Pronostica IEA que la producción de crudo en EU permanecerá estable hasta finales de 2021

0

En las Perspectivas de energía a corto plazo (STEO) de noviembre de la Administración de Información Energética (EIA), se pronostica que la producción de petróleo crudo de Estados Unidos (EE.UU.) permanecerá cerca de su nivel actual hasta fines de 2021.

Tomando en consideración que en noviembre de 2019 se produjo un récord de 12.9 millones de barriles por día (b/d) de petróleo crudo en los EE.UU. y que en marzo de 2020, cuando el presidente declaró una emergencia nacional por el brote de COVID-19, fue de 12.7 millones de b/d, la producción de petróleo crudo cayó a 10 millones de b/d en mayo de 2020, el nivel más bajo desde enero de 2018.

Para agosto, los últimos datos mensuales disponibles en la serie de la EIA, la producción de petróleo crudo había aumentado a 10.6 millones de b/d en Estados Unidos y el precio de referencia estadounidense del petróleo crudo West Texas Intermediate (WTI) había aumentado de un promedio mensual de $17 dólares por barril (b) en abril a $42 b en agosto. La EIA pronostica que el precio del WTI promediará $43 b en la primera mitad de 2021, por encima de nuestro pronóstico de $40 b durante la segunda mitad de 2020.

El pronóstico de producción de petróleo crudo de EE.UU. refleja las expectativas de la EIA de que la demanda mundial anual de petróleo no se recuperará a los niveles previos a la pandemia, 101.5 millones de b/d en 2019, hasta al menos 2021. La EIA prevé que el consumo mundial de petróleo promediará 92.9 millones de b/d en 2020 y 98.8 millones de b/d en 2021.

La recuperación gradual de la demanda mundial de petróleo contribuye al pronóstico de la EIA de precios más altos del crudo en 2021. La EIA espera que el precio del crudo Brent aumente de su promedio de 2020 de $41 b a $47 b en 2021.

El pronóstico del precio del petróleo crudo de la EIA depende de muchos factores, especialmente los cambios en la producción mundial de petróleo crudo. A principios de noviembre, los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y los países socios (OPEP +) estaban considerando planes para mantener la producción en los niveles actuales, lo que podría resultar en precios más altos del crudo. La OPEP + había planeado previamente aliviar los recortes de producción en enero de 2021.

Otros factores podrían resultar en precios más bajos de lo previsto, especialmente una recuperación más lenta de la demanda mundial de petróleo. A medida que los casos de COVID-19 continúan aumentando, algunas partes de los Estados Unidos están agregando restricciones como toques de queda y limitaciones a las reuniones y algunos países europeos están restableciendo las medidas de cierre.