AMPES implementa estrategia para la recuperación económica ante la “nueva normalidad”

0

La reapertura de las actividades económicas, bajo los términos de la “Nueva Normalidad“ planteada por las autoridades y dentro del marco normativo al que el sector gasolinero está sujeto, incluye la prevención de riesgos y  el cumplimiento no solo de las normas oficiales preexistentes, sino que también deben incluirse los compromisos que las Estaciones de Servicio asumen con sus empleados, clientes, proveedores y la autoridad, respecto a la contingencia sanitaria, lo que permitirá evitar procedimientos innecesarios y/o sanciones y riesgos en el tema de salud,  minimizando así la posibilidad de una problemática mayor, señalo la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES).

De acuerdo con la AMPES, los cambios en el sector energético no podrán darse sin una transformación profunda y real que va desde la modernización de plataformas y refinerías, hasta la tecnología utilizada en las Estaciones de Servicio, así como la implementación y uso de las energías renovables, aunque para lograrlo se requiera de una infraestructura moderna con capacidad de comunicación e infraestructuras de distribución que deriven en redes inteligentes, lo cual es un cambio radical en las formas en que se ha trabajado en los diferentes sectores económicos del país.

Retomar la actividad económica exige un accionar comprometido y responsable, echando mano de servicios especializados bajo los criterios urgentes y prioritario con la condición de impostergable, por lo cual el proceso deberá ser asertivo, tomando en cuenta las oportunidades que brinden valor a productos y servicios. Ante este panorama las estrategias para las Estaciones de Servicio deberán coincidir en modelos de negocio que sean rentables y redituables, dentro de un marco regulatorio sustentable y con una lógica intergeneracional, derivadas de los cambios y la reorientación del sector gasolinero y basadas en las condiciones del mercado.

“La importancia del tema obliga a buscar ejemplos en la práctica internacional sobre la dirección que deberemos tomar aprovechando al máximo los recursos humanos, tecnológicos y financieros en la búsqueda de logar la transformación del sector gasolinero”, señaló Andrés Gutiérrez Torres. Presidente de la AMPES

Además de acatar los lineamientos de carácter obligatorio que las autoridades de salud dictan para el desarrollo de sus actividades, las estaciones de servicio deben tener vigilancia permanente en el cumplimiento de Normas Oficiales, por lo que, durante el mes de junio deberán cumplir lo siguiente: Primera Prueba de Laboratorio de Ensayo semestral para dar cumplimiento a la NOM-016-CRE-2016; Limpieza Ecológica y Recolección de Residuos Peligrosos trimestral; Mantenimiento a Instalaciones Eléctricas semestral de acuerdo; Cédula de Operación Anual; Prueba Periódica del Sistema de Recuperación de Vapores; e Implementación de los lineamientos técnicos específicos para la reapertura de las actividades económicas.

Debido a que el factor tecnológico es vital como herramienta que permite, no solo potenciar y agilizar la eficacia en la gestión del cumplimiento normativo en las Estaciones de Servicio tanto a nivel nacional como internacional, sino las actividades propias del sector, temas relativos a la situación actual por la pandemia y el continuo cambio que ello representa, es urgente el establecimiento de protocolos específicos, el intercambio de experiencias y conocimientos a través de la capacitación, vinculados siempre hacia mejores prácticas y a estar preparados para hacer frente a los desafíos.

“En AMPES trabajamos en brindar soluciones accesibles, que permitan al sector gasolinero cumplir en tiempo y forma las normatividades y ser más competitivos, apoyados en sustentos sólidos tanto tecnológicos como científicos”, concluyó Gutiérrez Torres.