spot_img
domingo, abril 14, 2024
23.9 C
Mexico City
InicioEspecialesColumnas8 implicaciones de la transición energética a nivel global

8 implicaciones de la transición energética a nivel global

Por Bernardo Cardona
Socio de Energía para EY Latinoamérica y Socio Líder del Centro de Excelencia e Innovación en Sostenibilidad para Latinoamérica

Los esfuerzos para acelerar la transición energética, repercuten en los sistemas y las empresas que los sustentan. En medio de la incertidumbre actual y la inconsistencia entre los diferentes mercados, cada compañía de energía y recursos enfrenta el dilema de qué cambios hacer y cuándo hacerlos.

Las organizaciones que no se adapten disminuirán sus ingresos, dificultarán el acceso al capital y perderán cuota de mercado; mientras que aquellas que se comprometen con las acciones correctas ahora pueden trazar el camino hacia un futuro descarbonizado y aprovechar importantes oportunidades comerciales.

Siguiendo los hallazgos del reporte Energy and Resources Transition Acceleration de EY, presento ocho implicaciones de la transición energética que no solo están interconectadas, sino que están impulsándose mutuamente.

  • Las energías renovables dominan la generación de energía

Las energías renovables representarán el 38% de la combinación energética en 2030 y el 62% en 2050. A nivel mundial, se convertirán en la generación de energía dominante para 2038. China, Europa y Estados Unidos impulsarán un aumento del 53% en la generación solar y eólica, produciendo más del 57% de la energía solar y eólica para 2050.

  • Casi todo está electrificado

La demanda industrial de electricidad aumentará hasta 36% la demanda total de energía, debido a que la innovación tecnológica permite la descarbonización de sectores donde era difícil reducir las emisiones. También se espera que la industria global de transporte experimente una transición rápida, con los vehículos eléctricos alcanzando la paridad de costos con los vehículos de combustión interna a mediados de esta década. Por otro lado, la sustitución del carbón o el gas por hidrógeno verde podría reducir entre un 20% y un 40% la producción de gases de efecto invernadero.

  • El petróleo y el gas se vuelven ecológicos

Actualmente, algunos mercados finales de petróleo crudo pueden electrificarse fácilmente gracias a la tecnología. Para 2050, se estima una reducción del 15% en la demanda mundial de crudo debido al lento desgaste de los activos existentes. Hoy en día, el sector del transporte utiliza alrededor de 45 millones de barriles de petróleo cada día, de los cuales un tercio se consume en el sector comercial; sin embargo, a partir de 2030, la electrificación de las unidades impulsará una caída del 63% en la demanda mundial de crudo.

  • Sistemas de energía localizados

La construcción de infraestructura para energías renovables impulsará la localización de los sistemas para todos los segmentos de consumidores: residencial, comercial e industrial. Aunque este cambio planteará nuevos desafíos para la red —especialmente a medida que los recursos energéticos distribuidos, los vehículos eléctricos y las bombas de calor escalen a gran velocidad—, las soluciones inteligentes pueden gestionar la intermitencia y minimizar las pérdidas.

  • Una red hiperinteligente y flexible

La adopción generalizada de energía solar, eólica, de hidrógeno y de generación distribuida impulsará una transformación fundamental del sistema energético. La red se verá sometida a una presión extrema, lo que exigirá soluciones tanto para ampliarla como para incorporar capacidades de flexibilidad que permitan un sistema equilibrado y fiable. Los cambios regulatorios no serán suficientes para eliminar los cuellos de botella; también se requerirá un suministro sólido de materiales y minerales, así como talento con habilidades digitales.

  • Consumidores con iniciativa

Los consumidores —tanto industriales como residenciales— desempañarán un rol clave en la transición a un nuevo sistema energético. Para impulsar el cambio, las soluciones de energía limpia deben ser sencillas, baratas y realmente mejores. Las empresas energéticas pueden desbloquear nuevas fuentes de valor y respaldar la inversión en flexibilidad e inteligencia de la red.

  • Redefinición de las cadenas de suministro

Satisfacer la demanda energética requerirá, por ejemplo, que las mineras superen los crecientes cuellos de botella en torno a la búsqueda, extracción, el procesamiento y transporte de materiales. Las alianzas estratégicas con otras industrias pueden crear cadenas de valor integradas que reduzcan los costos y la fricción, abran el acceso a nuevas fuentes de capital y aceleren la construcción de nuevas tecnologías.

  • Integración de sistemas energéticos antiguos y nuevos

Este complejo equilibrio requiere mantener un suministro seguro, reducir las emisiones de carbono, minimizar la pérdida de puestos de trabajo y garantizar que las empresas de energía sigan siendo relevantes. También necesita un gran presupuesto: para 2050, las inversiones anuales en transición energética deben aumentar en un 300%. Es posible que sea necesaria la intervención de los gobiernos globales para incentivar la inversión en energías renovables que ofrezcan tasas de rendimiento más bajas que los hidrocarburos.

Como hemos visto, un sistema energético cambiante crea complejidades sin precedentes. Adaptarse a todos estos cambios expondrá a las organizaciones a nuevos desafíos, pero el riesgo de no cambiar será mucho mayor. Las compañías tendrán que gestionar estratégicamente un doble desafío: fortalecer el sistema actual y, al mismo tiempo, desarrollarse para el futuro.

Te podría interesar

Cómo la sostenibilidad de la fuerza laboral transformará la industria energética

Hidrógeno verde: un motor para acelerar la descarbonización

Negocios Industriales

Relacionados

Logística industria estratégica en el sector energético

Cuando se habla del sector energético o de hidrocarburos en México, comúnmente se relaciona con la producción, generación o extracción a través de operaciones...

Maersk lanza segundo buque propulsado por metanol

Maersk presentó el segundo gran buque portacontenedores del mundo equipado con metanol, en una ceremonia celebrada en la terminal de cruceros del muelle Daikoku,...

Onexpo 2024 reúne a expertos del sector gasolinero

En el marco de la Onexpo 2024 Convención y Expo, los personajes más destacados de la industria de hidrocarburos líquidos en México se darán...