Urge repensar la política energética para enfrentar la peor caída económica en la historia de México: Vanessa Rubio

0

La senadora Vanessa Rubio Márquez, del Grupo Parlamentario del PRI, y el senador José Luis Pech Várguez, de la fracción de Morena, ambos integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, concordaron en la necesidad de repensar las políticas económicas actuales y proponer nuevas medidas para superar la crisis económica derivada de la pandemia por COVID-19.

Durante la mesa de discusión virtual “Atención Inmediata a la Crisis: Sistema Financiero”, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial, los senadores coincidieron en que la defensa de los menos favorecidos será esencial para el desarrollo económico del país.

De acuerdo con el último Informe sobre la estabilidad financiera mundial del Fondo Monetario Internacional, el sistema financiero ha sufrido ya un impacto notable debido a la pandemia por COVID-19, y una nueva intensificación de la crisis podría afectar a la estabilidad financiera mundial.

Con el fin de enfrentar esta situación, el Banco de México ha tomado medidas para reforzar al sistema financiero, las cuales se basan en el fortalecimiento de los canales de otorgamiento de crédito, garantizar liquidez y promover el funcionamiento de los mercados.

Además, el organismo autónomo anunció la inyección de 750 mil millones de pesos para apoyar al sector, de los cuales, hasta 250 mil millones servirán para provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar créditos a las pequeñas y medianas empresas, así como a personas físicas afectadas

En su participación, el senador José Luis Pech Várguez señaló que seguramente nos hará repensar el modelo económico mundial actual y buscar nuevas soluciones a esta crisis que estamos enfrentando, la cual es diferente a cualquier otra emergencia que el mundo haya enfrentado. “Tenemos que escucharnos mucho para encontrar nuevas soluciones, no vamos a salir adelante con las soluciones antiguas”, apuntó.

Agregó que se debe proteger la potencialidad de la planta productiva a través de una mayor liquidez financiera a las pequeñas y medianas empresas por parte del sistema bancario mexicano. Afirmó que las medidas emprendidas por el Banco de México van encaminadas en esa dirección.

Detalló que el sistema bancario tiene buena rentabilidad por lo que la apertura de créditos debe ser con tasas bajas y plazos medianos, pues de esta manera será menos complicado paliar la crisis económica para las Mypymes.

Pech Várguez afirmó que el gobierno ha hecho un “esfuerzo brutal” hasta el momento, pues ha puesto en marcha una estrategia adecuada. Destacó la entrega de tres millones de créditos para las Mypymes, lo cual se logró gracias al ahorro del Ejecutivo Federal, y lo más importante, sin aumentar impuestos, manteniendo el equilibrio presupuestal y sin interrumpir la inversión en infraestructura.

A su vez, la senadora Vanessa Rubio Márquez aseguró que en el corto plazo enfrentaremos la peor caída económica en la historia de México, por lo que propuso que en los próximos tres o cuatro meses se debe hacer todo lo posible para que esta crisis no golpee tan fuerte a las unidades económicas y empresas de todos los tamaños. “Llego el momento de no escatimar”, sentenció.

Se debe reorientar el gasto público, como el caso de la construcción de la refinería de Dos Bocas, la cual consideró que debe aplazarse hasta que la economía nacional tenga mejores números, y emplear los 46 mil millones de pesos de la obra en el combate a la crisis sanitaria y económica.

Explicó que, a mediano plazo, durante los próximos 12 meses el foco debe ser restablecer la senda de crecimiento económico, por lo que se deben analizar las posibles fallas en el modelo que pudiesen impedir el desarrollo. “Tenemos que repensar el diseño de la política económica en dos variables fundamentales: la política energética, para permitir inversiones privadas; y el tema de la certidumbre del estado de derecho para la inversión”, puntualizó.

A largo plazo, añadió, es necesario que los próximos tres años se ataque frontalmente el problema de la informalidad en el mercado laboral si queremos eliminar la pobreza, pues esta es una de las causas por las que existe baja prosperidad, y gran inequidad en nuestro país. En los próximos años va a ser indispensable que México regrese a la senda del crecimiento económico, pero será aún más importante que sea un crecimiento incluyente, asentó.