Dirigirá DNV estudio de seguridad para identificar los principales riesgos de la primera planta de producción de hidrógeno verde en alta mar

0

La compañía experta en energía independiente y proveedor de aseguramiento, DNV, dirigirá el estudio de seguridad del proceso para identificar los principales riesgos ambientales, operativos y de seguridad para las primeras instalaciones de producción de hidrógeno en alta mar del mundo.

Lhyfe, un productor y proveedor de hidrógeno verde y renovable para el transporte y la industria, y Centrale Nantes, es una escuela francesa de ingeniería y centro de investigación, tienem como objetivo hacer realidad el hidrógeno renovable en alta mar, demostrando la fiabilidad de un electrolizador, lo que representa una primicia mundial en un momento en el que están surgiendo iniciativas para la producción de hidrógeno verde en alta mar en toda Europa.

Ubicado frente a la costa de Le Croisic, en Francia, el sistema de generación de hidrógeno verde está destinado a funcionar con electricidad de una turbina eólica flotante, con una fecha de inicio prevista para 2022.

Como parte del diseño de la nueva instalación, los expertos de DNV llevarán a cabo talleres y sesiones técnicas para identificar y analizar los principales riesgos ambientales, de seguridad y operativos asociados al proyecto.

“Este es potencialmente un proyecto decisivo, uno que estamos emocionados de apoyar. Demostrar la seguridad de tales actividades, particularmente con nuevas tecnologías, para ganar aceptación y acercarlas a la adopción, es vital para la industria y las partes interesadas”, dijo Santiago Blanco, vicepresidente ejecutivo y director regional para el sur de Europa, MEA y LATAM, Energy Systems en DNV.

Agregó que en DNV están complacidos en trabajar con Lhyfe y Centrale Nantes para promover sus ambiciones ya que el hidrógeno verde a escala es el destino final para el futuro del almacenamiento de energía.

Los riesgos que serán investigados por DNV incluyen la barcaza flotante, las pilas de combustible y la producción de hidrógeno. También se incluirá una revisión de los reglamentos y normas como parte del estudio.

El electrolizador en alta mar se instalará en la plataforma flotante de GEPS Techno y se conectará a las diversas fuentes de energía renovable marina (MRE) disponibles en el sitio de prueba en alta mar, incluida la turbina eólica flotante Floatgen . Este proceso de producción único solo emite oxígeno, no CO 2 durante la operación. Centrale Nantes también está poniendo a disposición sus instalaciones de investigación y brindando apoyo para las diversas fases regulatorias, experimentales y logísticas para garantizar un resultado exitoso.

El hidrógeno es un portador de energía único sin emisiones de carbono que se puede utilizar para aplicaciones de calefacción y almacenamiento a largo plazo. Al utilizar la electricidad generada a partir de fuentes renovables como el viento, el portador de energía resultante es el hidrógeno “verde” libre de carbono. El uso económicamente viable de hidrógeno verde se vuelve factible debido a la creciente penetración de la energía eólica y solar en los próximos años.

Artículo anteriorLa piratería en la Sonda de Campeche: una amenaza para los buques y las plataformas petroleras
Artículo siguienteReconoce IEA que la creciente demanda de electricidad a nivel mundial prioriza el uso de combustibles fósiles