spot_img
domingo, junio 23, 2024
15.7 C
Mexico City
InicioEspecialesColumnasLa piratería en la Sonda de Campeche: una amenaza para los buques...

La piratería en la Sonda de Campeche: una amenaza para los buques y las plataformas petroleras

Dr. Pedro Alfonso Elizalde Monteagudo *

México tiene 3 millones de kilómetros cuadrados de superficie marina, que representa 1.5 veces la superficie terrestre. Dentro de este espacio marino, hay 4,111 islas, arrecifes y cayos. Particularmente, la Sonda de Campeche tiene más de 300 plataformas petroleras operando.

Los espacios marinos mexicanos no están exentos de actos ilícitos en contra de buques y plataformas petroleras. Las principales amenazas para la protección marítima son la piratería o el robo a mano armada; el tráfico ilícito de drogas, armas, personas e hidrocarburo; el daño o sabotaje a instalaciones energéticas; así como la pesca y la explotación ilegal de recursos naturales. Concretamente, la Sonda de Campeche y los espacios marinos frente a las costas del Estado de Sinaloa son las zonas con mayor número de actos vandálicos y actos de piratería en contra de buques, barcos pesqueros y plataformas petroleras. Los actos criminales son realizados tanto en aguas territoriales como en alta mar.

Tomando en cuenta la Ley Federal del Mar, la Ley Orgánica de la Armada de México y la Ley de Navegación y Comercio Marítimo, la Armada de México tiene como principal objetivo emplear el poder naval de la federación de forma eficiente y eficaz para preservar la seguridad nacional, así como fortalecer la autoridad marítima nacional y la guardia costera, que aseguren la seguridad y protección de los puertos, el mantenimiento del Estado de derecho en las costas y aguas nacionales, la salvaguarda de la vida humana en la mar y la conservación del ambiente marino. Es decir, la Armada de México es la autoridad mexicana encargada de mantener la seguridad nacional, la seguridad interior y la seguridad pública en los espacios marinos de nuestro país.

La Armada de México no es una armada de guerra, ya que no cuenta con un poder naval o capacidad bélica en el mar, representado por portaaviones, submarinos o destructores, lo cual si tiene lugar con otros países latinoamericanos como Brasil, Chile, Perú, Argentina y Ecuador.

Por tal motivo, la Armada de México puede ser clasificada como una policía marítima y un guardacostas, debido a que la capacidad naval de México está enfocada en buques patrulla. Su capacidad naval solamente permite que la Armada de México tenga un control real sobre el mar territorial y un dominio parcial sobre las zonas contiguas de nuestro territorio.

La Armada de México tiene un gran reto para prevenir y suprimir los actos de piratería en la Sonda de Campeche. Un reporte del New York Times señala que los actos de piratería han aumentado durante los últimos años en esa zona. En 2015, ocurrió 1 incidente. En 2016, fueron reportados 4 episodios. En 2017, aumentó a 19 el número de actos ilícitos. En 2018, 16 incidentes tuvieron lugar. De enero a junio de 2019, fueron denunciados 20 actos de piratería. En el mismo sentido, La Administración Marítima y la Oficina de Inteligencia Naval de los Estados Unidos advirtieron, a través de una alerta de seguridad especial, que desde enero 2018 hasta abril de 2020 fueron reportados 20 ataques contra buques pesqueros y 38 incidentes en plataformas petroleras en la Sonda de Campeche.

En el mismo sentido Petróleos Mexicanos informó, a través de una solicitud de acceso a la información, que las instalaciones marinas administradas por el activo de producción Ku-Maloob-Zaap sufrieron 5 actos de vandalismo, robo y/o saqueo, durante 2019. Por su parte, las instalaciones marinas administradas por el Activo de Producción Cantarell fueron objeto de 38 actos ilícitos en el mismo periodo.

Los piratas atacan plataformas petroleras o buques para robar celulares, dinero, computadoras, equipo de comunicación, combustible, tanques de oxígeno o cualquier otro objeto material que tenga un valor económico en el mercado negro.

La Oficina de Inteligencia Naval de los Estados Unido advierte que los piratas mexicanos atacan en grupos de 5 a 15 personas. Los grupos delictivos utilizan embarcaciones menores, para camuflarse como barcos de pesca. Las embarcaciones piratas están equipadas con varios motores potentes fuera de borda. Este equipo permite que los piratas cuenten con una movilidad rápida y ágil para evitar a las autoridades mexicanas. Adicionalmente, los piratas portan rifles de asalto, pistolas, machetes y/o cuchillos para someter a la tripulación o el personal de los buques o las plataformas petroleras. Por tal motivo, dentro de los ataques pirata se han presentado disparos de arma de fuego, personas heridas y el uso de la fuerza para someter a las víctimas.

