Desafíos para el sector de exploración y producción de hidrocarburos en México. 2019

0

Por Alexandro Rovirosa (*)

Es innegable el potencial del sector energético mexicano, particularmente las actividades de Exploración y Producción de Hidrocarburos resultan estratégicas para el desarrollo y crecimiento económico del País, que en la ultima década ha sido de un promedio del 2.2% de acuerdo a cifras de la OCDE y que podría aumentar considerablemente con la extraordinaria generación de valor económico que representan las reservas y recursos prospectivos de Hidrocarburos con los que cuenta México, además de que las inversiones correctas ayudarían a garantizar el abasto energético y aumentarían la contribución al financiamiento del gasto publico.

En mi opinión el crecimiento económico de México en el largo plazo podría descansar grandemente en el sector energético. Es por ello que me resulta altamente ilustrativa la imagen abajo mostrada de los Pozos y plataformas existentes alrededor del Golfo de México.

Fuente: Compilado por CRS utilizando datos de HSIP Gold 2012 (Platts), IHS 2012 Wells y Esri.

Como podemos ver el potencial es enorme, mientras que del lado de nuestros vecinos del norte se encuentra altamente desarrollada y explotada esta actividad productiva, en México todavía hay mucho por hacer en materia de Exploración y Producción de Hidrocarburos. Nos encontramos en México como se encontraba Estados Unidos hace 50 años.

Mas aun la producción petrolera de México ha venido declinando a un ritmo acelerado por la falta de inversión en el sector de Exploración y Producción, y por que en mi opinión el Gobierno no puede hacerlo todo solo en esta materia. En ese sentido, la Reforma Constitucional publicada el 20 de diciembre de 2013, conocida como Reforma Energética, juega un papel clave para impulsar de nueva cuenta el sector de Exploración y Producción, si es implementada y aprovechada en el mejor interés del Estado Mexicano.

La mayor parte de la producción petrolera de México se encuentra en aguas someras, alrededor del 75% de la producción proviene de las costas de Tabasco y Campeche, particularmente de los campos Ku-Maloob-Zaap y Cantarell, que fue uno de los campos con mayor producción del mundo en el pasado y que hoy todavía produce alrededor de 400,000 barriles diarios, pero considero que al amparo de esta Reforma debe fortalecerse la inversión publica en el sector y permitirse de igual manera la inversión privada, por ejemplo, en sectores donde México ha realizado muy poca actividad en la parte que le corresponde del Golfo de México, como en Aguas Profundas, donde pueden existir grandes reservas por ser descubiertas y que solo serian viables con la inversión del sector privado, toda vez que México no tiene todavía la capacidad técnica y el conocimiento necesario para producir en esta área.

De igual forma, la producción de gas en México no es suficiente para cubrir la demanda que ha venido incrementándose para soportar la generación de electricidad, por lo que la inversión en la producción de gas resulta estratégica de igual forma, tanto para gas convencional como no convencional y en la urgente necesidad de contar con infraestructura para almacenamiento, transportación y distribución de gas, donde es necesaria la inversión del sector privado.

La producción de recursos no convencionales conocidos como Shale de igual forma representan una gran oportunidad para México. La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) ha estimado que los recursos prospectivos de Shale gas ubican a México en la posición numero seis global de esta clase de recursos, lo que significa un potencial enorme que no debemos desperdiciar ni dejar pasar si queremos crecer como país.

En conclusión, considero que México tiene enfrente un enorme reto, pero a la vez una gran oportunidad de mejorar en todo. Creo que la Reforma Energética es un excelente instrumento pero que su implementación ha sido sesgada políticamente, que el deliberado debilitamiento de la Empresa Estatal Petróleos Mexicanos en anteriores administraciones fue un grave error, pero que sin duda puede enmendarse el rumbo y crear un sano equilibrio de inversión público y privada en el sector que impulsaría el crecimiento y desarrollo del país. Son demasiadas las cosas por hacer que hay cabida para todos.

 

(*) El Lic. Alexandro Rovirosa es fundador y CEO de Roma Energy Holdings, una empresa de exploración y producción de hidrocarburos constituida en Texas, Estados Unidos. Alexandro Rovirosa ha participado de manera activa en la industria petrolera en México a través de sus múltiples empresas como contratista de PEMEX en los últimos 11 años, proporcionando servicios relacionados con la Construcción y Mantenimiento de Oleoductos y Gasoductos, y otros servicios de apoyo a las actividades de Exploración y Producción en la región Sureste de México, particularmente en Tabasco, de donde es originario.