La Inteligencia Artificial, apuesta obligada para la industria del Petróleo

0

Por Alexandro Rovirosa Martínez

 

La industria del petróleo y el gas está cambiando rápidamente y el sector energético está adoptando nuevas tecnologías para superar los desafíos en el panorama económico moderno. En ese sentido me atrevo a afirmar que la inteligencia artificial esta transformando el mundo. No todos los problemas son creados iguales, lo que brinda una oportunidad única para la industria del petróleo y el gas.

El campo de la inteligencia artificial es diverso, pero en este sector veo dos aplicaciones principales, el Data Science que es el estudio de datos combinando estadística, matemáticas e informática para mejorar la toma de decisiones y la otra aplicación principal es el Machine Learning o Aprendizaje Automático, que permite a una maquina o software identificar patrones de comportamiento entre millones de datos, permitiendo que muchas operaciones se puedan realizar de forma rápida y eficiente.

La cantidad de datos en el Sector de Oil and Gas ha aumentado de forma exponencial conjuntamente con el avance de la Tecnología de Información. Esto incluye todo, desde el registro de sensores en operaciones de exploración, perforación, producción y sísmica hasta la tecnología Logging While Drilling (LWD), que permite registrar los datos de perforación en tiempo real. También incluye soluciones de fibra óptica que proporcionan una amplia gama de datos sobre las condiciones ambientales, como la temperatura, los niveles de reserva de petróleo y el rendimiento o el estado del equipo. La gestión de estos datos y su uso como un activo estratégico impacta significativamente en el desempeño financiero de la empresa.

Por su parte las empresas de Oil and Gas están utilizando el Machine Learning o Aprendizaje Automático para probar los posibles impactos de un proyecto en particular o para conocer los riesgos ambientales así como para monitorear los procesos de Perforación y responder a cualquier problema rápidamente, lo que los operadores humanos pueden no ser capaces de lograr. El aprendizaje automático puede permitir a las empresas optimizar el diseño, la perforación y la terminación de pozos, e incluso utilizar máquinas para realizar tareas peligrosas sin personal. Puede mejorar los volúmenes y costos de producción de petróleo y gas. Con los avances en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial, ahora se pueden utilizar herramientas para solucionar problemas de pozos de bajo rendimiento, mejorar el modelado de yacimientos y realizar mantenimiento preventivo antes de que surjan problemas.

En 2019 la inteligencia artificial en petróleo y gas tenía un valor de US $ 2 mil millones, y con una tasa de crecimiento del 10,96%, el valor de la Inteligencia Artificial en petróleo y gas, se espera que alcance los 3,81 mil millones de dólares para fines de 2025. A medida que el costo de los sensores de IoT (Internet de las cosas por sus siglas en ingles) ha disminuido, más empresas están instalando estos sensores habilitados para IA en sus operaciones upstream, midstream y downstream.

Existen diferentes obstáculos en la implementación de tecnologías de inteligencia artificial, que pueden ralentizar el crecimiento del mercado, la principal de ellas en mi opinión es la falta de  Profesionales calificados en Inteligencia Artificial, lo que representa una gran oportunidad laboral en este mercado.

Creo que la inteligencia artificial traerá la siguiente transformación a la industria del petróleo y el gas, ya que hay una gran de variedad de aplicaciones en las que puede ser implementada exitosamente, ayudando a mejorar la productividad, la seguridad y las operaciones.

Por ejemplo las plantas de procesamiento de petróleo y gas en campos terrestres y marinos operan en un entorno crucial y siempre existe un mayor riesgo de lesiones en comparación con otros entornos laborales.

No respetar las normas de seguridad puede provocar perdidas y accidentes. Por ejemplo en la refinería Tesoro Martínez en California, ocurrió uno de esos incidentes en el que dos empleados murieron debido a un derrame de ácido sulfúrico. Según los funcionarios de la refinería, el incidente podría haberse evitado siguiendo los protocolos de seguridad.

Las empresas de petróleo y gas están obligadas a seguir los estándares de seguridad de acuerdo con la ley, y el incumplimiento de estos estándares puede conllevar fuertes sanciones. Aunque hay datos disponibles, es un proceso manual; Actualmente, la única solución es que los empleados usen equipo de protección personal.

La inteligencia artificial puede resolver el problema; Aplicando Machine Learning en computadoras equipadas con visión artificial que reconozcan y clasifiquen imágenes y videos es la solución perfecta. Puede monitorear para asegurarse de que los operadores sigan todos los protocolos de seguridad. El algoritmo basado en Inteligencia Artificial puede evaluar los datos y enviar alertas a la gerencia para tomar medidas contra los trabajadores que no cumplen con los protocolos de seguridad.

La industria del petróleo y el gas es una de las industrias que debe tratar y evaluar una gran cantidad de datos provenientes de la perforación de pozos, plantas, ductos, etc. Debido a la falta de herramientas analíticas, las empresas no pueden capitalizar el potencial de los datos. Para la evaluación de datos, las empresas contratan personal para analizar los datos y brindar sus conocimientos manualmente.

La opción de contratar a un ingeniero de datos tiene sus limitaciones porque ningún ser humano puede realizar el análisis de una gran cantidad de datos. Aquí es donde la inteligencia artificial puede ayudar; Las aplicaciones de big data impulsadas por inteligencia artificial pueden evaluar y analizar grandes cantidades de datos.

Los almacenes de Big Data de las empresas representan una mina de oro que no esta siendo explotada, por que no tienen la capacidad de analizarla a detalle y extraer información valiosa de ella. Mediante el uso de aplicaciones de software pueden descubrirse tendencias, patrones, correlaciones que crean valor y ayudan a entender las necesidades propias como las de los clientes.

En conclusión, los primeros en adoptar la Inteligencia Artificial en el sector probablemente desarrollarán una ventaja competitiva significativa, en un mundo en el que las nuevas tecnologías se adoptan con mucha mayor rapidez que hace unas décadas. Las empresas pronto experimentarán importantes eficiencias que se traducirán en ventajas competitivas. En mi opinión aquí esta el futuro. Grandes oportunidades en puerta.