La Nueva Refinería de dos Bocas. Necesidad y Retos.

0

*Por Dr. Roberto Luna Moreno

Durante los últimos meses he leído diferentes, artículos, opiniones y documentos analizando  la factibilidad y necesidad de la construcción de la refinería de 2 bocas en México, claramente he encontrado, sin generalizar, una oposición a la misma, haciendo un sustento  en  que es más económico importar que producir nuestra propia gasolina, que para cuando esté produciendo dicha refinería, se tendrá ya un camino de transición hacia los autos eléctricos, etc. pero en la mayoría suelen olvidar  que las refinerías no producen exclusivamente  gasolina o Diesel, también producen una gran cantidad de subproductos, que otras industrias necesitan como materias primas para poder operar, por esta razón es que la construcción de una refinería  funciona como foco de crecimiento  y desarrollo para las zonas donde se instala, porque alrededor de ellas se colocan un ecosistema de empresas que  funcionan con todos estos subproductos ya que el importarlos o transportarlos es sumamente caro, o pone en peligro su  integridad, poniendo a las empresas en clara desventaja en el mundo competitivo en el que nos desarrollamos, un ejemplo de ello,  son las materias primas para la industria petroquímica y una de las razones por las cuales en la actualidad las empresas petroquímicas de la zona sureste están detenidas es precisamente por la falta  de estos insumos  de calidad y a buen precio. Al final del día si bien entraremos en un proceso de transición a energías renovables, seguiremos utilizando subproductos del petróleo, en pinturas, lubricantes, telas, plásticos, partes de baterías, recubrimientos, etc. Sin olvidar que México es un país petrolero que cuenta con amplias reservas por explotar, y que gran parte de su economía interna está desarrollada en función del crudo y sus derivados.

Es por ello, que el camino en que se tiene que trabajar es la optimización de los procesos, así como en mejorar la calidad de los productos finales, tener refinerías limpias y eficientes que nos permitan obtener el máximo del crudo refinado con el mínimo de daño al ambiente, en palabras de un experto en crudo… “el crudo es como los puerquitos, se puede utilizar hasta la cola” en el contexto de que con  la refinería actual, todos los procesos y plantas se pueden aprovechar al máximo, situación que dada la precariedad, falta de mantenimiento y antigüedad de  las refinerías actuales en México no permiten, por lo que sin lugar a dudas 2 bocas debe de convertirse en el referente nacional de lo que debe de ser una refinería en México.

Si vemos el panorama actual a nivel mundial podemos ver que grandes potencias como China y Estados Unidos siguen construyendo refinerías por el beneficio potencial que esto les conlleva a su economía, si bien se empiezan a construir refinerías modulares por su rapidez y costos, por ejemplo el mega proyecto de la refinería de Yulong (China), con capacidad de refinación de 400 mil barriles diarios la cual costará 20 mil millones de dólares.

Otro aspecto importante a considerar y que tanto potencias como EUA y China hasta países que no poseen crudo como Chile  tienen  bien claro, es que siempre es más barato y deja mayores ganancias  “se gana más de vender jugo que de vender las naranjas” así como deja una mayor derrama económica al país, este aspecto es muy interesante porque cuando se analiza precio (cuánto cuesta en USA) contra precio (cuánto cuesta refinar) y  dejamos de lado que parte de ese precio (de refinar), es dinero que se queda en el país  en derrama económica (sueldos directos e indirectos) se estima según la SENER que La Nueva Refinería de Dos Bocas generará 23 mil empleos directos y 100 mil indirectos, sesgamos  la opinión que tenemos de un proyecto de esta envergadura, y a esto le sumamos todas las empresas que suministras o utilizan subproductos de la refinación el impacto se vuelve aún más importante, no por nada Texas es el segundo estado con mayor  PIB de USA solo detrás de California,  siendo el estado con mayor cantidad de refinerías (47) en USA .

Ante  este contexto se presenta una gran oportunidad para las empresas que trabajamos en el sector de hidrocarburos en México,  en el caso de Endress+Hauser México, estamos convencidos y trabajando en poder participar, proveer con la más alta tecnología del mercado en sistemas de medición y transferencia de custodia así como tecnología para la medición de la calidad de líquidos y gases, permitiendo con soluciones de valor agregador el poder mejorar la eficiencia de los distintos  procesos de la refinería, poniendo la amplia experiencia que tenemos a nivel mundial a disposición, con la intensión precisamente de  coadyuvar al éxito en este proyecto que consideramos será un referente en la región sur del país.

Parte de estas nuevas tecnologías que consideramos que deben de estar presentes en el proyecto es la digitalización con nuestro ecosistema NETILION el realizar esta incorporación a la organización permitirá que puedan tener una toma de decisiones en tiempo real, poder analizar tendencias, comportamientos, tener información de proceso que no solo les permita optimizarlos si no llevar un registro del mismo, poder tener un servicio remoto que les permita disminuir sus paros no programados,   con base en el análisis de tendencias de funcionamiento a través de herramientas digitales  como heartbeat.

Sin lugar a dudas en un mundo tan competitivo como en el que nos encontramos el poder optimizar el proceso, reducir los costos, evitar las fallas, mejorar la calidad del producto, saber cuándo comprar insumos cuando aumentar la producción o disminuirla, cuando vender o mantener el stock en la planta, lo cual produce ventajas competitivas que toda empresa requiere para salir adelante.

Y bajo situaciones lamentables como las que estamos viviendo en estos momentos, donde el trabajo permite y requiere la operación con solo personal esencial dejando a todas las funciones no esenciales el poder trabajar remotamente, verificando el status de los procesos, analizando la salud de los sistemas, generando los kpis necesarios para toma de decisiones obteniendo todas estas ventajas mientras se mantiene la sana distancia.

Al final del día es potencializar el trabajo que se viene realizándolo a través de la digitalización.

Finalmente, para asegurar el éxito de un proyecto con esta envergadura, se deben realizar grandes esfuerzos en acciones de eficiencia energética, mejorando el consumo energético, buscando equipos y procesos que impliquen un mejor uso de la energía, a fin de producir más con menos energía. Adicionalmente, optimizar el uso de recursos y materias primas, desarrollando nuevas tecnologías y buenas prácticas y en Endress+Hauser Mexico nos encontramos listos para el reto.

*Dr. Roberto Luna Moreno Ingeniero en Mecatrónica egresado del Instituto Politécnico Nacional de la UPIITA, cuenta con una maestría en Alta Dirección, y es Doctor en Ciencias Administrativas; cursó diferentes estudios avanzados en analizadores in-line en USA y ALEMANIA. Actualmente está certificado por exida como CSFP, pertenece a la sección de seguridad de la ISA México; es miembro activo del Padrón Nacional de Evaluadores de la EMA en las magnitudes de flujo y presión y se desempeña como OIL & GAS Industry Manager and Advance Analytics Product Manager en Endress+Hauser México.

Artículo anteriorRevoca Biden permiso para construir oleoducto Keystone XL
Artículo siguientePrioriza CFE proyectos de generación con ciclo combinado en Plan de Negocios 2021-2025