Riesgos del sector minero en México

0

Por: Ariana Bottura, Gerente Global de Marketing para Minería y Electricidad de DuPont

En la actualidad, los trabajadores del sector minero han buscado soluciones que sean modernas e innovadoras para llevar a cabo de manera eficiente sus responsabilidades laborales, esto debido a que pertenecen a uno de los sectores de desarrollo más importantes del país y a su vez uno de los más peligrosos.

Para ello, han buscado adaptar sus procesos industriales a las exigencias que demandan las empresas del sector, las cuales, buscan impulsar regulaciones: adaptando estrategias específicas en cuanto a protección y seguridad como el uso de la metodología de las 4P´s.

El uso de la metodología de las 4P´s: Prever, Prevenir, e Proteger y Publicar, de manera estructurada es lo que impulsa a la ejecución efectiva de las medidas de seguridad para los trabajadores de cualquier sector industrial.

En el sector minero dicha metodología debe ser utilizada en todas las etapas y en cada uno de los procesos, así como el análisis de los riesgos el cual es fundamental para poder identificar las líneas de defensa y protección para prevenir posibles percances.

El presidente de la CAMIMEX Fernando Alanís Ortega, identificó que el 60% de los accidentes en el sector minero se relacionan con el desmoronamiento y caída de rocas, en un análisis general de los riesgos, se detectó que casi el 85% de estos son graves, por lo que se están poniendo en práctica acciones para implementar tecnologías en equipo y sostenimiento, así como el mantenimiento de la constante capacitación de sus trabajadores.

Dentro de las etapas que se llevan a cabo dentro del sector de la minería se encuentran:

  • Extracción y explotación de minas: ambas actividades tienen riesgos mecánicos para las extremidades del cuerpo como lo son manos y brazos, así como a la exposición del polvo.
  • Procesamiento químico de los materiales obtenidos: riesgo de contacto con materiales tóxicos o corrosivos, gran exposición a químicos en general, explosión o fuego repentino.
  • Mantenimiento: dicho proceso está expuesto a suciedad en general, riesgo de abrasión, arco eléctrico, cortes, baja visibilidad, fuego repentino y punción.
  • Rescate / respuesta a emergencias: riesgo de salpicadura de químicos, incidentes con fuego repentino y explosiones.
  • Transporte y logística: se puede tener complicaciones debido a la baja visibilidad, al polvo que se genera y a la suciedad en general del proceso.
  • Tratamiento / saneamiento: en ambos procesos se encuentra suciedad en general, pueden ser expuestos a riesgos biológicos, partículas secas y exceso de polvo.

La industria minera en México en conjunto con las empresas del sector, se enfocan en sumar esfuerzos dando prioridad para evitar cualquier tipo de riesgos y accidentes a través de la automatización de las tareas más difíciles y peligrosas para reducir el riesgo a los trabajadores, pero también mediante la adopción de los mejores equipos de protección personal para los colaboradores, mejorando los estándares de calidad y seguridad.

Un manual de minería elaborado por DuPont dio a conocer los siguientes tips para la disminución de los riesgos más comunes:

Baja visibilidad: Se recomienda estar siempre atento a la ruta, ya que el amplio entorno y los equipos extremadamente grandes provocan falta de visión, también se recomienda utilizar prendas de colores llamativos (como el amarillo y el naranja) con rayas reflectantes, así como evitar el uso de ropa/accesorios adicionales que pueden provocar estrés térmico y reducción de la movilidad.

Riesgos mecánicos de corte y perforación: En las actividades de mantenimiento, el manejo de cuchillos, hojas y objetos afilados es muy común, presentando un riesgo extremo de corte y perforación por la fuerza aplicada en la operación. En este caso se recomienda utilizar guantes y mangas con alta resistencia al corte evaluando la necesidad de utilizar ropa de protección.

Arco eléctrico: El peligro del arco eléctrico está muy presente en la minería, no importa el voltaje o la ubicación, el trabajador no sólo debe estar adecuadamente protegido de sus efectos térmicos, sino que también debe estar cómodo para evitar el estrés térmico.  En situaciones en las que el trabajador no está protegido hay una alta probabilidad de quemaduras de arco eléctrico.

Fuego y explosión: La manipulación de productos químicos inflamables, el abastecimiento de grandes vehículos, las zonas con riesgo de explosión o incluso los incendios forestales son riesgos altos. El fuego y las explosiones son peligros muy presentes en la minería y su gravedad debe ser tratada con gran cuidado, se recomienda utilizar prendas de protección contra incendios.

Un reporte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer que el sector minero invirtió 4,897 millones de dólares en 2018, en dicho año México se encontraba en el 5° lugar en la atracción de inversiones para minería, de acuerdo a la firma S&P Global Market Intelligence, manteniéndose como uno de los sectores más productivos, el cual genera mayor inversión al país.

Las empresas mineras previeron realizar inversiones de un aproximado de 5,260 millones de dólares, durante 2019, de acuerdo con CAMIMEX. Dando un porcentaje 7% mayor al  de 2018 lo cual implicó una disminución acerca del crecimiento de dicho año.

Según datos del gobierno mexicano, en el país el sector minero – metalúrgico contribuye con el 2.4 % del PIB (Producto Interno Bruto) a nivel nacional, ocupando el primer lugar en la producción de plata a nivel mundial, ubicándose entre los 10 principales productores de minerales. Se destaca de manera significativa que, al mes de enero de 2020, esta industria generó 381 mil 456 empleos directos y más de 2.3 millones de empleos indirectos.

Por tal motivo, preservar la seguridad de los mineros mexicanos debería ser considerado una de las máximas prioridades para el país. Contribuir con su crecimiento y desarrollo como hasta ahora se ha realizado, llevará al crecimiento de la industria y potencializará el crecimiento económico de los principales estados mineros del país.