Energía, una necesidad vital en hospitales

El incremento de nuevos casos de Covid-19 ha representado un gran reto para los centros hospitalarios, debido a la alta demanda de energía que un paciente requiere; por lo que es de vital importancia un suministro fiable, estable y permanente.

0

La energía eléctrica es un valor intangible vinculado, permanentemente, con la mayoría de las actividades hospitalarias, y cobra mucha más importancia en momentos de alta demanda de equipos utilizados en la atención de pacientes durante la actual crisis sanitaria.

En los centros de atención médica, la salud de muchas personas depende del funcionamiento óptimo de todos los elementos que se deben conectar a una fuente eléctrica fiable, estable y permanente, sin picos o frecuencias que puedan causar daño a los equipos. Para lograr esto se requiere de la combinación de un suministro externo provisto por una empresa distribuidora de energía, otro de respaldo como una planta eléctrica, y un sistema que asegure el proceso de intercambio de una fuente a otra. Es decir, una herramienta que proteja al sistema durante la migración que ocurre durante fallas o apagones.

Según Tania Kalinka Cerda, directora de la división Digital Energy de Schneider Electric México y Centroamérica “la energía eléctrica constituye una de las materias primas esenciales, y como tal es importante asegurar su continuidad y calidad. Si se trata de decisiones de vida o muerte de seres humanos no podemos negociar la seguridad y excelencia de los resultados”.

Uno de los grandes retos que enfrentan los hospitales, actualmente, es la demanda de camas destinadas a pacientes con Covid-19, esto ha tenido como consecuencia convertir espacios comunes, sitios temporales e incluso carpas, en unidades de cuidado intensivo. Adecuar estos nuevos ambientes ha significado mucho más, que solamente llegar a conectar un equipo.

Dado el incremento de las actividades, es importante ajustar los programas de mantenimiento, considerando las condiciones de carga que puedan estar enfrentando estas instalaciones. Esto permitirá un correcto desempeño del hospital en todos los aspectos, haciendo que su funcionalidad, eficiencia y ahorro sea mejor aprovechado.

La calidad, antigüedad y mantenimiento de la infraestructura eléctrica son factores esenciales que se deben tomar en cuenta durante todas estas adaptaciones. Ya que la misión es la salud, se debe contemplar detalles como la temperatura, seguridad y redundancia de la fuente, que la instalación y el diseño se haya sido realizada por un profesional y este de acuerdo con el tipo de servicio que se brinda, entre otros factores. Todas estas condiciones deben ser contempladas desde la etapa de diseño de la infraestructura, en complejos nuevos, modificaciones o expansiones.

Para gestionar estos retos en los hospitales, Schneider Electric ofrece una amplia gama de recursos de softwareequipos y servicios, que van desde el punto de alimentación de energía, hasta el último tomacorriente que se requiere. También sistemas de respaldo de alimentación ininterrumpida –UPS– para suministrar, sin pausas, la energía a equipos y sistemas críticos como respiradores artificiales, salas de operaciones, cuidados intensivos y demás.

Además, cuenta con EcoStruxure, plataforma que hace parte de la transformación digital, y brinda soluciones para la gestión de la energía por medio de equipos, plataformas y servicios, lo cual se traduce en longevidad de equipos, eficiencia en el mantenimiento y consumo eficiente de energía eléctrica. La plataforma identifica el comportamiento de los componentes en tiempo real, evidenciando desde temperaturas inadecuadas hasta demandas inusuales y fallas en equipos. En cuanto a supervisión, EcoStruxure permite que el personal pueda tener mayor control de los equipos y que los sistemas digitales operen como una solución conjunta, fácil de implementar y escalable, brindando a los hospitales las herramientas necesarias para mantener una operación segura y mejorar la continuidad y eficiencia operativa en el servicio.

Los beneficios que brinda esta herramienta han sido evidenciados por instituciones que trabajan en el rubro de la salud como el caso de Spotless en Australia, que se encargan del manejo de instalaciones hospitalarias en Australia y que han logrado encontrar una plataforma para poder operar de una forma más eficiente asegurar mantener la operación.

Toda edificación crítica como un centro de salud, necesita de profesionales expertos para mantener el control de cada proceso, incluida la gestión energética. La implementación de un sistema de apoyo como Asset Advisor, permite este manejo remoto de equipos eléctricos; realizado por especialistas que mediante dispositivos del IoT monitorean la instalación, los dispositivos, y su correcto funcionamiento.

“En Schneider Electric contamos con el recurso humano y tecnológico para brindar soluciones a múltiples niveles. Con EcoStruxure, a través de Asset Advisor se genera información en tiempo real, que permite control permanente del comportamiento de los equipos. De esta manera hacemos que internet de las cosas opere para tomar decisiones apropiadas y anticipadas para gestionar cada riesgo y necesidad”, indicó Kalinka.

La disposición de Schneider Electric ante las condiciones actuales es mantener activo de manera eficiente el suministro energético en los hospitales. Todos sus departamentos de servicio técnicos han permanecido disponibles para atender emergencias, colocando como prioridad todos los casos relacionados a salud.