En la Sonda de Campeche, la delincuencia organizada también realiza robo o tráfico ilícito de combustible, que es denominado coloquialmente como huachicol. Los huachicoleros marinos roban el combustible de las embarcaciones que navegan por la zona. Posteriormente, los delincuentes trasladan el combustible robado hasta alta mar para simular una transacción legal. El combustible es ingresado a nuestro país por medio de un pedimento falso de importación. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público reportó que 1,000 empresas y 800 personas de las aduanas mexicanas están involucradas en el huachicol marino. En los últimos años, este delito ha generado una pérdida de 23,000 millones de pesos para el fisco, por concepto de recaudación de impuestos.

Por último, la Armada de México tiene el reto de proteger 56 instalaciones estratégicas en contra de actos ilícitos como el sabotaje o el terrorismo, dentro de la Sonda de Campeche, de los cuales 44 pertenecen a Petróleos Mexicanos y 11 a la Comisión Federal de Electricidad.

Desde inicios de la administración del presidente Andres Manuel López Obrador, la Armada de México aumentó la vigilancia y el patrullaje en la Sonda de Campeche para erradicar los actos de piratería, el robo y tráfico ilícito de combustible, los asaltos en contra de buques pesqueros, así como para fortalecer la protección de las instalaciones estratégicas ubicadas en dicha zona marina.

En abril del año 2020, los piratas atacaron una embarcación de suministro con bandera italiana en la Sonda de Campeche. Durante ese mismo mes, algunos buques con pabellón de Dinamarca, Panamá y Emiratos Árabes también fueron objetivo de la delincuencia organizada.

Esta situación generó que en junio de 2020 la Administración Marítima y la Oficina de Inteligencia Naval de los Estados Unidos emitieran una alerta de seguridad para las embarcaciones estadounidenses. La Secretaría de Marina respondió ante la alerta de seguridad de los Estados Unidos con la puesta en marcha de la Operación Refuerzo Sonda de Campeche. Dicho operativo tiene como objetivo combatir la delincuencia y la violencia que se registra en la Sonda de Campeche y en el Golfo de México.

El Operativo Refuerzo Sonda de Campeche aumentó el recursos humanos y materiales de vigilancia, patrullaje e inspección en el área comprendida desde Dos Bocas, Tabasco hasta Ciudad del Carmen, Campeche. El operativo está integrado por 4 helicópteros, 1 avión, 15 buques patrulla y 27 embarcaciones menores.

El operativo ha dado buenos resultados. En marzo de 2021, la Secretaría de Marina informó que el robo a plataformas de PEMEX fue reducido en un 92% entre los años 2019 y 2021. Además, la Armada de México señaló que desde el 15 de mayo hasta finales de junio no se registraron incidentes de robo o vandalismo en contra de alguna instalación de PEMEX en la zona. Estos resultados son buenas noticias. Sin embargo, la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte señala que todavía siguen existiendo una cifra negra de este delito.

La Sonda de Campeche no es el único espacio marino mexicano que presenta actos ilícitos en contra de buques. La Armada de México ha reconocido que requiere 7 patrullas oceánicas de largo alcance (POLA) para poder incrementar la protección marítima en las áreas marinas mexicanas, ubicadas en el océano Pacífico, el Golfo de México y el Mar Caribe. En los años 2020 y 2021 no fue asignado presupuesto para la compra de buques POLA.

* Doctor en Derecho internacional con especialidad en Derecho marítimo por parte de la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente, funge como el Director Regional del Departamento de Derecho Zona Occidente del Tecnológico de Monterrey.

Sus actividades profesionales se han centrado en la realización de asesorías a empresas y organismos internacionales en materia de derecho marítimo. Ha realizado estancias de investigación en la Comisión Interamericana de Puertos de la OEA para participar en la realización de la ley modelos sobre puertos, el compendio de legislación portuaria en América y el análisis legal del contrato de concesión portuarias en Latinoamérica.

Negocios Industriales

Relacionados

China inicia suministro de vapor nuclear a complejo petroquímico en Jiangsu

La Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) confirmó esta semana que la central nuclear de Tianwan, ubicada en la provincia de Jiangsu, ha comenzado a...

Crece 21% la capacidad mundial de energía eólica marina

Según el último informe de RenewableUK, la capacidad global de energía eólica marina ha experimentado un incremento significativo del 21% desde el año 2023,...

Lhyfe y Deutsche Bahn impulsa trenes no contaminantes con hidrógeno verde

Lhyfe, empresa global en la producción de hidrógeno verde y renovable, estableció una colaboración estratégica con Deutsche Bahn para avanzar en la adopción de...