spot_img
martes, julio 23, 2024
15.7 C
Mexico City
InicioNoticiasAlternativasLa eficiencia debería ser un paso obligatorio para la transición energética

La eficiencia debería ser un paso obligatorio para la transición energética

Por Mikhail Smyshlyaev, Instituto IRTTEK

¿Qué se puede hacer para que la factura energética europea no sea tan alta? ¿Qué hace falta para llevar la energía verde a todos los hogares? Por último, ¿cuándo abandonará el mundo los combustibles fósiles? El Instituto para el Desarrollo de Tecnologías de Combustibles y Energía (IRTTEK) habló con el miembro del Consejo Rector de Som Energía (España) en búsqueda de respuestas a todas estas preguntas.

La cooperativa española Som Energía se fundó en 2010 y vende electricidad procedente de fuentes renovables en toda España. Para que la energía verde llegue a todos los hogares de España en 25 años, tenemos que hacer mucho más e informar mejor a los ciudadanos.

– Jaume, ¿cuál es la mejor manera de desarrollar la energía verde en el mundo actual? ¿En qué se diferencia de otras alianzas de energías renovables de todo el mundo?

En primer lugar, hay que señalar que el desarrollo de la energía verde es una prioridad absoluta para dejar de quemar combustibles fósiles. La investigación científica de las dos últimas décadas demuestra con un alto grado de fiabilidad que la quema de combustibles fósiles nos está llevando a hacer nuestro planeta mucho menos habitable. La atmósfera de la Tierra es nuestro valor compartido. 

Nuestra cooperativa Som Energía, con sede en Cataluña, cuenta con más de 83.000 socios y 120.000 contratos. Creemos que el desarrollo de la energía verde está en manos de los ciudadanos. Y, en general, nuestro modelo se opone al modelo de concentración de la producción y comercialización de la energía en manos de unas pocas empresas capitalistas. En otras palabras, queremos aprovechar la necesaria descarbonización de la sociedad y la economía para pasar de un modelo centralizado con un oligopolio de la electricidad a un modelo descentralizado en el que la energía se produzca más cerca del lugar de consumo.

– ¿En qué medida es aplicable este mecanismo a las energías renovables?

Las energías renovables encajan perfectamente en este cambio de modelo, ya que en general no requieren tanto capital como las centrales de gas o nucleares. En Som Energía, creada hace 12 años en Girona (Cataluña), estamos creando mecanismos para empoderar a los ciudadanos e implicarlos en la cooperativa de energías renovables. Tenemos nuestras propias instalaciones de producción y también compramos electricidad en el mercado eléctrico diario. Nuestro modelo tiene otras características únicas, como que la voz de todos nuestros afiliados es importante para nosotros. También concedemos gran importancia a la diversidad en el sentido más amplio, empezando por el género. Som Energía no tiene grupo inversor. La inversión y gestión de la cooperativa es responsabilidad de todos los miembros del Consejo Rector, compuesto por 9 miembros. La gestión diaria de la cooperativa corre a cargo de un equipo técnico, que actualmente cuenta con más de 100 personas.

– Hablemos del estado de la energía verde en general. Especialmente en España. ¿Cómo evoluciona el sector en este país y en Europa?

España es el cuarto país europeo en superficie (km2). Entre los seis países más extensos, es el mejor dotado en cuanto a radiación solar anual. Hasta ahora, sin embargo, esto no se ha traducido en un liderazgo en la producción de energías renovables. Hay otros países, como Alemania que, con menos radiación solar, producen más energía a partir de fuentes renovables. Las razones son variadas, y en España la situación depende de cada una de las comunidades autónomas, hay comunidades que ya cubren más del 50% de su consumo eléctrico con renovables, mientras que otras no llegan al 20%.

– ¿Cuáles cree que son los principales problemas de la transición a la energía sostenible y cómo pueden resolverse?

Este enfoque ignora a menudo la eficiencia energética, que debería ser un paso obligatorio o incluso un punto de partida para la transición. La transición energética está a menudo en manos de empresas capitalistas que ven en ella una oportunidad de obtener beneficios, aunque ello suponga aumentar las facturas de millones de familias. Por último, una gran mayoría de ciudadanos desconoce la urgencia y gravedad del cambio climático provocado por la actividad humana. Los tres puntos deben abordarse mediante una intervención gubernamental más decidida, acompañada de una mayor concienciación ciudadana.

– España es uno de los países con la electricidad más cara de los 27 miembros de la UE. ¿Qué medidas pueden utilizarse para resolver este problema?

En primer lugar, hay que analizar las principales razones. Una de las razones es la concentración de las plantas de producción en manos de un pequeño grupo de no más de 5 empresas. En gran medida, la concentración de las inversiones en unas pocas empresas en el mundo capitalista podría llevarnos a replicar el modelo de oligopolio también con las energías renovables.

Otra razón de los elevados precios tiene que ver con el sistema de subastas para fijar el precio de la electricidad. Creo que el modelo de tarificación marginal establecido por la Comisión Europea debería mejorarse considerablemente. La paradoja es que el precio de la electricidad se determina en una subasta diaria entre productores, que ofrecen la producción de electricidad sólo si se les paga el precio que ellos mismos fijan, y compradores (empresas comercializadoras), que deben comprar la electricidad para sus clientes. Todos los productores que participan en la subasta reciben el mismo precio por su electricidad.

