Inicia construcción de la primera terminal de GNL en Baja California Sur

La estadounidense New Fortress Energy (NFE) se adjudicó un contrato a largo plazo para el desarrollo, construcción y operación de una terminal para la importación de gas natural licuado (GNL) en el puerto de Pichilingue, Baja California Sur, México. El proyecto se le otorgó el pasado 19 de julio, por la Administración Portuaria Integral de Baja California Sur (APIBCS), después de un proceso de licitación pública.

Asimismo, detalló que el gas natural licuado que se recibirá en la nueva terminal de New Fortress Energy se utilizará para consumo local, donde introducirá este combustible al estado de Baja California Sur, con los consecuentes beneficios para el medio ambiente y la competitividad del sector energético local.

La nueva planta de gas natural se construirá en el puerto de Pichilingue y estará en operaciones en 2020, tendrá una inversión privada estimada en más de 3 mil quinientos millones de pesos y generará de inicio más de 200 empleos directos y una vez trabajando, abrirá las posibilidades para el empleo de mano de obra calificada.

El fundador de la empresa, Wes Edens, señaló que con este desarrollo y su inversión en México apoyarán con energía limpia y costeable para contribuir al crecimiento de la economía y a la reducción de emisiones perjudiciales.

“New Fortress Energy confía en que esta alianza con la industria, comunidad y autoridades locales derivará en una nueva forma de energía para Baja California Sur”, afirmó, y expresó su confianza en que esta alianza con la industria, comunidad y autoridades locales derivará en una nueva forma de energía para Baja California Sur. “Este desarrollo y la inversión en México apoyarán con energía limpia y costeable para contribuir al crecimiento de la economía y a la reducción de emisiones perjudiciales”.

Por su parte, el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis, dijo que la confianza que despierta Baja California Sur en las inversiones y el trabajo de los tres niveles de gobierno y de la sociedad organizada en un solo sentido, generan un dinamismo económico ejemplar que debe traer consigo mejores condiciones de desarrollo social para todas las familias sudcalifornianas.

El proyecto, agregó el Mandatario sudcaliforniano, se identifica con el interés del Gobierno del Estado que está a favor del uso de energías renovables ya que son más compatibles con el medio ambiente, son más económicas y generan empleos.

“Se trata de un proyecto que vendrá a ampliar los horizontes para nuestro desarrollo. El mejor futuro no es algo con lo que uno se tropieza, ni siquiera es algo que se alcanza, el mejor futuro es algo que se construye; y se construye con cosas como esta que está aconteciendo hoy en Baja California Sur y que le va a cambiar el perfil a nuestro estado, con lo que ya tenemos; pero quizá más importante, con lo que viene”, comentó.

Acompañado por la señora Gabriela Velázquez de Mendoza presidenta del DIF estatal, por alcalde Armando Martínez Vega, por Wes Edens, presidente y fundador de New Fortress Energy, por el director general de API José Soto López y por el secretario de Turismo Luis Araiza, el gobernador Mendoza Davis destacó la importancia de esta obra, pues abre las posibilidades para que más empresas se instalen en la entidad y las que se encuentran operando puedan fortalecerse al utilizar esta fuente de energía.

Francisco Loubet, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de La Paz, expresó su satisfacción por el inicio de esta obra, porque la terminal de gas es una de las inversiones más importantes porque “tendremos más calidad de vida y sobre todo, más inversión y progreso para todos”.

Paloma Palacios, presidenta ejecutiva de la Asociación de Hoteles de Los Cabos, ofreció el respaldo del sector para este tipo de proyectos “que es uno de los pasos que ya se están dando para la solución de generación de nuevas energías, limpias a mejor costo, sostenible y para el alcance de todos”.

A través de este puerto se importará gas natural para el desarrollo de la actividades productivas y generación de energía eléctrica, reduciendo con ello la emisión de contaminantes al medio ambiente hasta en un 70%.