spot_img
viernes, julio 19, 2024
18 C
Mexico City
InicioEspecialesEntrevistasDependencia energética como motor del desarrollo de la energía verde

Dependencia energética como motor del desarrollo de la energía verde

Qué ayudó a España a convertirse en líder de la energía verde europea, cómo se refleja la nueva realidad energética en el bolsillo de los consumidores, lo contó a Mikhail Smyshlyaev del Instituto para el Desarrollo de Tecnologías de Combustibles y Energía (IRTTEK) Jose María González Moya , director general de APPA Renovables (España), quien también comentó cómo el conflicto ruso-ucraniano afectó a los procesos energéticos europeos en general. Por supuesto, el tema del cambio climático y cómo afecta a los procesos energéticos del mundo también surgió en la conversación.

-Los precios de la electricidad en España cayeron a una fracción de los de la vecina Francia. La fuerte caída de los precios se debió a la producción récord de energía eólica y solar en España. ¿Cómo se verán afectadas las interacciones energéticas de España con otros países, incluida Francia?

En abril hemos experimentado el precio récord negativo de nuestro sistema eléctrico, con un precio medio de 13,67 €/MWh. Este precio fue motivado por una buena producción fotovoltaica, algo que es habitual en el mes de abril, y también por un magnífico recurso eólico e hidráulico. La generación hidráulica ha sido superior a la serie histórica y la confluencia de tecnologías de generación renovable, con muy bajos costes marginales ha provocado los precios tan bajos, con muchas horas con precios cero o negativos (de pocos céntimos de euro, pero negativos).

Esta combinación de apuesta por la potencia renovable y buen recurso de estas energías ha provocado, además de precios bajos, que el sistema eléctrico español haya sido exportador en el mes de abril. En total, se exportaron 1.191 GWh, el 5,7% aproximadamente de la generación eléctrica mensual. En el acumulado anual, tomando los datos a cierre de mayo, la exportación media fue del orden del 4,2% de la generación.

-El año pasado, España superó a otros países europeos en cuanto al despliegue de capacidad de energía solar y eólica, ocupando el segundo lugar en instalaciones eólicas terrestres. ¿A qué se debe esta producción récord?

La implantación de nueva potencia renovable ha sido muy alta en los dos últimos años, superando los 8 GW instalados anualmente incluyendo la potencia de autoconsumo. Sin embargo, esta cifra no es suficiente para alcanzar las metas marcadas para 2030, así que, en una primera respuesta, deberíamos decir que la primera razón para este despliegue renovable es la propia planificación. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) establece unos objetivos de 62 GW de eólica, 76 GW de fotovoltaica (incluido autoconsumo) y 18 GW de almacenamiento. Esto, unido a los precios competitivos de las tecnologías renovables han animado la inversión en proyectos.

-Los bajos precios de la electricidad han sido una bendición para los consumidores. ¿Es posible entender directamente en cifras hasta qué punto ha sido una bendición y cómo ha afectado o afectará al bolsillo del ciudadano medio?

Aproximadamente desde el año 2022, el mercado ibérico (España y Portugal) ha sido el más competitivo de los mercados eléctricos europeos a excepción del sueco. El impacto del mercado eléctrico en la factura que pagan los consumidores residenciales se ha suavizado al establecerse un nuevo mecanismo de cómputo para la tarifa regulada que tiene en cuenta los precios futuros de la electricidad para no hacer tan dependiente la factura eléctrica de la volatilidad de los mercados. Sin embargo, la reducción de la componente vinculada al precio de la electricidad consumida es evidente, tanto en los consumidores de la tarifa regulada, que ven los cambios de forma inmediata, como los que se encuentran en el mercado libre, cuyos precios se suelen revisar, en este caso a la baja, de forma anual.

-Al mismo tiempo, los precios baratos de la electricidad han perjudicado los beneficios de las empresas eléctricas españolas. ¿En qué sentido?

El precio del mercado eléctrico ha caído con mucha fuerza en 2024. Veníamos de un 2022 que marcó precios récord al ser muy caros (167,52 €/MWh de media), con una fuerte influencia de la invasión rusa de Ucrania; y durante el año 2023 el precio se moderó, estableciéndose en 87,10 €/MWh de media. Sin embargo, las causas ya explicadas (mayor potencia instalada renovable y la confluencia de buen recurso eólico e hidráulico) han llevado los precios a una media de 36,96 €/MWh en lo que llevamos de año.

Evidentemente, al ser una reducción superior al 50% respecto al año precedente, esto ha provocado tensiones en todos los actores del sistema eléctrico. En el caso de los generadores, hay que diferenciar entre distintos casos. Por un lado, muchos productores tienen vendida su electricidad a medio y largo plazo, o pueden contar con contratos PPAs u otro tipo de coberturas sobre el precio. Adicionalmente, es muy distinta la situación de aquellos generadores que cuentan con una mayoría de generación fotovoltaica están experimentando más el efecto canibalizador sobre el precio, percibiendo realmente unos precios por su electricidad mucho menores que el precio medio. Para estos actores es mucho más importante contar con coberturas.

-La energía hidráulica, que solía ser la mayor fuente de energía renovable de España, representa ahora alrededor del 10% de la producción total. ¿Se debe al cambio climático?

La energía hidráulica es, de entre las energías renovables, la que experimenta un mayor cambio entre distintos años. Depende mucho de si el año ha sido húmedo o seco. En Europa hemos atravesado una de las sequías más graves de las últimas décadas y, sin embargo, este 2024 está siendo excepcionalmente húmedo. En lo que llevamos de 2024, la energía hidráulica ha aportado el 16,8% de la electricidad de España. Pero si echamos la vista atrás, esta generación ha subido alrededor de un 60% desde el año pasado, por lo que, como vemos, se trata de una fuente de generación muy necesaria, pero con grandes cambios interanuales.

