spot_img
miércoles, julio 24, 2024
20 C
Mexico City
InicioEspecialesEntrevistasEficiencia energética, renovables y descarbonización, las claves de la transición

Eficiencia energética, renovables y descarbonización, las claves de la transición

Al cumplir su primer año al frente de Siemens Energy en el norte de América Latina, Javier Pastorino comparte con Global Energy los avances y desafíos de la transición energética en la región. Siemens Energy , una compañía independiente de Siemens desde 2020, destaca por sus contribuciones en este proceso, con un enfoque claro en la sostenibilidad y la innovación.

Desde su creación, la empresa se dedica 100% al proceso de transición energética mediante cuatro áreas de negocios: Energías Renovables, Servicios de Gas, Tecnologías de Red, y Transformación de Industrias. Pastorino destaca la importancia de estas áreas en la lucha contra el cambio climático y la reducción de emisiones.

“Observamos un proceso dividido en varias etapas. La primera es la eficiencia energética, que consiste en maximizar el rendimiento de las tecnologías existentes. Aquí, el gas desempeña un papel crucial como combustible de transición en ciclos combinados de alta eficiencia para reducir las emisiones en aproximadamente dos tercios al reemplazar plantas de carbón”, explica en exclusiva.

En segundo lugar, describe la importancia de la expansión de las energías renovables, donde Siemens Gamesa despliega su experiencia en generación eólica.

“Posteriormente, transitamos a la decarbonización profunda, donde emergen tecnologías innovadoras como el hidrógeno verde”, añade.

No hay transición sin transmisión

En cuanto a Tecnologías de Red, Siemens Energy se enfoca en la conexión entre la generación de energía y los puntos de consumo mediante sistemas de transmisión y distribución.

“Las energías renovables, como la solar y la eólica, generan energía de manera intermitente. Sin embargo, mediante el uso de innovaciones como condensadores sincrónicos, baterías y electrónica de potencia, podemos mitigar el impacto de estas intermitencias”, destaca Pastorino.

México emerge como un punto estratégico en los planes de crecimiento de la empresa en América Latina. Al respecto, el directivo destaca el rol clave del país en la región, tanto en términos de nearshoring como de greenshoring. Como muestra de ello, construye actualmente cuatro ciclos combinados de alta eficiencia para CFE; proporciona servicios de mantenimiento para aproximadamente 3,000 MW de capacidad eólica instalada con Siemens Gamesa , y para tecnologías de transmisión, cuentan con una fábrica de interruptores de alta tensión en Querétaro y dos fábricas de transformadores en Guanajuato. Estas instalaciones abastecen equipos de transmisión y se benefician del concepto de relocalización de cadenas de suministro, lo que les permite satisfacer la demanda tanto del mercado mexicano como del americano.

“Es importante destacar que México ha sido designado como uno de los ocho países focales a nivel global para Siemens Energy. En consecuencia, hemos establecido y estamos expandiendo un centro de competencias en Querétaro, que se suma a otros dos ubicados en India y Rumanía, para respaldar las diversas regiones del mundo. Desde este centro de competencias brindamos soporte a las Américas en áreas como tecnología de la información, administración, ingeniería y ejecución de proyectos”, comparte el directivo.

El concepto del greenshoring es fundamental en este escenario, ya que Latinoamérica cuenta con recursos naturales incomparables, como el viento y la radiación solar.

“Estas condiciones nos posicionan como un potencial hub energético global. Podríamos aumentar la presencia de renovables en nuestra matriz energética y también explorar la producción y exportación de energía verde, incluyendo el hidrógeno y sus derivados. Esta es nuestra gran oportunidad en Latinoamérica”, afirma. 

Hidrógeno verde: una alternativa para la descarbonización industrial

Javier Pastorino detalló que se encuentran en fase inicial de desarrollo del concepto de hidrógeno verde para lograr una decarbonización profunda.

“Nuestra visión es que se desarrollará a través de sus derivados, como el amoníaco, el metanol y los combustibles sintéticos basados en hidrógeno verde. Estos serán aplicados en sectores difíciles de electrificar, como la aviación, el transporte marítimo y el transporte de carga, donde la autonomía limitada de las baterías dificulta la electrificación. Es aquí donde el hidrógeno verde, mediante combustibles sintéticos, puede ofrecer una solución complementaria a la electrificación”.

Agregó que sus turbinas de gas utilizadas para generar energía eléctrica funcionan con gas natural, pero tienen la capacidad de adaptarse al hidrógeno con modificaciones mínimas en los quemadores y la cámara de combustión. Aunque esto implica ajustes técnicos específicos, las turbinas pueden operar de manera óptima.

“De hecho, estamos llevando a cabo pruebas de cofiring, mezclando gas natural e hidrógeno en diferentes proporciones para su quemado. Esto sugiere que, a medida que la tecnología de hidrógeno verde evolucione, podremos utilizarla en nuestras turbinas existentes. Sin embargo, es importante destacar que este proceso de transición requerirá tiempo y un enfoque gradual hacia la madurez tecnológica del hidrógeno verde, mientras continuamos abordando otros aspectos clave como la eficiencia energética, la penetración de energías renovables y la estabilidad de las redes eléctricas”, explicó el especialista.

Javier Pastorino reconoció que no hay un plazo definitivo establecido para alcanzar la transición energética.

“Implica un esfuerzo coordinado para alcanzar metas cruciales, como evitar un aumento promedio de la temperatura global de más de 1.5°C respecto a los niveles preindustriales. La clave radica en la colaboración público-privada y en la utilización de las tecnologías disponibles. No existe una solución única; es necesario aprovechar todas las herramientas disponibles y desarrollar nuevas tecnologías para lograr una transición exitosa”.

Recalcó que actualmente se enfocan en la eficiencia energética, la integración de fuentes renovables y la descarbonización profunda.

“Estamos trabajando arduamente en estas áreas y acelerando el desarrollo de tecnologías para su pronta implementación. Aunque no existen medidas específicas sobre cuándo ocurrirán estas fases, es imperativo actuar con sentido de urgencia. Debemos acelerar nuestros esfuerzos para avanzar en eficiencia y madurez tecnológica, con el objetivo de implementar soluciones lo antes posible”.

El compromiso de Siemens Energy con la sostenibilidad va más allá de sus operaciones comerciales. La empresa tiene como objetivo ser carbono neutral para 2030 y para ello implementa ya iniciativas concretas, como la instalación de paneles solares en sus instalaciones en Querétaro.

“Gracias a esto, toda nuestra operación se abastece con energía verde, ya sea directamente a través de paneles solares o mediante la compra de créditos de energía verde. Queremos liderar con el ejemplo, por lo que comunicamos con orgullo estas iniciativas”, concluyó.


Te podría interesar

Peak Oil y Peak Oil Demand

De la electromovilidad a la sostenibilidad del transporte en México

Negocios Industriales

Relacionados

EMA presenta el Barómetro de Electromovilidad de México para el primer semestre de 2024

La infraestructura de recarga para vehículos eléctricos en México aumentó un 23% en el segundo trimestre del año, alcanzando 39,257 posiciones, según el Barómetro...

Pemex reduce su deuda 25% durante el periodo 2018-2024

Entre 2019 y 2024, el gobierno federal transfirió a Pemex 1 billón 14 mil millones de pesos, destinados a saldar su deuda y desarrollar...

Eni México aumenta producción en un 56% en junio

Según el reporte mensual de producción de petróleo de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), Eni México reportó una notable elevación en su producción...