Gilbarco: el crecimiento de la industria requiere inversiones en productividad

0

Por Ary Lypsźyc, Director Comercial and Industrial de Latinoamérica en Gilbarco

Actualmente el transporte representa una parte bastante significativa del 46% de los costos operativos de las empresas.Durante 2022 con el reciente anuncio de la extracción de Litio estaremos ante un panorama donde el sector minero en México tendrá un repunte significativo. Dicho porcentaje incluye los volúmenes de combustible despachados para la exploración y el movimiento de minerales, que hoy son un insumo preciado debido a que sus precios siguen subiendo.


Ante este contexto es inevitable que la atención se enfoque en el control del sistema de abastecimiento de combustibles, así como en el comportamiento del consumo de la flota de máquinas y camiones, que consta de vehículos pesados, con alta capacidad de carga, hasta 260 m³ de mineral y en consecuencia, con una alta demanda de combustible.


Para tener una idea de los volúmenes, basta con mencionar que, por ejemplo el tanque de combustible de un Caterpillar 797F todo terreno, tiene una capacidad nominal de 3,785 litros y puede demandar abastecerse de 2 a 3 veces al día. Es decir, el consumo diario de un solo vehículo puede oscilar entre los 7,500 y los 11,000 litros de diésel.

Entonces, cualquier pérdida ínfima de diésel en el proceso de abastecimiento representa una gran cantidad y puede tener un impacto significativo en los costos que no es posible trasladar al precio, ya que el mineral es una mercancía muy valuada y su precio es dictado por el mercado internacional y no por el explotador.


El sector de la minería ha invertido en mayores niveles de control sobre el sistema de abastecimiento que otros, como el transporte y la agroindustria, y puede clasificarse como un mercado maduro. Sin embargo, esto no significa que no haya un campo para la modernización, la mejora de la captura de datos y el aumento de la eficiencia y la rentabilidad de la empresa en su conjunto.

Por lo que se refiere al abastecimiento de hidrocarburos en el sector, está compuesto por equipos robustos bombas resistentes y de gran caudal por los grandes volúmenes despachados, pero siguen prevaleciendo los sistemas de control mecánicos y analógicos. Incluso hoy en día, los equipos obsoletos que hacen que el abastecimiento de la flota sea lento e inexacto, la medición de tanques con instrumentos rudimentarios y controles realizados con hojas de cálculo manuales todavía siguen formando parte de la realidad de este sector, en especial, en las empresas mineras más pequeñas.

Esta regla no abarca por completo a las empresas grandes y medianas, pero ellas aún no lograron niveles de eficiencia cercanos a los ideales. Aunque obtuvieron avances tecnológicos excepcionales en el ámbito de la prospección y extracción de minerales, la producción de aleaciones, los equipos y los vehículos de trabajo, no fueron acompañados por la adopción de metodologías modernas o sistemas automatizados de control y gestión de combustibles.


Por consiguiente, hay un gran margen para mejoras tecnológicas en este campo con la actualización o conversión de los equipos existentes de analógicos a electrónicos, teniendo en cuenta que la tecnología es una inversión en eficiencia y aumento de la productividad, ya que evita pérdidas y además ayuda en la gestión.

El aumento acelerado de los precios de los combustibles, el peso de este insumo se incrementó dentro de la estructura de costos de las empresas mineras. Y como se trata del movimiento de millones de litros de diésel por mes, cabe afirmar que cualquier desviación, por pequeña que sea, puede representar un agujero considerable en las finanzas de las empresas.

Gestión del activo


En el almacenamiento los riesgos están asociados a fugas. En tanques y tuberías, estas pérdidas a veces son imperceptibles. Pero con el tiempo, la acumulación de combustible en el suelo presentará
riesgos para la seguridad y el medio ambiente, y también posibles costos inesperados para la empresa.

Los sistemas de medición eficientes que detectan instantáneamente fugas —incluso insignificante, variaciones de volumen sospechosas y posibles retiros indebidos de combustible permitiendo asi la identificación y resolución inmediata del problema, lo que evita pérdidas y aumenta la eficiencia en la gestión del producto.

En los proyectos de abastecimiento para este mercado, el objetivo debe ir más allá del control de las pérdidas. Aquí también es fundamental mejorar el rendimiento operativo y el consumo de los vehículos, a fines de maximizar la rentabilidad mediante una producción de gran volumen, con un costo reducido.


Además de controlar las pérdidas, una gestión eficiente debe garantizar la mayor disponibilidad posible de los equipos, el control del consumo de cada vehículo de la flota y el monitoreo de los ciclos de mantenimiento, entre otros aspectos.


La tecnología debe considerarse como una inversión, ya que los gastos de implementación se amortizarán rápidamente al reducir las pérdidas y mejorar la eficiencia en la gestión del combustible y la empresa.

Y no tiene razón quien piensa que los costos son estratosféricos, ya que los valores de esta modernización están por debajo de lo imaginable. Vale la pena recordar que 2022 —y quizás los próximos años— se ve muy prometedor para el sector. Por otro lado, los costos operativos de la minería aumentan proporcionalmente, o incluso más, si tenemos en cuenta que los precios
de los insumos continúan en franco ascenso

Acerca del autor

Ary Lipszyc es Director de la unidad de Negocios de Flota de GVR Latam. Con más de 10 años de experiencia en la industria de la automatización del despacho de combustible. Country Manager de GVR en Chile, en donde se automatizó más del 80% de la gran minería. en áreas comerciales y operativas, sobresaliendo en entornos desafiantes y multiculturales.

Artículo anteriorAvanza Shell en su objetivo de convertirse en un negocio de energía con cero emisiones netas para 2050
Artículo siguienteInvierte ENI en EnerOcean SL para desarrollar energía eólica flotante por medio de tecnología W2Power