Respecto al cambio climático, lo que se ha visto en las últimas décadas es que las precipitaciones son más concentradas y menos distribuidas a lo largo del tiempo. Llueve, en términos generales, lo mismo, pero experimentamos más períodos de sequía alternados con fuertes lluvias. Esto hace aún más necesario el almacenamiento de energía y da más valor a los embalses que tenemos en nuestro país.

-Las energías renovables representaron el 50,8% de la generación eléctrica española el año pasado, frente al 42,2% de 2022. ¿Cuáles son las perspectivas para los próximos años y cómo afectará esto al consumidor y a los ingresos de las arcas del Estado?

Lo que hemos visto desde el año 2008, año en que empezamos a elaborar el Estudio del Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España, es que, cuantas más energías renovables en el sistema eléctrico, salvo que ocurra otro efecto crítico, los precios son siempre más bajos. Esto ocurre mes a mes dentro del mismo año, y también si comparamos años distintos.

Las principales perspectivas son que los precios serán más bajos en España que en el resto de los países de nuestro entorno, lo que supone una ventaja competitiva para atraer industria electrointensiva. Pero también, al incorporar de forma masiva tecnología solar fotovoltaica en nuestro sistema, que se producirán descompensaciones en los mercados, con precios hundidos en las horas centrales del día.

Para compensar esto, es importante que desarrollemos demanda en esas horas y apostemos por el almacenamiento como han hecho otros mercados que nos han precedido (p.e. California, Hawái o Australia).

– Se espera que el hidrógeno verde se convierta en una importante fuente de energía renovable en los próximos años, pero la UE no está produciendo suficiente. ¿Qué impide su producción?

Principalmente es una cuestión de costes de la tecnología y precios. La generación de hidrógeno se realiza con una tecnología bien conocida, pero, al igual que ocurre con las baterías, es necesario recorrer la curva de aprendizaje para reducir los costes. Ya se hizo a nivel global con la fotovoltaica, que pasó de ser la forma más cara de generación eléctrica a la más barata, reduciendo entre un 85 y un 90% sus costes. Es posible que en el futuro veamos estos mismos abaratamientos en el hidrógeno renovable, pero hoy sus contrapartidas son mucho más competitivas, aunque sean más contaminantes. Y también debemos contemplar el auge de la producción de biogas y, convenientemente tratado, biometano. Los residuos agrícolas, ganaderos y urbanos deben tratarse convenientemente y una salida para ello son los gases renovables, que también nos permiten descarbonizar el sistema gasista a partir de materias primas ya existentes.

-¿Cómo afecta el cambio climático al desarrollo general de la energía verde en Europa?

El cambio climático ha sido uno de los motores de la generación renovable, pero no el único. Citaría dos más: la independencia energética, el hecho de que las renovables se produzcan de forma local y permitan una mayor generación distribuida; y directamente la economía, hoy muchas tecnologías renovables son competitivas por sí mismas.

Los objetivos climáticos, como vimos en la COP28 con esa voluntad de triplicar las energías renovables, han ayudado, pero no es necesario ser ecologista para apostar por las tecnologías limpias, simplemente ser economista. Para un país como España, que necesita importar el 70% de su energía de terceros países, la dependencia energética es una vulnerabilidad que debemos fortalecer. Y con el recurso renovable que tenemos en España, fortalecer la industria asociada debería ser una prioridad a nivel país, porque nos permite atraer industria electrointensiva gracias a nuestros precios competitivos.

-¿Cómo cooperan los países para desarrollar fuentes de energía renovables?

Desde la Asociación participamos en Proyectos Horizon, donde interactúan varios Estados Miembros de la Unión Europea, poniendo en común su conocimiento y trabajando juntos para establecer estándares de la industria y compartir las mejores prácticas.

Adicionalmente, somos muy activos trabajando con países de Asia y Latinoamérica para mostrar nuestra experiencia, de forma que los que tienen que recorrer después que nosotros el camino de la integración renovable, puedan aprender de nuestros aciertos… y también de nuestros errores, que también los hemos tenido a lo largo del camino.

-¿Debemos esperar que debido al desarrollo de la energía verde en Europa se libere de los factores externos de dependencia energética?

Será un proceso a muy largo plazo, especialmente por lo que hemos comentado sobre la diferencia entre el sistema eléctrico y el sistema energético. Mientras la electricidad sea el 25% de la energía y los avances se centren en el sistema eléctrico, habrá un 75% del modelo sobre el que el desarrollo será limitado. Es importante que avancemos en electrificación de esos consumos fósiles en los sectores difusos como el transporte y la calefacción, y que veamos el sistema energético como un reto global, solo entonces podremos dar pasos importantes para reforzar nuestra independencia energética.


Te podría interesar

Electromovilidad, un panorama real en México

Eficiencia energética, renovables y descarbonización, las claves de la transición

Negocios Industriales

Relacionados

Tenaz Energy adquiere activos offshore en el Mar del Norte por 180 mdd

Tenaz Energy firmó un acuerdo con Nederlandse Aardolie Maatschappij (NAM), una empresa conjunta 50/50 entre Shell y ExxonMobil, para adquirir su negocio de petróleo...

New Fortress Energy envía su primer LNG desde Altamira, México

New Fortress Energy (NFE), empresa estadounidense de infraestructura energética, celebró la producción del primer gas natural licuado (LNG) desde su instalación flotante de LNG...

Colmex lanza nuevo programa de energía

El Programa de Energía de El Colegio de México (@EnergiaColmex) lanzó una nueva edición de su publicación trimestral, Perspectivas Energéticas. Este informe se ha...