Minsait muestra el impacto positivo de la transformación digital en el sector energético

0

La disminución de costos de operación y mantenimiento, reducción de riesgos en el entrenamiento de profesionales, anticipación a fallos y alargamiento de la vida útil de los equipos, o agilidad en la adaptación a nuevos marcos regulatorios son algunos de los grandes beneficios que aporta la aplicación de las tecnologías digitales a la gestión de los activos en el sector energético. Sin embargo, no se trata solo de utilizar la tecnología por la tecnología, el éxito de los proyectos está condicionado por incorporar procesos de transformación cultural que se extiendan a toda la organización.

Así quedó reflejado en el “Yearly Insights 2019” sobre “Gestión de Activos & Transformación Cultural”, el evento anual que organiza Minsait, una compañía de Indra, que reunió en sus instalaciones a expertos de la compañía y a representantes de importantes firmas del sector energético.

En el evento organizado por Minsait se mostró que uno de los aspectos que más preocupa en el sector es la transformación cultural de las empresas, que debe acompañar a dicho proceso de transformación digital -que incluye tecnologías muy innovadoras para todo el ciclo de vida de un activo como GIS (Sistemas de Información Geográfica) de última generación, realidad virtual, IoT o Big Data-  para aumentar la capacidad competitiva en el nuevo mercado de energía.

Expertos de Minsait y directivos de las empresas energéticas coincidieron en que la estrategia en este ámbito debe estar sostenida en dos pilares: por un lado, la transversalidad, es decir, contar con organizaciones más horizontales y ligeras, en las cuales las estructuras jerárquicas se difuminen para fomentar la participación y colaboración entre profesionales de distintas áreas;  por otro, reconvertir el talento interno a través de planes de formación e incorporación de nuevos perfiles digitales que impulsen una cultura orientada a la innovación.

Durante el encuentro, representantes de destacadas empresas energéticas como Red Eléctrica de España (REE), Iberdrola, Endesa o Axpo expusieron los beneficios de los proyectos de transformación que están llevando a cabo con la colaboración de Minsait como socio de consultoría y tecnología, y que ya se perfilan como referentes de eficiencia e innovación en el sector.

En el caso de Red Eléctrica, INTEGRA es uno de los proyectos estratégicos de transformación que se alinea con los objetivos de eficiencia y sostenibilidad de la compañía con impacto en la gestión global de la actividad, desde que se planifica el desarrollo de infraestructuras de transporte a largo plazo hasta la entrada en servicio de una nueva subestación eléctrica o la ejecución de labores de mantenimiento en cualquiera de sus activos.

La planificación integrada ha permitido crear una cadena de valor responsable que ha mejorado la relación con los proveedores e impulsado las alianzas a largo plazo, además hacer más sostenible la cadena de suministro gracias a la optimización del uso de los recursos requeridos para el desarrollo de la actividad de la compañía y dotado de mayor eficiencia a la gestión de activos mediante la digitalización de actividades y procesos clave.

La integración y transversalidad son características que también ha trasladado Iberdrola a GISNET, una avanzada plataforma GIS (Sistema de Información Geográfica) que responde con agilidad a las necesidades de información sobre activos que demanden las distintas áreas del negocio energético de la compañía y ha ayudado al grupo energético a adaptarse con eficacia al nuevo marco regulatorio, asegurando la coherencia entre  las unidades físicas (instalaciones o activos de explotación), el sistema GIS y los sistemas de gestión de obras e inversiones, contables y regulatorios. El proyecto ha supuesto un enorme reto dado que Iberdrola posee una de las mayores redes de distribución de electricidad del mundo.

Por otro lado, el empleo de la realidad virtual está permitiendo que más de 700 profesionales del área de generación térmica de Endesa se estén entrenando sin riesgo, con mayor motivación y de manera más eficiente en los trabajos de gestión de descargos (bloqueo físico de equipos). El proyecto VIVES se enmarca dentro del proceso de digitalización de Endesa, por el que se están aplicando tecnologías de vanguardia para la transformación digital, y de la implantación de la metodología LOTO (Lockout, Tagout), un nuevo procedimiento de señalización y bloqueos físicos cuyo objetivo es garantizar que los equipos e instalaciones se encuentran en condiciones seguras para las operaciones de mantenimiento.

Destaca también el caso del grupo energético suizo AXPO, que ha desarrollado una innovadora herramienta de monitorización de parques eólicos basada en Onesait Platform, la plataforma Internet of Things y Big Data de Minsait, para mejorar el rendimiento de más de más de 130 parques eólicos localizados en 9 países europeos. Entre otras cosas, permite gestionar en tiempo real información para obtener una mayor precisión en la previsión de producción de energía y anticiparse a los fallos en los elementos mecánicos o eléctricos. Además, Axpo espera duplicar la potencia gestionada en menos de dos años ofreciendo a sus clientes esta solución como servicio de valor añadido.