Cómo implementar un Sistema de Gestión de la Energía

0

Por Leonardo Pérez, Consultor de Aplicaciones para América Latina de Endress+Hauser

Ya sea que la motivante de implementar un sistema de gestión de la energía basado en ISO 50001 sea por directriz del corporativo, porque ha identificado fuentes potenciales de gastos/ahorros o simplemente para mejorar su imagen corporativa, este artículo le ayudará a reconocer cómo implementar un sistema de gestión de la energía.

Implementación del sistema de gestión de la energía

El primer paso es que la dirección de la empresa esté comprometida en la implementación de un Sistema de Gestión de la energía, esto quiere decir que autorizara que se destinen recursos financieros, personal dedicado y capacitado en la implementación del sistema.

Se establece entonces una política energética para saber cuáles son los recursos energéticos que se van a gestionar, las áreas involucradas y los objetivos que se desean cumplir. Esto servirá para definir cuáles son las áreas que se revisarán, los procesos que forman parte del Sistema y a qué escala del proceso se trabajará. Se realiza una revisión de energía, en donde se identifican las áreas, sistemas y procesos que hacen uso de la energía.

Se define una línea base de energía, es decir, la situación actual de consumo, basado en documentos tales como registros manuales y recibos.

Por último, se definen Indicadores de Desempeño de Energía (EnPI) por medio de los cuáles se evalúa el rendimiento de los proceso, áreas o sistemas que se van a monitorear en el sistema de gestión de la energía.

Se implementa un sistema de monitoreo de energía que permita tener datos históricos sobre el comportamiento de los consumos, sistemas y procesos, para comparar el desempeño energético basado en los Indicadores de Desempeño de la energía. Es mediante el sistema de monitoreo de energía que se realizan los análisis para conocer cuáles son las acciones correctivas/preventivas que deben de realizar, los resultados de una implementación de mejora, para comparar el desempeño antes y después de la implementación de las acciones de mejora continua.

Es entonces que mediante un sistema de auditorías internas se detectan incumplimientos en el uso de la energía, por ejemplo, consumos excesivos de agua o energía eléctrica, que pueden resultar en No conformidades para posteriormente implementar acciones correctivas y preventivas.

Finalmente, se repite el ciclo, en donde se analiza por medio del sistema de medición el cumplimiento de objetivos y el desempeño de las acciones preventivas y correctivas. Esto supone entonces adecuaciones en la política energética, de tal modo que se agreguen nuevos objetivos, se actualicen los actuales o se quiten los que ya se hayan cumplido.

Requerimientos del sistema de medición

En la ISO 50001 se indica claramente que el flujo de energía tiene que ser medido, monitoreado y registrado para demostrar el rendimiento del sistema de administración de la energía y demostrar el progreso de los objetivos y metas referentes al rendimiento de la energía.

Los equipos de medición usados en la medición y el monitoreo deben proveer datos exactos y repetibles para medir la utilización y eficiencia de los sistemas de energía. Los registros de las mediciones y monitoreo de la energía deben ser administrados y mantenidos correctamente.

Los valores nominales y esperados (Históricos) deben ser comparados regularmente y las desviaciones tienen que ser analizadas. Toda esta actividad debe ser almacenada.

Retos y Beneficios del sistema de gestión de energía

Los principales retos de la implementación de un sistema de gestión de energía están en el cambio de mentalidad orientado a la administración adecuada de los recursos energéticos, esto quiere decir que no sólo se trata de cerrar la llave para ahorrar, se trata también de sacar mayor provecho a la energía, mejorar los sistemas para producir de forma más eficiente, incluso aumentar la calidad. Esto implica inversión de recursos financieros, recursos humanos y también cambios en los procesos y políticas de la empresa.

Es cierto que son retos importantes que implica beneficios igualmente interesantes como:

  • Reducción de costos de energía
  • Optimización del consumo de la energía
  • Reducción del impacto ambiental
  • Transparencia en la administración de las fuentes de energía
  • Transparencia de los costos de producción
  • Cálculo simple en el Retorno de Inversión de los proyectos
  • Asegurar el cumplimiento los requerimientos leales y regulatorios
  • Entre muchos otros beneficios