Avanza CEMEX hacia su meta de energías renovables para 2030

0

CEMEX anunció que avanza hacia el cumplimiento de su meta de que el 40% del consumo de electricidad provenga de fuentes renovables para el 2030.

La empresa apunta a lograr este objetivo mediante el desarrollo de proyectos de energía solar y eólica a gran escala, proyectos de recuperación de calor residual y renovables en el sitio y contratos de suministro de energía limpia a mediano y largo plazo.

Desde 2019, el 100% de la electricidad de CEMEX en el Reino Unido proviene de fuentes renovables. CEMEX asegura su electricidad renovable en todas sus operaciones en el Reino Unido de la compañía de energía, servicios y regeneración ENGIE, que suministra electricidad a más de 150 sitios de CEMEX en el Reino Unido durante más de 10 años.

CEMEX ha extendido recientemente esta iniciativa hasta fines de 2023. Este compromiso ha sido una contribución importante a la agenda de descarbonización de la compañía en el Reino Unido.

CEMEX también aprovecha los servicios del lado de la demanda de ENGIE, como la gestión de carga, para evitar tarifas pico y una rápida respuesta de frecuencia.

En 2020 CEMEX anunció un compromiso similar para sus 32 plantas en Polonia. Toda la electricidad consumida en Polonia se genera a partir de fuentes renovables, incluida la energía eólica, a través de su socio energético de larga data, PGE Obrót.

En septiembre, CEMEX anunció que junto con su socio Synhelion ha desarrollado una tecnología innovadora que elimina las emisiones de dióxido de carbono (“CO2”) en el proceso de producción de cemento mediante el uso de energía solar. Las emisiones de CO2 se capturarán y convertirán en combustibles sintéticos utilizando la tecnología Synhelion. CEMEX y Synhelion esperan tener un piloto demostrativo para fines de 2021.

Además, en 2021 CEMEX espera la puesta en servicio de un proyecto solar de 41 MW en República Dominicana, que abastecerá parcialmente las operaciones cementeras de la empresa y un proyecto de recuperación de calor residual de 4.5 MW en la planta de cemento APO en Filipinas.

En 2020, CEMEX anunció su estrategia de Acción Climática, definiendo una meta global de reducción del 35% de las emisiones de CO2 por tonelada de productos cementosos para el 2030. Para sus operaciones en Europa, CEMEX también definió una meta de reducción del 55%, en línea con lo que La Comisión Europea se fijó como un nuevo objetivo para todos sus estados miembros. Para complementar esta estrategia con una visión a más largo plazo, CEMEX también estableció la ambición de entregar hormigón con CO2 neto cero a todos sus clientes a nivel mundial para el 2050.