LUKOIL y Baker Hughes fusionan esfuerzos para mejorar la eficiencia energética en toda su cadena de producción

0

Baker Hughes y LUKOIL firmaron un acuerdo para profundizar su colaboración global. Anunciado durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), el acuerdo aprovechará las tecnologías diversificadas de Baker Hughes combinadas con la profunda experiencia industrial de PJSC LUKOIL y la extensa cadena de producción internacional para aumentar la eficiencia, reducir las emisiones y aumentar la productividad de la industria del petróleo y el gas y apoyar la transición energética.

Las empresas explorarán varias colaboraciones clave, que incluyen:

  • Una asociación de tecnología de levantamiento artificial para probar las bombas eléctricas sumergibles (ESP) de Baker Hughes con los motores de imán permanente (PMM) de eficiencia energética de PJSC LUKOIL. Las tecnologías ESP de Baker Hughes ofrecen el rango operativo más amplio de la industria, con niveles insuperables de eficiencia, confiabilidad y rendimiento, mientras que la tecnología PMM de PJSC LUKOIL permite una reducción en el consumo de energía en un 15-20% en comparación con los procesos de levantamiento artificial actuales y es líder en el mercado ruso. Las dos compañías compartirán experiencia tecnológica, capacitación conjunta y oportunidades comerciales, y tendrán como objetivo lanzar proyectos piloto conjuntos en Egipto, Irak, Rusia y Estados Unidos en los próximos cinco años.
  • Un enfoque integrado para las iniciativas de reducción de carbono y eficiencia energética de LUKOIL. Las empresas explorarán proyectos de mapeo y reducción de emisiones a lo largo de la cadena de producción en los proyectos LUKOIL Overseas, que abarcan reservas de más de 1,500 millones de barriles de petróleo equivalente en 11 países. Baker Hughes también brindará consultoría para el despliegue de tecnologías líderes para detectar y reducir las emisiones, así como mejorar la eficiencia de la producción de petróleo para la quema, combustión y aplicaciones adicionales. Se espera que el primer piloto se lance en Uzbekistán.
  • Una cooperación para producir tubos compuestos bobinados de Baker Hughes en Rusia, aprovechando la producción de polímeros de PJSC LUKOIL para proporcionar una alternativa eficiente y con menos carbono a los tubos de acero tradicionales. Con la experiencia de Baker Hughes en soluciones de tuberías flexibles, las nuevas tuberías podrían mejorar la eficiencia operativa y ampliar los éxitos de reducción de emisiones de PJSC LUKOIL al tiempo que respaldan las capacidades de fabricación locales.
  • “Estamos encantados de haber firmado esta colaboración histórica con LUKOIL que impulsará nuestros esfuerzos para liderar la transición energética en la región”, dijo Lorenzo Simonelli, presidente y director ejecutivo de Baker Hughes. “Esperamos construir sobre nuestra relación a largo plazo con un socio con visión de futuro, colaborando en áreas estratégicas para ayudar a LUKOIL a lograr un mayor éxito. Espero compartir nuestra experiencia y tecnologías a través de un enfoque integrado esencial para acelerar nuestro viaje hacia las cero emisiones netas”.