BP y Shell caen en mínimos históricos no registrados desde hace 25 años

0
Plataforma Appomattox de Shell en el Golfo de México (PRNewsfoto/Shell Offshore Inc.)

Los gigantes petroleros British Petroleum (BP) y Royal Dutch Shell vieron caer los precios de sus acciones a mínimos de 25 años, así lo reveló un análisis de la plataforma de inversión global eToro.

Adam Vetesse, analista de la firma, señaló que BP cerró el día con una baja de 3.1%, mientras que Royal Dutch Shell cayó 3.7%, ya que los precios del petróleo volvieron a caer por debajo de los 40 dólares el barril.

Pese a ello, indicó, “el FTSE 100 y el FTSE 250 obtuvieron ganancias marginales el jueves, incluso cuando los gigantes petroleros BP y Royal Dutch Shell vieron caer los precios de sus acciones a mínimos de 25 años”.

De acuerdo con Vetesse, dentro de los índices estadunidenses, el sector energético tampoco tuvo una buena jornada en bolsa, luego de que la advertencia de pérdidas de Exxon hundiera las acciones de esta industria.

Para el experto en análisis de mercado, “pese algunos datos preocupantes, los inversionistas reaccionaron positivamente a la avalancha de datos económicos del jueves, que también incluyó una mejora en el índice de gerentes de compras de IHS Markit Manufacturing de septiembre”.

El Nasdaq Composite cerró el día con alza de 1.4%, mientras que el S&P 500 subió 0.5% y el Dow Jones Industrial Average logró una ganancia de 0.1%. Hubo una enorme disparidad entre los diferentes sectores del S&P 500: las acciones de energía se hundieron 3.1% en general, mientras que las acciones de consumo discrecional se dispararon 1.5%.

En la parte superior del índice se encontraban la empresa de comercio electrónico Etsy, el fabricante de ropa deportiva Under Armour y el gigante de transmisión Netflix, que ganaron un 8.3%, 5.6% y 5.5%, respectivamente. En la parte baja estuvieron la empresa de servicios petroleros Halliburton y el fabricante de combustibles.

El Nasdaq Composite cerró el día con alza de 1.4%, mientras que el S&P 500 subió 0.5% y el Dow Jones Industrial Average logró una ganancia de 0.1%. Hubo una enorme disparidad entre los diferentes sectores del S&P 500: las acciones de energía se hundieron 3.1% en general, mientras que las acciones de consumo discrecional se dispararon 1.5%.

En la parte superior del índice se encontraban la empresa de comercio electrónico Etsy, el fabricante de ropa deportiva Under Armour y el gigante de transmisión Netflix, que ganaron un 8.3%, 5.6% y 5.5%, respectivamente. En la parte baja estuvieron la empresa de servicios petroleros Halliburton y el fabricante de combustibles Valero, que cayeron alrededor de 7%.

La caída entre los nombres de energía se produjo después de que Exxon Mobil revelara que probablemente registró un tercer periodo consecutivo de pérdidas en el tercer trimestre, lo que ejerció presión sobre su dividendo, según Bloomberg.