Completa DEA Deutsche Erdoel adquisición de Sierra Oil & Gas

De acuerdo con Sierra Oil & Gas, se estima necesario una inversión de más de 2 mil millones de dólares durante los próximos cinco años para el aprovechamiento del portafolio resultante.

0

Después de que el 4 de diciembre se anunciara la firma de un acuerdo para combinar el negocio de Sierra Oil & Gas con el de Deutsche Erdoel AG (DEA AG), el 19 de marzo se dio por concluida la operación, que significa la adquisición del 100% de las acciones de la empresa mexicana para convertirse en la segunda subsidiaria de la alemana en México, después de Deutsche Erdoel México.

 

Con la aprobación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos de México (CNH) y la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), DEA realza su presencia en el mercado mexicano de E&P. El acuerdo comprende seis bloques de exploración y evaluación en México, incluida una participación importante en el descubrimiento de clase mundial Zama.

 

“Estamos muy contentos de haber completado la transacción. DEA ve a México como un mercado en crecimiento para su negocio de gas y petróleo. Tras la combinación de la nueva cartera de Sierra y los activos existentes de la DEA, tendremos un año muy activo por delante en términos de operaciones. La adquisición de Sierra es una oportunidad fantástica para que nos convirtamos en un jugador muy serio con una cartera importante en el país. Estamos construyendo una empresa privada líder en el sector upstream en México”, dijo Maria Moraeus Hanssen, CEO de DEA.

 

Por su parte, Juan Manuel Delgado, Director General de Deutsche Erdoel México, dijo: “Esperamos unir fuerzas y hacer crecer el negocio de la DEA en México. Juntos desarrollaremos una unidad de negocios muy bien equipada para brindar resultados en todas las partes de nuestras operaciones ampliadas, y que servirá como la base para un mayor crecimiento”.

 

A través de Sierra, DEA posee ahora 40% de participación no operativa en el Bloque 7, que contiene una parte significativa de Zama, uno de los descubrimientos más grandes en aguas poco profundas de los últimos 20 años a nivel mundial. En general, se estima que Zama tendrá entre 400 y 800 millones de barriles recuperables de petróleo equivalente y se espera que comience producción para 2022 o 2023.

 

DEA también agrega intereses no operados en cinco bloques de exploración altamente prospectivos a su cartera. Los bloques de exploración de Sierra cubren aproximadamente 9,400 kilómetros cuadrados en la parte central de la cuenca sureste de México. Además, DEA actualmente opera el campo petrolero Ogarrio en tierra, en sociedad con Pemex, y tiene participaciones en cuatro bloques de exploración en las cuencas Tampico Misantla y Sureste, tres de ellos como operador.

 

De acuerdo con el anuncio de Sierra Oil & Gas, se estima necesario una inversión de más de 2 mil millones de dólares durante los próximos cinco años para el aprovechamiento del portafolio resultante.

Fundada en 1899 y con un portafolio diversificado en Europa, Norte de África y Latinoamérica, DEA AG es una de las compañías independientes de petróleo y gas más grandes en Europa. A través de Deutsche Erdoel México, DEA AG ha operado en México desde 2015 con oficinas en la Ciudad de México y en Villahermosa, Tabasco. Deutsche Erdoel México es el operador del campo terrestre Ogarrio en sociedad con Pemex, además de tener intereses en cuatro bloques exploratorios costa afuera en la provincia petrolera Tampico-Misantla y en la Cuenca del Sureste.

Ivan Sandrea, director general de Sierra Oil & Gas, comentó: “Nos complace haber conseguido un experimentado y bien capitalizado inversionista industrial que aportará valioso talento técnico y know-how internacional. Nuestro programa de operaciones para 2019, que ha requerido años de planeación, incluye tres pozos de delineación en Zama y cuatro pozos exploratorios en otros bloques, lo que convierte a Sierra en uno de los jugadores más activos de México para el próximo año. Con el apoyo de DEA AG, esperamos poder aprovechar todo el potencial de nuestra base de activos, ofrecer un desarrollo más rápido del descubrimiento de Zama y, en última instancia, realizar una contribución significativa a la industria petrolera mexicana”.