spot_img
lunes, julio 15, 2024
15 C
Mexico City
InicioNoticiasAlternativasCOP27: ¿Las leyes climáticas de EE. UU. son efectivas para el planeta?

COP27: ¿Las leyes climáticas de EE. UU. son efectivas para el planeta?

«Los científicos nos dicen que esta es la década decisiva, esta es la década en la que debemos tomar decisiones que eviten las peores consecuencias de la crisis climática», dijo Joe Biden en su discurso para la Leaders Summit on Climate Session en abril de 2021 y aquello sentó las expectativas respecto a las acciones de EE. UU. contra el cambio climático.

Son especialmente los países en vías de desarrollo quienes esperan una señal clara de Estados Unidos para compensar los daños climáticos, aunque, de igual manera, el segundo mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo ha sufrido las consecuencias del calentamiento con inundaciones en el este del país, olas de calor e incendios en el oeste y una sequía extrema en California, además de que el nivel del río Mississippi está en un mínimo histórico.

«La crisis climática afecta a la seguridad de la humanidad, a la seguridad económica, a la seguridad medioambiental, a la seguridad nacional y a la propia vida del planeta», con estas palabras el mandatario comenzó su discurso este viernes (11.11.22) en la COP 27.

La administración de Biden invierte en la protección del medio ambiente sólo en su propio país. A mediados de agosto, el Congreso aprobó un fondo de 370 mil millones de dólares para la ampliación de energías renovables y otras medidas.

«Nuestro departamento de energía estima que la nueva ley reducirá las emisiones [en EE. UU.] en mil millones de toneladas para 2030 y esto dará un nuevo impulso al crecimiento económico basado en la energía renovable», agregó.

La motivación del presidente estadounidense no es del todo altruista, ya que los daños climáticos son también daños económicos, este ha prometido que su país cumplirá su meta de reducción de GEI a comienzos de la próxima década. Esto es un compromiso muy importante, pues ese país es el segundo país con más emisiones.

A lo largo de su discurso se anunció un plan nacional para tomar medidas contra las dispersiones de metano, las cuales son más potentes y que proceden de las industrias del gas y del petróleo, se espera reducirlas en un 87% respecto al año 2005. También habló de un fondo para hacer frente a las crisis climáticas de otros países: 150 millones de dólares para planes de adaptación climática en África, concretamente en Egipto. Prosiguió mencionando la urgencia de dejar de depender de los combustibles fósiles, lo cual representa una encrucijada para Europa, pues a partir de la guerra se ha demandado un mayor suministro de estos recursos contaminantes debido al alza de precios energéticos.

No solo reducir, se necesita reparar

El discurso de Biden se produjo en el punto medio de una cumbre que se ha centrado no tanto en reducir la contaminación que está provocando el cambio climático, sino en la cuestión de cómo reparar el daño que los países industrializados han causado a las naciones pobres, quienes son las que están teniendo más dificultades en lidiar con los desastres provocados por este.

Por primera vez, la idea de las reparaciones climáticas se encuentra en la agenda de la Organización de las Naciones Unidas. Durante años, Estados Unidos y otras naciones ricas han bloqueado las solicitudes de financiación de pérdidas y daños provocados por la situación del planeta, además, como asunto legal y práctico, ha sido extraordinariamente difícil definir “pérdida y daño”, así como determinar cifras de pago.

Varios líderes de diversos países europeos dijeron que apoyan la creación de un fondo para la reparación ecológica, esto con el fin de ejercer presión sobre los estadounidenses.

Medio ambiente de escepticismo

Los activistas y los diplomáticos esperan que China y EE. UU., las economías más grandes del mundo y los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero, puedan reiniciar las discusiones sobre trabajar juntos en la acción climática, mismas que fueron suspendidas por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, a Taiwán,

Durante sus comentarios en la COP27, Joe Biden no mencionó las reparaciones de los estragos naturales causados por los cambios de temperatura. Eso decepcionó a los círculos de activismo, en particular a los de países en desarrollo, que lo ven como una cuestión de justicia.

“Se trata fundamentalmente de quién es el más responsable”, dijo Fatima Denton, académica gambiana, funcionaria de la ONU y miembro del Grupo Asesor de Crisis Climática en Áfica (ACPC). “Aquí hay un problema de solidaridad que necesita resolverse ahora antes de que crezca la crisis. Se necesita apoyo ahora”.

“Joe Biden llega a la COP27 y hace nuevas promesas, pero ni siquiera ha cumplido las anteriores”, dijo Mohamed Adow, fundador de Power Shift Africa, un grupo ambientalista, después del discurso del mandatario. “Es como un vendedor de productos con letra pequeña”.

Por último, algunos argumentan que una vez más estamos viendo a las naciones desarrolladas enfocadas préstamos en lugar de subvenciones justas para los países en desarrollo que han sido damnificados. Es muy claro que el sistema financiero internacional no está respondiendo a las necesidades actuales del mundo, especialmente las de los países más vulnerables que están soportando la mayor parte de las consecuencias.

Negocios Industriales

Relacionados

México solicita eximir paneles solares del aumento de aranceles

La Secretaría de Economía de México solicitó a la Oficina de la Representación Comercial de Estados Unidos la exención de los paneles solares bifaciales...

Shell invierte en el proyecto de GNL Ruwais en Abu Dhabi

Shell Overseas Holdings Limited, una subsidiaria de Shell plc, firmó un acuerdo para invertir en el proyecto de gas natural licuado (GNL) Ruwais de...

Siemens Realize LIVE: navegando el futuro de la industria y la energía

En un mundo donde la innovación tecnológica avanza a pasos agigantados, las empresas están en una carrera constante por mantenerse a la vanguardia y...