Digitalización de los procesos de refinación, imprescindible para la rentabilidad y eficiencia

En entrevista para Global Energy México, Felipe Rivera, Vicepresidente de Process Automation de Schneider Electric México y Centroamérica, explicó que el sistema nacional de refinación necesita de forma inmediata una importante intervención para la actualización, digitalización y optimización de sus diversos activos, no sólo en materia de instrumentación y control.

De acuerdo con el ingeniero Rivera, actualmente los mercados demandan procesos dinámicos, por lo tanto, su digitalización redundaría en mayor flexibilidad operativa y mayor retorno de inversión. “Cuando una refinería implementa o adecua la digitalización, el compromiso es aumentar su competitividad, reforzar su rentabilidad y optimizar entre 3 y 7% su costo de operación, que en muchos casos es el margen de utilidad total de un proceso de refinación completo y, al tratarse de un negocio tan regulado, demandante y vital en la economía de una nación, esto representa un resultado significativo”, señaló.

Comentó que, definitivamente, en nuestro país, hace falta una inversión importante en digitalización de procesos de refinación, no obstante, hizo énfasis en que éste no es un asunto particular de Pemex, sino una condición de todas las refinerías del mundo con más de 10, 15 ó 20 años de existencia, que han pasado por un curso natural de obsolescencia al verse rebasadas por la tecnología, que avanza a gran velocidad.

Indicó que hay un rezago importante en algunas unidades y moderado en otras: “nuestras refinerías comprenden una gran variedad de procesos; es decir, son grandes y complejas, lo que las vuelve difíciles de evaluar como una sola entidad, pues nacen en épocas y situaciones de mercado distintas, y bajo circunstancias de operación con las que conforman una huella digital única”.

Explicó que dentro de cada una hay varias plantas, con tres, cinco, diez o hasta 50 años de antigüedad, así que cada una se configura de manera diferente, pero es claro que mucha de la tecnología con la que cuentan carece del software hoy disponible, lo que significa que las oportunidades de mejora son significativas para situarse en un estado efectivo y eficiente de operación y por supuesto, rentabilidad.

El ingeniero Felipe Rivera opinó que es 100% viable llevar a cabolas actualizaciones tecnológicas pertinentes en las refinerías mexicanas y que, para la construcción de una nueva, es prácticamente una obligación que incorpore con una plataforma digital, de lo contrario, estaría destinada a una nula rentabilidad; sin embargo, aclaró que no se trata de hacer que Pemex renueve toda su infraestructura porque caería en una modernización inviable: “lo que ofrecemos es un software que permite actualizar la infraestructura existente, hacerla evolucionar, incrementar sus capacidades y llevarla a un nivel de digitalización eficiente, confiable, competitiva y rentable”.

Resaltó que aunque aún necesitan una profunda actualización y mantenimiento, han integrado y adaptado poco a poco y de forma natural sus sistemas en las seis refinerías del país. “Sería muy recomendable para la industria de la refinación que las empresas se den la oportunidad de analizar lo que existe a disposición para aumentar la capacidad de los activos. Hemos digitalizado las refinerías más importantes del mundo, como la de Jamnagar, en India,y para la nueva refinería esperamos que Pemex invite a Schneider Electric a participar como tecnólogo experto para construir un sistema de refinación saludable a la altura de los mercados globales a los que hoy nos enfrentamos”, concluyó.

 

Para leer la entrevista completa, consulte el número de enero de Global Energy