Incrementa autoconsumo solar en España

0

*Por Mijaíl Smyshlyaev, instituto IRTTEK

¿Cuántas empresas fotovoltaicas extranjeras operan en España? ¿Por qué España se ha convertido en uno de los líderes mundiales en el sector? El director general de la Unión Española Fotovoltaica, José Donoso, respondió a estas preguntas y explicó al instituto IRTTEK porque la pandemia no ha afectado mucho al sector fotovoltaico en el país.

¿Cuál es su opinión sobre el mercado solar en España?

El mercado solar de España está probablemente en el mejor momento de su historia. El año pasado se conectaron a la red 2600 megavatios. Pero no es solo esa la cantidad de megavatios que se conectaron, sino que se han conectado sin estar dentro de ningún programa público. Es decir, no son proyectos que provengan de ninguna subasta, no tengan ningún tipo de subvención o bonificación. Eso muestra el grado de competitividad que tiene la tecnología fotovoltaica que está ya yendo mercado directamente. A estos 2600 megavatios hay que añadirles 597 de proyectos de autoconsumo. También el libre mercado. Es decir, lo mejor que tenemos en este momento es eso, que somos una energía no sólo limpia, sino competitiva. Esto se ha reafirmado también el pasado mes de enero por la subasta que realizó el gobierno en la cual la energía fotovoltaica de los 3000 megavatios que estaban en juego se ha adjudicado 2000 megavatios.

– España es una buena base para los actores renovables, especialmente para las empresas solares. ¿Por qué?

España junto con Alemania fue uno de los dos países primeros a nivel mundial en apostar por la energía fotovoltaica y esto nos ha dado unas empresas, una know how, unos profesionales que conocen muy bien el sector. A su vez porque este hecho de ser pioneros por tener unas empresas acostumbradas a invertir en tecnologías energéticas nos ha generado un liderazgo en determinados sectores a nivel mundial. Nuestras empresas promotoras invierten en todo el mundo, igual que nuestras empresas de tecnología, fabricantes de inversores, fabricantes de seguidores y componentes exportan a todo el mundo desde EE. UU. a Australia, desde Chile al Reino Unido. Y a esta importancia que tenemos en el sector fuertemente internacionalizado le añadimos ahora en los dos últimos años este importante mercado nacional. El año 2019 fue el año más importante en Europa. Esperemos que todos los años vamos a integrar en la red entre 3000 y 4000 mil megavatios.

– ¿Qué medidas ha implementado el Gobierno para que el mercado fotovoltaico de España fuera más atractivo y desarrollado?

Primero, lo más importante que ha hecho el Gobierno es da visibilidad a los objetivos. Pues, el Gobierno ha establecido el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) con los objetivos europeos que establece que para el año 2030 el 74% de nuestro sistema eléctrico debe ser producido por renovables. En este plan se garantiza que al menos de este objetivo 39000 megavatios van a ser de la fotovoltaica. Es lo más importante porque eso ha dado visibilidad para los inversores tanto de plantas como industriales de este mercado. También son importantes las subastas que se han comprometido con el gobierno publicando un calendario de subastas a 5 años. Y más el esfuerzo que se está haciendo por racionalizar las tramitaciones administrativas y por reforzar los organismos de administración que tienen que evitar que se produzcan los cuellos de botella.

– España registra aumento del 30% en las instalaciones de energía solar fotovoltaica de autoconsumo. ¿Cómo funciona esto y a qué se debe este crecimiento?

La verdad es que el año pasado fue un año complicado por el covid-19. Fue una sorpresa por que por un lado hemos visto que el autoconsumo en el sector industrial sería estabilizado por el covid-19 por que las empresas que están en mala situación, entonces, no han invertido. Pero al menos no se ha decrecido. Se ha estabilizado la cantidad de nuevos megavatios que se ha hecho de autoconsumo que en el sector industrial. Lo mismo ha pasado en el sector servicios. Hay unos componentes como el sector de hoteleros y de restauración que lo están pasando mal, pero en otros sectores sí que ha seguido invirtiendo y hemos conseguido que el covid-19 no lo afecte. Sin embargo, para nuestra sorpresa, un sector que ha crecido mucho ha sido el sector doméstico. Un efecto colateral del covid-19 fue que muchas familias españolas han ahorrado dinero. Normalmente la tasa del ahorro es de 8%, sin embargo, el año pasado fue de 30%. Muchas personas han considerado que es más interesante tener dinero en el tejado que en el banco. Apostaron por instalar el autoconsumo en sus casas.

– ¿Qué presenta una gran oportunidad de crecimiento para las empresas de energía limpia extranjeras que quieren aterrizar en España?

España es un mercado abierto, completamente abierto. Nuestras empresas trabajan en todo el mundo, pero también vienen empresas de todo el mundo a trabajar en España. Son empresas de todo el mundo compitiendo. Nosotros en nuestra asociación tenemos 511 empresas. Y un 20% aproximadamente son empresas extranjeras.

– ¿Qué perspectivas tiene el mercado solar en España a largo plazo?

Muy buenas. Además del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) lo que nos da confianza es nuestra competitividad. Se nos ve particularmente como una forma de reducir la factura de los ciudadanos. El precio medio de la subasta que se celebró en enero fue de 25 euros megavatio/hora. El precio medio de un año normal del mercado eléctrico en España es de 48. Es decir, estamos produciendo nuestra energía a mitad del precio de lo que hace el sistema normal.

– ¿Qué interés podría representar Rusia para las compañías solares españolas?

España tiene unas empresas muy internacionalizadas y acostumbradas a trabajar en cualquier país del mundo. Si en Rusia hay mercado, si el Gobierno quiere apoyar y quiere levantar las barreras que puede haber para el desarrollo de la fotovoltaica y puede la energía fotovoltaica expresar esta competitividad y se abre a la posibilidad de que inviertan las empresas españolas o para las empresas tecnológicas españolas, por supuesto, que nuestras empresas estarán interesadas en existir en este mercado.

– ¿Cuál es la situación en el mercado fotovoltaico en Europa?

Es bastante buena. En la mayor parte en casi todos los países hay recursos solares. La tecnología fotovoltaica está muy bien vista. Y seguirá incrementando. De hecho, en el año pasado a pesar del covid-19 el sector fotovoltaico en Europa tuvo muy buenos resultados.