Google Cloud operará con energía libre de carbono

0

Google hizo un nuevo compromiso, su objetivo energético más ambicioso hasta ahora: que todo su negocios funcionen con energía libre de carbono, en todas partes, en todo momento, para 2030. Esta meta implica para Google Cloud, que se ha convertido en el primer proveedor de nube en asumir tal compromiso, tener centros de datos siempre abastecidos con energía libre de carbono.

En 2007 Google se convirtió en la primer gran empresa en alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono y diez años después, en 2017, en la primer compañía de su tamaño en igualar el 100% de su consumo de electricidad con energía renovable.  

A través de un comunicado, Google Cloud informó que es el único de los principales proveedores de nube que adquiere suficiente energía renovable como para cubrir todas sus operaciones. Aseguró que han comprado más energía eólica y solar que cualquier otra corporación en la historia.

Para Marta Muñoz, líder de prácticas de tecnología para la sostenibilidad y el impacto social de IDC EMEA, “comprometerse a garantizar cargas de trabajo libres de carbono en todas las regiones es un paso importante que permite a las organizaciones de todo el mundo convertirse en empresas sostenibles”.

De acuerdo con el comunicado, los centros de datos de Google Cloud son grandes consumidores de energía. Sin embargo, la empresa ha anunciado diversas acciones para lograr redes eléctricas libres de carbono: una de ellas es la creación de un sistema capaz de cambiar las tareas informáticas flexibles a momentos en los que la energía en la red es más limpia, así como el aprendizaje automático optimizar la forma en que los parques eólicos entregan energía

La empresa informó que desarrollarán herramientas que permitan a sus clientes medir el impacto de la migración a Google Cloud, así como conocer sus emisiones y reducirlas. Tal es el caso de la plataforma en construcción Industrial Adaptive Controls en colaboración con DeepMind, que proporciona control por medio de inteligencia artificial (IA) de los sistemas de refrigeración en instalaciones comerciales e industriales. Con esta solución, la misma tecnología de IA que ayuda a reducir la energía que usamos para enfriar nuestros centros de datos en un 30% estará disponible para las empresas, los proveedores de software de gestión de edificios y los operadores de centros de datos más grandes del mundo.