Producción de hidrógeno verde sin carbono podría ser rentable para 2030: IHS Markit

0

De acuerdo con un nuevo análisis de IHS Markit, la producción de hidrógeno “verde” sin carbono podría ser rentable para 2030.

“Para 2030, la producción de combustible de hidrógeno al “dividir” el agua, que puede estar libre de carbono siempre que la electricidad utilizada en el proceso sea producida por fuentes renovables, podría ser rentable con los métodos predominantes en la actualidad que requieren el uso de gas natural como materia prima”, detalla el informe realizado por IHS Markit Hydrogen and Renewable Gas Forum.

El llamado hidrógeno “verde” producido por electrólisis es un proceso que utiliza electricidad para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno, el cual se está desarrollando rápidamente desde la operación piloto a escala comercial en muchas partes del mundo.

“Los costos para producir hidrógeno verde han caído un 50% desde 2015 y podrían reducirse en un 30% adicional para 2025 debido a los beneficios de una mayor escala y una fabricación más estandarizada, entre otros factores”, dijo Simon Blakey, Asesor Senior de IHS Markit, Global Gas, quien agregó que los trabajos realizados hasta ahora se centra mucho en las economías de escala como una forma de reducir los costos, desarrollar energías renovables dedicadas para aumentar el factor de carga en el electrolizador y ante las expectativas continuas de la caída de los costos de las energías renovables.

La inversión en los llamados proyectos “power-to-x” *, de los cuales el hidrógeno constituye la gran mayoría, está creciendo rápidamente. Se espera que la inversión crezca de los 30 millones de dólares en 2019 a más de 700 millones en 2023.

Las economías de escala son el principal impulsor de la creciente competitividad de los costos del hidrógeno verde. El tamaño promedio de los proyectos power-to-x programados para 2023 es de 100 megavatios, diez veces la capacidad del proyecto más grande en operación hoy, según el IHS Markit Power-to-X Tracker, que rastrea proyectos de hidrógeno en todo el mundo.

La producción de hidrógeno que utiliza gas natural como materia prima, a través de un proceso conocido como reformado de metano, actualmente suministra el hidrógeno a las industrias químicas y de refinación que hoy constituyen la mayor parte de la demanda mundial de hidrógeno.

“Existe un potencial creciente para el uso del hidrógeno en el transporte, la calefacción, la industria y la generación de energía”, dijo Shankari Srinivasan, vicepresidente de IHS Markit, gas global y renovable. Es probable que tanto el hidrógeno verde como el llamado hidrógeno azul, la reforma del metano junto con la tecnología de captura de carbono, desempeñen un papel en el futuro energético a medida que se expande la demanda.

La participación general del hidrógeno en la combinación energética dependerá en última instancia del grado de descarbonización que se desee. En Europa, actualmente el principal mercado para proyectos de hidrógeno, el hidrógeno podría representar hasta un tercio de la combinación de energía si el objetivo fuera un 95% de descarbonización o más.

Catherine Robinson, Directora Ejecutiva de IHS Markit, Energía Europea, Hidrógeno y Gas Renovable expuso que: “El hidrógeno es un combustible altamente versátil, tanto en términos de cómo puede transportarse como de la variedad de sus posibles aplicaciones de uso final. Cuanto mayor sea el grado de descarbonización, mayor será el papel probable del hidrógeno en el futuro energético”.