Pide Coparmex aplicar programa emergente de inversión pública y privada en Pemex

0

Por medio de un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), reiteró que el Plan de Negocios 2019-2024 de Petróleos Mexicanos (Pemex), presentado por la Presidencia de la República en julio pasado, es insuficiente debido a que no ha resuelto los principales problemas estructurales de la empresa productiva del Estado, lo cual queda demostrado con los números rojos que presentó Pemex en su último reporte financiero a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), en el que se indica que la empresa registró una pérdida anual de 346 mil 135 millones de pesos (mdp) en 2019, es decir, 91.8 por ciento más que el resultado negativo obtenido al cierre del período anterior.

Según las cifras de su reporte financiero, las ventas de Pemex cayeron 21.6 por ciento anual en el cuarto trimestre de 2019, frente al mismo periodo de un año antes. En ese sentido, la petrolera mexicana se vio afectada por menores ingresos por las ventas nacionales y al exterior de productos, ante un menor precio del barril de crudo.

Los costos de ventas de Pemex bajaron 5.3 por ciento, debido a una caída de 46 mil 800 mdp en compra de productos para reventa, como las importaciones de gasolinas, y una disminución de 10 mil 900 mdp en las pérdidas no operativas, referentes al robo de combustibles.

Ante este panorama, la Confederación Patronal volvió a advertir, que el Plan de Negocios 2019-2024 no sólo es insuficiente, sino que conlleva un alto riesgo de presiones a las finanzas públicas, por el tamaño de los recursos con los que se pretende apoyar a la petrolera, y por otra parte, no incluye un plan de reducción de deuda, ni recorte de costos de operación de Pemex.

Una de las principales limitantes de la estrategia presentada por el Gobierno de México, es que no ayudará a incrementar la participación de la inversión privada para generar mayor producción petrolera y recuperar la credibilidad de la compañía paraestatal.

El Gobierno Federal debe reevaluar las decisiones para revertir la desaceleración marcada de la economía. El sector patronal hace un llamado a la Presidencia de la República para  iniciar un programa emergente de reactivación con inversión pública y privada, en el corto plazo.