Soluciones de seguridad sobre incidentes en planta

0

Por Emerson

 

Las plantas industriales día con día enfrentan un gran reto, que es garantizar la seguridad en sus procesos y sus empleados. Crear y consolidar una cultura de la seguridad y llegar al indicador cero accidentes deber ser una de las prioridades de toda planta.

En la actualidad gran parte de las plantas industriales utilizan gases y productos flamables de manera controlada en una amplia gama de aplicaciones, sin embargo, es esencial emplear sistemas de seguridad críticos para asegurar que regulamos y controlamos los riesgos potenciales asociados con una fuga de gas y fuego no controlada.

Los casos más comunes de accidentes en planta son:

  • Exposición al amoníaco

El amoníaco es una sustancia química producida tanto por los seres humanos como la naturaleza. Consiste en una parte de nitrógeno (N) y tres partes de hidrógeno (H3). El amoníaco es un gas incoloro de olor muy penetrante, también se conoce como amoníaco gaseoso o amoníaco anhidro (“sin agua”).

Algunas de las aplicaciones industriales más comunes del uso del amoníaco son:

  • Producción de nitrato de amonio para fertilizantes.
  • En la industria de alimentos y bebidas como gas refrigerante y para eliminar la contaminación microbiana en la carne de res.
  • En la Industria química, el hidróxido de amonio es un ingrediente clave en los productos de limpieza.
  • En la industria del caucho, estabilización del látex natural y sintético para evitar la coagulación prematura.
  • Control gases contaminantes: la tecnología SCR trata los gases de combustión mediante reducción catalítica selectiva para el control de NOx a través de un catalizador a base de amoniaco.
  • En la industria de agua y aguas residuales, tratamiento para el control del pH y como eliminador de oxígeno en el tratamiento del agua de calderas.
  • En la industria de pulpa y papel, industria de celulosa y como dispersante de caseína en el recubrimiento de papel

El amoníaco es una sustancia corrosiva y los efectos principales de la exposición al amoníaco ocurren en el sitio de contacto directo (por ejemplo, la piel, los ojos, la boca, y los sistemas respiratorio y digestivo). Si se es expuesto a niveles muy altos de amoníaco, sufriría efectos más graves, como quemaduras, las cuales pueden ser suficientemente graves como para producir ceguera permanente, enfermedad de los pulmones o la muerte.

Un detector de camino abierto proporciona una detección de amoníaco rápida y confiable incluso en las condiciones ambientales más difíciles.

 

  • Monóxido de carbono

El monóxido de carbono (CO) es un gas sin olor ni color, pero muy peligroso. El CO se encuentra en el humo de la combustión, como lo es el expulsado por automóviles y camiones, candelabros, estufas, fogones de gas y sistemas de calefacción. El CO proveniente de estos humos puede acumularse en lugares que no tienen una buena circulación de aire fresco, ocasionando que una persona pueda envenenarse al respirarlos, causando súbitamente una enfermedad y la muerte.

Algunas de las aplicaciones industriales más comunes del uso del monóxido de carbono son:

  • La combustión incompleta es el principal generador de CO
    • Altos hornos
    • Convertidores y los hornos de coque
    • Salas de calderas
    • Incineradores
  • Algunas industrias lo utilizan como insumos
    • Metalurgia: Utilizando en mezclas de gas combustible con hidrógeno y otros gases
    • Química: Fabricación de ácidos, ésteres y alcoholes
    • Minería y metalurgia: Reducción de mineral y en la fabricación de carbonilos metálicos

No hay que olvidar que el monóxido de carbono es más ligero que el aire, por lo que los detectores deben ser instalados en un punto elevado.

  • Nitrógeno

El gas nitrógeno (N2) es un gas incoloro e inodoro que constituye aproximadamente el 78% de la atmósfera de la tierra. Se utiliza en la industria como un simple asfixiante con la capacidad de inertización, por lo que es útil en muchas aplicaciones en las que no se desea la oxidación, ya que desplaza el oxígeno, causando como consecuencia al ser humano reducir la capacidad de su cuerpo para respirar.

Algunas de las aplicaciones industriales más comunes del uso del nitrógeno son:

  • Envasado en la industria alimenticia y farmacéutica para evitar la oxidación y el deterioro de los alimentos.
  • Inertización de Tanques de Almacenamiento para evitar reacciones de químicos volátiles entre productos químicos o hidrocarburos volátiles al desplazar el oxígeno presente
  • Inyección de nitrógeno en pozos de petróleo y gas
  • En la fabricación de acero para evitar la oxidación
  • Soldadura y metalurgia para evitar la formación de óxidos y compuestos de desecho
  • Como alternativa más barata al argón en la fabricación de bombillas

Una solución para evitar un desastre en la planta es contar con detectores de gas y fuego. Es importante encontrar equipos donde no importe qué tan extremas o demandantes sean las condiciones; la detección temprana es la clave para evitar un accidente en la planta y mantener la seguridad con su personal.

Emerson ofrece las tecnologías de detección de gas y fuego más integrales y avanzadas, donde podrá monitorear en tiempo real el gas en zonas peligrosas, detectando con precisión las llamas en presencia de alta densidad de partículas en el aire y reduciendo la presencia de los trabajadores en el techo, logrando que el control de sus procesos sea más seguro y eficiente que antes.

Algunas de estas tecnologías son:

  • Detector de camino abierto Quasar 960 prevenga riesgos por exposición al armoniaco.
  • Rosemount 928, el monitor inalámbrico de monóxido de carbono, le advierte ante altas condiciones en tiempo real
  • Rosemount 928 para la ausencia de oxígeno, proporciona información en tiempo real de la concentración de oxigeno en el aire, creando un espacio de trabajo más seguro.

Emerson, su aliado como proveedor tiene como objetivo ayudarle a optimizar las operaciones diarias y lo que es más importante, mantener a su personal fuera de peligro.