Este sistema de subasta significa que una central hidroeléctrica (una fuente de energía muy barata) puede ofrecer su producción de electricidad al precio más alto, que en este mercado se denomina coste de oportunidad. Esto no es normal. La increíble diferencia entre el coste real de la electricidad y el precio que el sistema de subastas nos obliga a pagar por ella es una clara señal de que el sistema necesita una reforma urgente.

– ¿Qué sugiere para resolver el problema?

Por ejemplo, cambiando el sistema de precios a un sistema de pago por oferta en el que cada productor recibe el precio que puja en la subasta, nada más. Pero, ¿es posible crear un sistema de compensación en el que cada tecnología de producción obtenga un precio igual al coste real de producir electricidad más una tasa de rentabilidad limitada? Un sistema así no «motivaría» a los inversores a sumergirse de lleno en las renovables, atraídos por jugosos beneficios, desde luego que no. Pero el Estado puede planificar y realizar las inversiones necesarias en energías renovables en todo el país.

El presupuesto del Estado debería tener esa capacidad. Una vez puestas en marcha nuevas instalaciones eólicas y fotovoltaicas alimentadas con energías renovables, el Estado podría venderlas con una rentabilidad a empresas cooperativas para que gestionen las instalaciones y comercialicen la electricidad renovable, garantizando así que la electricidad verde llegue a todos los hogares sin enriquecer a unos pocos inversores y oportunistas. Tales cambios requerirán una implicación muy seria del gobierno.

– En 2021, Som Energía anunció que muchas personas ya tienen instalaciones fotovoltaicas en sus casas que generan energía verde gracias a la recogida colectiva de Som Energia. ¿Cómo funciona exactamente este proyecto?

Desde 2018, Som Energía anima activamente a los socios con un espacio adecuado en el tejado de su vivienda a instalar paneles fotovoltaicos a través de Compras Colectivas de Autoproducción Solar. Esta actividad se lleva a cabo en estrecha colaboración con grupos cooperativos locales de toda España. Existen más de 50 y son creadas por los afiliados de las regiones de forma voluntaria. Varios miles de hogares ya se han beneficiado de este mecanismo. Cada compra colectiva suele implicar entre 50 y 100 instalaciones de energía autogenerada en viviendas. Se trata de una opción muy recomendable, dado que la energía se produce en el lugar de consumo.

Desde 2015, Som Energía también ha promovido otra forma de participación de los miembros en la producción de energía renovable. Esto es lo que llamamos Generación kWh. En este modelo, cada socio invierte una determinada cantidad, en función de su consumo anual de electricidad, y disfruta así una parte proporcional de la producción de la central de energía renovable durante 25 años a precio de coste. La inversión inicial se reembolsa en 25 anualidades sin intereses. Este modelo nos ha permitido construir plantas sin depender de inversores externos.

– Todo el mundo se pregunta cuándo deberíamos esperar el abandono de las fuentes de energía fósiles. ¿Tiene una respuesta? ¿Y qué tiene que pasar para que la energía verde llegue a todos los hogares?

Vivimos en un planeta con recursos limitados. Si todos los habitantes del planeta llevan un estilo de vida occidental, el planeta no sobrevivirá. Tenemos que cambiar eso desde la base. En Som Energia nos sentimos parte de ese cambio. Dejaremos de depender de los combustibles fósiles el día en que Occidente sea suficientemente consciente del cambio climático que la actividad humana está provocando en el planeta. Este abandono de los combustibles fósiles debe producirse primero en los países occidentales (el Norte Global), ya que somos responsables del 80% de las emisiones históricas de CO2. Esto permitiría a los países del Sur Global seguir consumiendo energía fósil durante unos años y tener así la oportunidad de combinar una mejora de la calidad de vida con la necesaria y urgente descarbonización.

Es muy importante que los medios de comunicación difundan información sobre las emisiones per cápita; actualmente, la práctica habitual es informar de las emisiones por países. ¿Cómo se pueden comparar las emisiones de Alemania con las de China, cuya población es 20 veces mayor? Por cierto, los dos países tenían emisiones per cápita muy similares en 2021: 8 toneladas por habitante. Esta contabilidad es más justa y nos posiciona mejor para el entendimiento y la empatía globales a la hora de abordar el cambio climático.

Para que la energía verde llegue a todos los hogares de España en 25 años, necesitamos mucha más y mejor información a los ciudadanos y fomentar la empatía y la compensación entre territorios, ya que la diferencia de densidad de población entre zonas rurales y urbanas es enorme; las primeras tienen espacio para la energía limpia, mientras que las segundas tienen una gran necesidad de energía que no puede ser cubierta sólo por su «territorio». Se necesita mucho más, y un área muy importante es la eficiencia energética. Paralelamente a la transición hacia energías limpias, los edificios deben renovarse gradualmente para reducir el consumo de energía. Probablemente llegará el día en que el consumo de energía fósil, la quema de combustibles, estará prohibida, no será legal, porque por el bien común de la humanidad nadie debería tener derecho a poner en peligro la vida de las generaciones futuras.

Negocios Industriales

Relacionados

EXPOGAS Veracruz 2024: Un Encuentro Estratégico para el Sector Gasolinero

La Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES) celebró con éxito la edición de EXPOGAS Veracruz 2024, un foro técnico y de...

Gobierno reduce 66% estímulo fiscal a gasolina magna por caída del petróleo

El gobierno federal decidió recortar en un 66% el estímulo fiscal a la gasolina Magna para la semana del 20 al 26 de julio,...

Pemex inicia producción en el Pozo Puk con 1,700 barriles diarios en Tabasco

Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzó la producción en el pozo exploratorio Puk, ubicado en el estado de Tabasco. Actualmente, el pozo está generando más de...