Unión Europea se suma a la preocupación internacional por las recientes decisiones del Cenace para el sector de renovables

0

Jean-Pierre BOU, Encargado de negocios de la Delegación de la Unión Europea, en nombre de los Embajadores de los Estados Miembros de la Unión Europea (UE) acreditados en México, expresó su profunda preocupación con respecto a las recientes decisiones adoptadas en el sector de las energías renovables en México.

La Unión Europea ya había elevado las inquietudes de varias empresas europeas involucradas en el desarrollo y fomento de las energías limpias en México frente a algunas decisiones gubernamentales que están afectando al sector, tales como la suspensión indefinida de las subastas de electricidad de fuentes de energía limpia y el cambio de la Regulación de los Certificados de Energía Limpia.

Por esta razón, la Delegación de la UE solicitó a la SENER organizar una reunión, pero desafortunadamente, hasta la fecha, ésta no se ha materializado.

“Lamentablemente ha habido un acontecimiento adicional en el sector que ha aumentado
nuestras preocupaciones y que hace que la necesidad de una reunión con representantes
gubernamentales relevantes sea incluso más apremiante hoy que nunca. Nos referimos al
Acuerdo para garantizar la eficiencia, calidad, confiabilidad, continuidad y seguridad del
Sistema Eléctrico Nacional (SEN), con motivo del reconocimiento de la epidemia generada
por el virus SARS-CoV2 (COVID-19) publicado por el Centro Nacional de Control de
Energía (CENACE) el 29 de abril de 2020.

Esta decisión sobrevenida del CENACE de suspender con plazo indefinido la entrada en
operación de plantas de energías renovables y limitar la generación por centrales eólicas y
fotovoltaicas en operación amenaza desincentivar la inversión privada, incluida la extranjera, según nos trasladan varias empresas europeas”, recalcó.

En esa misma línea se habría pronunciado la Comisión Federal de Competencia Económica al expresar sus inquietudes con respecto a esta decisión y considerando que “algunas de sus disposiciones tendrían efectos contrarios al proceso de libre concurrencia y competencia económica en el mercado de generación de energía eléctrica” y, por eso, recomienda que “las medidas que adopte el CENACE, a propósito de las centrales eólicas y fotovoltaicas en operación, estén basadas en estrictos criterios técnicos directamente vinculados a aspectos de confiabilidad, continuidad y estabilidad del SEN, y que estos criterios se hagan del conocimiento público”.

Jean-Pierre BOU indicó que la decisión del CENACE impactaría negativamente 44 proyectos de generación de energía limpia en 18 estados de la República, lo que pondrá en riesgo inversiones, incluyendo las de empresas de la Unión Europea, que superan los 6,400 millones de dólares.

“Comprendemos que la crisis del COVID-19 requiere medidas sin precedentes para minimizar el impacto económico y edificar lo antes posible un camino, para que el país se recupere, con lo cual expresamos nuestra sincera voluntad de cooperar.

“En este contexto, cabe mencionar que hemos acogido con mucho interés la carta que Vd.
dirigió a la Comisaria de Energía de la UE, Kadri Simson, el pasado 14 de enero, en la que
expresó la voluntad del gobierno mexicano de establecer un diálogo fructífero sobre asuntos energéticos entre la UE y México”, mencionó.

Recogiendo ese testigo, aseguró que a los Embajadores de los Estados Miembros de la Unión Europea y de la Delegación de la Unión Europea les gustaría reunirnos con la secretaria Rocío Nahle (incluso virtualmente si las condiciones aún no permiten reunirse en persona) para valorar las últimas medidas adoptadas en el sector de las energías renovables, conocer su extensión en el tiempo, y medir su impacto sobre la inversión nacional y extranjera, y sobre las repercusiones en el fortalecimiento del sector energético en general.