Mantenimiento preventivo, crucial para proteger los equipos eléctricos en refinerías de petróleo y gas

0

El petróleo es una de las materias primas más importantes del mundo. Según una investigación de IBISWorld, en 2019 los ingresos de la industria de la extracción de petróleo y gas en todo el mundo ascendieron a unos 3,3 billones de dólares. A medida que crece nuestra dependencia de estos recursos, los jefes de planta de las refinerías deben realizar mayores esfuerzos para aumentar la productividad. Juan Chávez, vicepresidente de Energy Control Systems, empresa especializada en protección contra sobretensiones, explica cómo el mantenimiento preventivo puede proteger los equipos eléctricos en refinerías de petróleo y gas.

Brasil y México ocupan, respectivamente, los puestos décimo y undécimo en la producción mundial de petróleo. Colombia también ocupa un lugar importante en la producción mundial de crudo, en el puesto 22. No hay duda de que este sector sigue desempeñando un papel importante en la economía de América Central y del Sur. Pese a la importancia de esta industria en todo el continente, los jefes de planta no están haciendo lo suficiente para proteger sus instalaciones.

El mantenimiento de los equipos electrónicos es algo en lo que suele una idea tardía en las instalaciones de petrolíferas. A pesar de los peligros que conllevan los periodos de inactividad no planificados, los ingenieros de planta siguen realizando mantenimiento reactivo.

Si un equipo se avería, se detiene la producción, pero los fallos de los equipos eléctricos también pueden provocar una chispa que ocasione un incendio en este entorno, poniendo en peligro a todos los que trabajan en las instalaciones. Los jefes de planta pueden creer que las instalaciones se protegen con simples procedimientos de mantenimiento y protección básica contra sobretensiones. Sin embargo, cuando añaden a sus instalaciones equipos eléctricos más sensibles, como los variadores de frecuencia (VFD), la tecnología de protección básica resulta insuficiente.

La mayoría de los jefes de planta no invierten en mejores equipos de protección contra sobretensiones por falta de información sobre las causas específicas de los periodos de inactividad, como los transitorios de tensión. Si cae rayo sobre una línea eléctrica, la energía puede desplazarse a lo largo de ella y hacer fluctuar la potencia suministrada a los VFD que controlan varias bombas y equipos relacionados de una instalación.

Los dispositivos tradicionales de protección contra sobretensiones (SPD) podrían no detectar esta situación, ya que solo captan eventos muy por encima o muy por debajo de la onda sinusoidal. Sin embargo, las fluctuaciones regulares pueden causar averías si siguen produciéndose sin ser detectadas, ocasionando graves daños a la maquinaria y a la productividad.

Los jefes de planta deben conocer la magnitud de las perturbaciones eléctricas y hacer todo lo necesario para optimizar la productividad en este sector esencial. Sabemos que deben proteger equipos muy sensibles y que llevan colaborado con la industria más de 15 años para mejorar el mantenimiento preventivo.

La mayoría de las industrias siguen necesitando productos derivados del petróleo para llevar a cabo sus operaciones diarias. Por ello, los ingenieros de planta de las instalaciones petrolíferas deben hacer todo lo posible para proteger los equipos. Invertir en sistemas que permitan el mantenimiento preventivo es la mejor forma de optimizar la productividad. Por ejemplo, vendemos sistemas de protección contra sobretensiones SineTamer que hacen un seguimiento de los eventos transitorios que se producen más cerca de la onda sinusoidal. La unidad eliminará los problemas detectados antes de que lleguen al equipo, protegiendo la instalación de los peligros que conllevan los periodos de inactividad.