargadores inteligentes para vehículos eléctricos en los mercados donde opera a nivel global

0

Iberdrola adquirirá los primeros 1,000 cargadores rápidos Supernova del proveedor de soluciones de recarga inteligente para vehículos eléctricos, Wallbox, que instalará globalmente en los mercados en los que opera. Así lo han acordado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y el cofundador y CEO de Wallbox, Enric Asunción, en la puesta en operación del primer prototipo de este punto de recarga en la sede de la energética en Madrid. Con este acuerdo, Iberdrola sigue acelerando su plan de inversión en movilidad eléctrica en el mundo y, además, respalda una nueva línea de negocio impulsada por Wallbox, la recarga rápida en vía pública, contribuyendo así al crecimiento de su participación en la nueva etapa de expansión en el mercado de la recarga eléctrica inteligente en Europa.

En la puesta en marcha del primer Supernova, Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, ha subrayado “la necesidad de trabajar con determinación para alcanzar una economía libre de emisiones, creando oportunidades de desarrollo para nuestra industria y generando nuevos empleos de calidad. El acuerdo profundiza los lazos entre una empresa tecnológica, como Wallbox, con un líder energético global como Iberdrola, y reafirma nuestro compromiso de poner todos nuestros recursos y conocimiento al servicio de una sociedad más sostenible”.

Por su parte, Enric Asunción, cofundador y CEO de Wallbox, ha comentado: “Este acuerdo inaugura una etapa importante para el crecimiento de Wallbox en el segmento de la recarga rápida pública y no podríamos estar más orgullosos de que sea de la mano con Iberdrola. Tras años colaborando en el sector de la recarga residencial y miles de cargadores Wallbox instalados, ahora apuestan también por nuestra tecnología puntera en la recarga pública”.

Supernova cuenta con una potencia de 60 kW y permitirá una autonomía de hasta 100 km a un vehículo eléctrico con una recarga de solo 15 minutos. Su diseño modular lo hace muy eficiente desde el punto de vista energético y óptimo para la producción en serie, contribuyendo así a acelerar el despliegue de infraestructura de recarga para vehículo eléctrico en vía pública. Su fácil instalación y mantenimiento lo convierten, además, en una solución muy competitiva para el sector. Supernova se producirá para el mercado europeo a partir del segundo semestre del año en la nueva fábrica sostenible de Wallbox, que empleará a 350 profesionales en la Zona Franca de Barcelona.

La inversión realizada por Iberdrola permitirá a la fábrica de Wallbox contar con placas solares fotovoltaicas que producirán para su autoconsumo 1.500 MWh/año, el equivalente al consumo de 500 viviendas. Con esta alianza, Wallbox cumplirá su objetivo de operar con autonomía energética en sus instalaciones y reducir su huella de carbono, poniéndose a la vanguardia de la gestión energética productiva al abastecerse mayoritariamente con energía solar.

El acuerdo alcanzado entre ambas compañías en el ámbito de la recarga rápida en vía pública complementa las compras de hasta 10,000 cargadores realizadas por Iberdrola a Wallbox en los últimos años para uso residencial; segmento en el que el proveedor de soluciones tecnológicas de recarga de vehículo eléctrico es unos de los líderes mundiales.

Estas unidades de Pulsar y Pulsar Plus de Wallbox forman parte del despliegue de infraestructura de recarga para vehículo eléctrico que desarrolla Iberdrola, que prevé la instalación de 150,000 puntos de recarga hasta 2025, tanto en vía pública como en empresas y para particulares.

Alineada con su estrategia de acelerar inversiones para impulsar la transición energética, Iberdrola ha adjudicado en los últimos meses contratos por importe de 50 millones de euros a 20 pequeñas y medianas empresas de once Comunidades Autónomas para la instalación de puntos de recarga y soluciones de recarga rápida, super rápida y ultra rápida en España. Estos contratos generarán empleo para 200 profesionales.

Iberdrola contribuye así a dar visibilidad a la industria instaladora de infraestructura y soluciones de recarga para vehículo eléctrico, actuando como empresa tractora de una cadena de valor en sectores de futuro y contribuyendo a la recuperación económica y el empleo. La compañía sigue promoviendo también criterios de sostenibilidad entre sus proveedores, ya que a todos ellos les ha exigido niveles de cumplimiento medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

Iberdrola sigue apostando por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde en el mundo postCOVID.

La compañía despliega un plan de movilidad sostenible, con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años. La iniciativa prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos años. La apuesta por el despliegue de estaciones de alta eficiencia se concretará en la instalación de estaciones ultra rápidas (350 kW), súper rápidas (150 kW) y rápidas (50 kW).

Iberdrola es consciente de la necesidad de impulsar la electromovilidad en España a través de una acción coordinada y eficaz con los principales agentes implicados. En este sentido, la compañía ha completado ya más de 50 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos.

La compañía ha sido la primera empresa española en suscribir la iniciativa EV100 de The Climate Group, con el objetivo de acelerar la transición hacia los vehículos eléctricos, comprometiéndose a electrificar toda su flota de vehículos y facilitar la recarga al personal en sus negocios en España y Reino Unido a 2030.