Reunión de OPEP+ para recortar producción petrolera concluye sin acuerdo por parte de México

Estados Unidos hizo el compromiso de reducir 250 mil barriles adicionales, que sumados a los 100 mil aceptados por México, se acercan mucho a la cifra solicitada por la OPEP.

0

El día de hoy se reanudará la discusión en busca de determinar nuevas acciones para balancear el mercado en busca de estimular el precio del crudo. La videoconferencia se dará entre los ministros de Energía del Grupo 20, después de que Moscú, Riad y otros miembros de la OPEP+ alcanzaron ayer un acuerdo de reducción colectiva de producción de petróleo equivalente al 10% de los suministros mundiales, mientras que Estados Unidos y otros productores están llamados a recortar un 5% más.

Hasta ahora, México estaba llamado a recortar la producción en 400 mbd, de los cuales solo aceptó 100,000 barriles diarios durante los próximos dos meses, ocasionando fuerte controversia, ya que los ajustes del resto de la OPEP+ ascienden a 10 millones de barriles por día.

“Nosotros nos sostuvimos hasta el final porque nos ha costado mucho esfuerzo aumentar la producción. Ya aquí hemos hablado cómo durante 14 años consecutivos dejaron caer la producción en el país. Fue un rotundo fracaso la política petrolera que aplicaron. Todo esto se precipitó con la mal llamada reforma energética”, explicó Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina.

La acción no ha sido bien vista ante los miembros de la OPEP, incluso, Irán pidió que se saque a México del acuerdo y que los 400 mil barriles correspondientes se repartan entre los demás miembros, según diversos medios nacionales.

Sin embargo, esta mañana se comunicó también que Estados Unidos hizo el compromiso de reducir 250 mil barriles adicionales para compensar la cifra a la que México no accedió.

La OPEP, Rusia y otros aliados delinearon el jueves planes para reducir su producción de petróleo en más de una quinta parte, y dijeron que esperaban que Estados Unidos y otros países productores se unieran al esfuerzo por elevar los precios.

No obstante, aunque se llegue a un acuerdo sobre estos recortes, que reducirán el equivalente al 15% de la producción mundial, el mercado seguirá teniendo una sobreabundancia de crudo, ya que la demanda ha caído hasta un 30%.

Cabe recordar que los precios del crudo se han hundido a su mínimo en dos décadas por las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus, que provocaron un colapso de la demanda petrolera, así como por el pulso entre Moscú y Riad por la cuota de mercado, que inundó el mercado de suministro extra.

De acuerdo con Reuters, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado al líder de la OPEP, Arabia Saudita, que es anfitrión de la cita del viernes, con medidas punitivas si no arregla los problemas de exceso de suministro, que han impactado a los presupuestos de las naciones productoras y a las compañías estadounidenses, que extraen el hidrocarburo a un costo más alto.

Mientras la OPEP+ intentaba cerrar un pacto de recorte tras 10 horas de videoconferencia, Trump habló por teléfono con su par ruso, Vladimir Putin, y con el rey Salman saudí. “Tuvimos una gran conversación sobre la producción petrolera y la OPEP, para que consigamos que a nuestra industria le vaya mejor que ahora”, dijo Trump.

El director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Fatih Birol, dijo que espera que la reunión del G-20 restaure la estabilidad en los mercados petroleros.