spot_img
miércoles, mayo 22, 2024
30.5 C
Mexico City

Escenarios


There is no ads to display, Please add some

Luis Vielma Lobo (*)

El mundo ha seguido adelante a pesar de la incertidumbre creada por la pandemia en los dos últimos años. Esta nueva realidad aún se mantiene y obliga a la ciencia a seguir trabajando intensamente para encontrar la solución definitiva. También la tecnología busca nuevas opciones para mantener la oferta de energía, apoyándose en el conocimiento que ofrece la generación de escenarios, cuyo uso permite entender realidades para desarrollar la mejor visualización de las tendencias futuras.

El entorno global se ha vuelto más demandante cada día y la excelencia para individuos, sociedades y organizaciones es requerida continuamente. La competitividad aumenta y la conectividad es una exigencia para mantenerse empleable y útil. Estas realidades traen consecuencias que impactan el futuro por años, y en algunos casos décadas, especialmente en el negocio de la energía, donde las inversiones son grandes e intensivas en capital. Por ello, es muy importante entender que, para enfrentar desafíos inesperados, como desarrollar nuevas oportunidades de negocio, las decisiones se toman con base en las perspectivas de futuro, en donde la creación de valor es un componente vital.

Por estas razones se vuelve más valioso el entendimiento de las causas, opciones y ciclos, los cuales permiten visualizar diferentes tendencias que contribuyan a reducir las incertidumbres y tener un mejor conocimiento del futuro inmediato y del largo plazo, el cual puede tener lecturas diferentes para diferentes actores. Si es cierto que el futuro no es completamente predecible, tampoco es completamente aleatorio y este puede ser una combinación de estas dos características. Es por ello que la construcción de escenarios ha sido una herramienta extraordinaria utilizada por diferentes organizaciones, y en particular por empresas petroleras desde hace más de 50 años.

Los escenarios deben ser contrastantes y paradójicos, e incluir las variables necesarias que puedan afectar el desarrollo futuro de cualquier actividad, pues la idea básica es tener una visión optimista, una pesimista y al menos una que se encuentre más cerca del terreno de lo posible. Más importante que disponer de los escenarios, es el desarrollo de estos, pues son retadores del pensamiento estratégico de quienes intervienen en su elaboración. En las empresas privadas grandes o majors, y también en las empresas multinacionales de servicio, los escenarios se desarrollan por niveles, para tener una mejor visión de la causa y el efecto de cada escenario analizado. No es un ejercicio de una sola función o departamento, es un ejercicio integral, que permite la participación de aquellos actores en equipos con pensamiento estratégico, táctico y operativo.

Observando diariamente el entorno nacional e internacional nos convencemos de la ausencia del análisis de escenarios a nivel país por parte de quienes son responsables de administrar su presente y construir su futuro. Temas como el impacto y las consecuencias de la pandemia, las fluctuaciones del clima, incluyendo las alteraciones de las temporadas de lluvias y calor, los asuntos de defensa nacional y el contexto político, son materias que exigen construir escenarios. A ello debe agregarse lo que ocurre a nivel internacional incluyendo la relación bilateral con Estados Unidos y con el resto de los países de Latinoamérica.

Los escenarios pueden compararse con el uso de lentes nuevos para ver mejor una nueva era. La volatilidad en las decisiones políticas, los mercados de commodities y las transiciones repentinas en mercados de energía y financieros, así como los aspectos de corte social, requieren una mirada muy clara para la toma de decisiones oportunas.

Los países no deben seguir recetas del pasado; se puede aprender de ellas para evitar cometer los mismos errores, y sobre todo para fortalecer la construcción del futuro. En el caso particular de la energía, el incremento consistente en su uso nos obliga a mirar las llamadas sustentables, las energías verdes que reducen la contaminación ambiental, y cambian la huella dejada por el uso masivo de la energía fósil.

Los líderes políticos mexicanos, en el ejercicio del poder, deben abocarse a estudiar y entender el tema de los escenarios, y tener una mejor idea de sus aportes y del reto que tienen como dirigentes, para que puedan pavimentar esa ruta de futuro sustentable que asegure una mejor calidad de vida a las generaciones por venir. También deben hacer uso de las facultades del Congreso de la Unión para abordar los debates transcendentes, con una actitud que favorezca el interés nacional, así como hacer las consultas que corresponda a expertos en áreas específicas, independientemente de sus tendencias políticas, porque al final las soluciones que se obtengan son la respuesta a las necesidades del ciudadano.

Esta herramienta debería convertirse en un artículo de primera necesidad para los políticos de experiencia y para los jóvenes que llegan al máximo auditorio del país gracias a las bondades democráticas, en ocasiones sin una preparación adecuada para desarrollar carreras efectivas en favor de sus electores y todos los ciudadanos mexicanos.

(*) Luis Vielma Lobo, es Director General de CBMX Servicios de Ingeniería Petrolera, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Petroleros, AMESPAC; colaborador de opinión en varios medios especializados en energía y autor de varios libros.

Negocios Industriales

Relacionados

ASEA ajusta normativa de seguros para hidrocarburos

La Agencia de Seguridad Energía y Ambiente (ASEA) ha anunciado una serie de modificaciones en los lineamientos de seguros para el sector hidrocarburos en...

Pemex aumenta producción petroquímica a 10.5%

La producción petroquímica de Petróleos Mexicanos (Pemex) experimentó un significativo aumento del 10.5% durante el primer trimestre de 2024, alcanzando un total de 335...

Industria automotriz coloca generación de energía en debate

La industria automotriz ha puesto en relieve un nuevo tema crucial en la agenda política: la generación de energía. En vísperas de las elecciones...