Shell responde a AMLO; las diferencias en el precio de venta al público son muy reducidas

0

Luego de que la secretaria de Energía, Rocío Nahle diera a conocer que la empresa Shell era la que vendía más caro las gasolinas, la petrolera respondió a través de un comunicado las razones del precio de sus combustibles:

“El precio de venta al público de combustibles está compuesto por varios elementos:

El costo de la molécula, logística y distribución con un peso aproximado del 60% al 65% del precio final;Impuestos con un peso de entre 25 y 30%; y,el margen de utilidad, que asciende hasta a un 10% del total (mismo que se divide entre el comercializador y el distribuidor).

Al iniciar el 2019, el precio de la mezcla mexicana de petróleo fue de $43.65 dólares por barril, mientras que, para el 12 de abril, éste se ubicó en los $63.59 dólares por barril. Al ser este el insumo indispensable para producir gasolina, los precios de la molécula se ven automáticamente impactados. Si bien ha habido una reducción en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), el incremento en el precio del crudo ha erosionado el impacto del IEPS en el precio final de los combustibles.

Es muy importante precisar también que existen regiones con precios diferenciados en el país. Por ejemplo, los estados fronterizos tienen un tratamiento fiscal distinto a los estados del centro del país, lo que les permite tener acceso a combustibles más baratos. Se trata de una distinción importante que debe considerarse para interpretar con mayor precisión la estructura de precios en los distintos puntos de venta.

En los estados en los que operamos, y donde ocupamos sitios óptimos para atender a nuestros clientes, mantenemos una posición competitiva que se evidencia al analizar las diferencias en el precio de venta al público, las cuales son muy reducidas. Además, las gasolineras Shell son únicamente el 1% del total de estaciones de servicio en el país, por lo que no somos un actor preponderante que pueda impactar de manera decisiva en los precios de venta al público.

Los precios de los combustibles de la marca Shell son consistentes con nuestra oferta de valor al cliente: combustibles de la más alta calidad desarrollados a partir de intensos procesos de investigación y desarrollo en los que la empresa invierte más de mil millones de dólares al año y que son desarrollados de la mano de nuestro socio estratégico, Scuderia Ferrari; infraestructura segura, limpia y eficiente; servicio personalizado; productos de la más alta calidad en nuestras tiendas de conveniencia, y personal capacitado y bien remunerado.

Shell sabe que los clientes tienen una amplia variedad de opciones al momento de comprar combustibles. Los consumidores mexicanos saben escoger y escogen bien. Por ello, buscamos ofrecer un precio competitivo basado en productos y servicios diferenciados y que brindan un mejor rendimiento de los motores, así como una mejor experiencia de conducción.”