Tabasco prepara transición de combustibles fósiles a energías limpias

0

En el marco del Día Mundial de la Eficiencia Energética, el titular de la Secretaría para el Desarrollo Energético (Sedener), José Antonio De La Vega Asmitia, informó que Tabasco elaborará una Ley de Transición Energética Estatal para empezar a pasar del uso de combustibles fósiles (diésel o gasolina) a fuentes renovables y energías limpias que son más eficientes y dañan menos.

“Ya hay una Ley de Transición Energética federal, y el gobernador Adán Augusto López Hernández preocupado por estos temas, nos ha instruido avanzar en la elaboración de una Ley Estatal similar que, sin contradecir a la federal, pueda presentar las necesidades que tienen, por ejemplo, los ayuntamientos para acelerar este proceso de transición”, subrayó.

Para conmemorar este día, se presentó la conferencia magistral “Eficiencia energética en México: un balance de 30 años”, a cargo del director general de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), Odón de Buen Rodríguez y el panel de expertos “Eficiencia energética: una inversión positiva para el planeta y la sociedad”.

En el auditorio del Centro Internacional de Vinculación y Enseñanza (CIVE) de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), el titular de la Sedener explicó que hace 22 años se realizó en Austria una conferencia para tomar importancia y conciencia de la contaminación de nuestro planeta y las emisiones de carbono que afectan la capa de ozono.

“De ese entonces para acá se ha avanzado mucho, no únicamente en la investigación, sino también en inversiones que vienen haciendo muchos países desarrollados para tomar conciencia sobre estos temas. Por ejemplo, Dinamarca tiene leyes muy estrictas, pues 38 por ciento de la energía que consumen, proviene de energías renovables y limpias”, expuso.

De La Vega Asmitia destacó que nuestro país tiene un enorme potencial en energías renovables, que son las del futuro y consideró que Tabasco también tiene ese potencial en energías fotovoltaicas, solares, eólicas, en materia de biomasa, y siendo un Estado agricultor y del trópico húmedo, cuenta con una gran fuerza en la materia, así como en geotermia.

En presencia de los secretarios de Administración e Innovación Gubernamental, Oscar Palomera Cano, y de Turismo, José Antonio Nieves Rodríguez, aseguró que estos no son temas menores, porque estamos destruyendo nuestro planeta, la capa de ozono y el calentamiento del planeta está deshielando los bloques polares, con consecuencias devastadoras.

Por su parte, el rector de la UJAT, Guillermo Narváez Osorio, opinó que el objetivo principal de la eficiencia energética es mejorar la calidad de vida, pero sin detrimento de los recursos naturales.

“Es importante que optimicemos el uso de la energía en la medida de lo posible, mediante fuentes renovables, introducir la práctica del reciclaje y usar fuentes de energía limpia y solar, porque la gran pregunta es ¿cuándo se acabarán los recursos naturales?”, afirmó.

Por ello, puntualizó, estoy convencido de que esta jornada será muy fructífera y le refrendamos al titular de la Sedener -con la que tenemos un convenio de colaboración vigente- que la UJAT está en la mejor disposición de colaborar, de la manera más eficiente, para lograr los objetivos planteados en esta ceremonia.

En su conferencia, el director general de la Conuee hizo un recuento del concepto general de la eficiencia energética, que ha sido un tema de estudio durante muchos años por parte de especialistas nacionales e internacionales. Consideró dos acciones básicas para lograr esa eficiencia: modificar los hábitos a mejores prácticas y el reemplazo de la tecnología.

Odón de Buen Rodríguez, señaló que los objetivos de una política pública apegada al uso eficiente de la energía, incluye el bienestar de las personas, el cuidado del medio ambiente, la soberanía energética, mayores aprovechamientos de eficiencia energética y del presupuesto público y la innovación y el desarrollo tecnológico.

Explicó que la Conuee cuenta con una Normalización para la Eficacia Energética, mediante 32 normas oficiales mexicanas, cuenta con 74 laboratorios de prueba, 217 unidades de verificación y 10 organismos de certificación.