Empresas apuestan por la sostenibilidad

0

En los últimos años la sostenibilidad corporativa ha ganado importancia en el sector público y privado con el objetivo de perseguir un planeta verde. Es por eso que múltiples empresas han decidido incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU como parte de sus estrategias de negocio para implementar acciones que favorezcan al medio ambiente.

De hecho, en una encuesta sobre responsabilidad corporativa realizada por KPMG a principios del 2021, se detectó que el 83% de las compañías en México reportan cómo se vinculan sus actividades con los ODS y el 45% de las empresas consultadas incluyen información sobre responsabilidad corporativa en su informe financiero anual.

Con esto en mente Smurfit Kappa, empresa líder en empaques a base de papel, comparte algunas tendencias a las que las empresas se están sumando para continuar impulsando acciones que beneficien al planeta.

La implementación de la economía circular

La economía circular invita a los negocios a replantear lo que es un “residuo”, a identificar lo que implica el desarrollo de un producto y a redefinir el proceso en la cadena de suministro. Muchas industrias se han sumado a esta tendencia por su dependencia a diversos recursos naturales. Implementar este modelo de negocio beneficia el manejo de recursos, lo que genera beneficios ambientales y sociales y además oportunidades económicas y de negocios.

Al desarrollar soluciones a base de papel, Smurfit Kappa ha implementado la economía circular desde hace quince años como parte de su compromiso con la protección del planeta, utilizando materiales renovables, reciclables, reciclados y biodegradables para crear nuevos productos.

Un enfoque sostenible de extremo a extremo

Esto significa no sólo entender todos los aspectos sociales, ambientales y económicos del negocio, sino también profundizar en la relación entre ellos. Conocer y analizar en su totalidad el ciclo de vida de un producto, desde las materias primas y el proceso de creación, hasta su utilización y qué sucede cuando se termina su ciclo de vida, es un factor clave para implementar la sostenibilidad de extremo a extremo.

La tendencia se ha apoderado de múltiples sectores ya que beneficia al medio ambiente, cubre las necesidades de un consumidor más consciente y agrega un valor añadido al producto final.

Un ejemplo de esta tendencia es el compromiso de Smurfit Kappa por reducir su huella ambiental durante el proceso de fabricación de empaques. La firma ha invertido en diferentes proyectos de eficiencia energética, prácticas de sistemas de tratamiento de agua, en optimización de uso de fibras y reducción de residuos. Estas, entre otras acciones, favorecerán a su objetivo para 2030 de disminuir en un 40% las emisiones de CO2 fósil apuntando a emisiones de carbono Netas Cero para 2050.

Cadenas de suministro sostenibles y responsables . Si las compañías quieren seguir creciendo a la vez que continúan ofreciendo productos de calidad, es clave que implementen procesos sostenibles que promuevan la transformación de las cadenas de suministro.

Esta es otra tendencia que ha motivado a los proveedores de distintas industrias a participar en mejores prácticas y a obtener certificaciones comúnmente aceptadas que suelen estás alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Smurfit Kappa, por ejemplo, se ha sumado a esta tendencia al solo trabajar con proveedores que estén adheridos a la gestión de calidad ISO 9001, gestión ambiental ISO 14001, sistemas de gestión de energía ISO 50001 y gestión de la eficiencia hídrica ISO 46001, entre otras que se alinean con sus políticas de sostenibilidad.

Promover el uso de combustibles renovables

Para hacer frente al cambio climático, las empresas están reduciendo su consumo de combustible fósil con el objetivo de evitar las emisiones de CO2. Los biocombustibles están pasando a ocupar un primer plano y muchas organizaciones están llevando a cabo la reingeniería de procesos e implementación de soluciones inteligentes que permita la eficiencia energética.

En algunos casos, como dentro de Smurfit Kappa, la estrategia para reducir las emisiones de CO2 con el uso de energías renovables va más allá de sus propias instalaciones. Abrir el enfoque también a los medios de transporte de los productos es otra forma de lograrlo al maximizar la eficiencia a través de la optimización de la carga útil y la reducción del kilometraje; desarrollar una buena combinación de transporte por carretera, ferrocarril o agua; y utilizar tecnologías de combustible con menor intensidad de carbono. En un mundo donde la sustentabilidad ecológica es uno de los asuntos más apremiantes, ser una empresa verde no es solamente una cuestión de ética, sino de necesidad.

Es por eso que cada vez son más las compañías de múltiples sectores que toman en cuenta estas tendencias con el propósito de implementar procesos de sostenibilidad empresarial que beneficien al planeta.

“En Smurfit Kappa estamos comprometidos en implementar iniciativas que fomenten la sostenibilidad en todas nuestras cadenas de suministro con el objetivo de mitigar el cambio climático y minimizar el impacto ambiental de nuestras operaciones. Seguiremos trabajando para llegar a nuestra meta de cero emisiones de CO2 para 2050 y continuaremos colocando la sostenibilidad en el centro de nuestro negocio para beneficiar al medio ambiente” comentó Jorge Alberto Ángel CEO de Smurfit Kappa México.

Artículo anteriorCummins Power Generation mostrará soluciones energéticas en Expo Congreso Internacional Eléctrico del Sureste 2021
Artículo siguienteIberdrola México promueve el desarrollo de Oaxaca